La estrechez de miras artísticas de George Orwell

Tenía a este escritor de gran parecido a Sean Penn por un tipo de refinada sensibilidad, abierto a nuevas tendencias estéticas que, allá por 1937, estaban bastante desarrolladas en lo que viene siendo Europa, mayormente hablando.

Pero me encuentro con este pasaje que me demuestra lo contrario, en 'Homenaje a Cataluña'. Semanas antes había recibido un balazo en la garganta (genial la descripción que hace de ese momento), así que quizá todo tuviera un poco que ver. Copio de la página 199, en la reciente edición de Debate:

Por primera vez desde que llegué a Barcelona, fui a echar un vistazo a la catedral*, un templo moderno y uno de los edificios más espantosos del mundo. Tenía cuatro torres almenadas con forma de botella de vino. A diferencia de la mayoría de las iglesias de Barcelona, no había sufrido daños durante la revolución; la gente decía que la habían conservado por su "valor artístico". En mi opinión, los anarquistas demostraron tener muy mal gusto al no volarla por los aires cuando tuvieron la ocasión (...).



*Orwell confundió la catedral con la Sagrada Familia (N. del T.)


Comentarios

  1. Amigo: no sé por qué iba a decaer tu interés por Orwell a la vista de su comentario. Si así fuera, te imagino lanzando por la ventana las obras completas de Trapiello, mutatis mutandis.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Mi interés sigue intacto, pero ahora le ha salido un pequeño granito.

    ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola, también en "Homenaje a Cataluña" Orwell hablaba de lo poco que le gustaba la comida española tan grasienta y citaba los chorizos. Y luego critica las relajadas costumbres de los españoles, como su divertida ineptitud.

    A mi me hicieron gracia sus comentarios, era so british...

    saludos
    David

    ResponderEliminar
  4. Orwell era un profeta .
    Lo que no hizo la FAI lo hará el AVE. Lo mejor de la Sagrada Familia , Templo Expiatorio , son la grúas . Conocí a un gruísta que se pasaba el día regando la Sagrada Familia con sus orines . Perfomance involuntaria .
    Lo que demuestra que el proleta de Barna es un clasicista . Excrementar encima de obras de arte es un clásico.
    Lo tecleteeetee cassi bene.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario