El tío menos creativo del mundo

Se llamaba José Luis. Un día decidió abrirse un blog. Pensó que quizá tenía algo que contar. Le habían dicho que alguna vez alguien había ligado por ahí. Probaría.

Su primera, y única entrada, decía esto:

"Nada más preciso que el silencio".

Y ni siquiera era suyo, porque lo dijo Mark Rothko en una de las últimas entrevistas que concedió.


Comentarios

  1. Ummm, es una historia buena, la que esbozas.
    ¿La vas a escribir?
    ¡Avisa!

    ResponderEliminar
  2. http://www.diariodenavarra.es/noticias/mas_actualidad/cultura/hay_que_mirar_frente_oscuridad_cada_dia.html

    ENHORABUENA EDUARDO.

    El jueves compraré el libro.

    Un beso
    S.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario