La guerra del tabaco

"Respondí que solo nos faltaban cigarrillos. Lo dije en broma, pero media hora después McNair apareció con dos paquetes de Lucky Strike. Se había aventurado por las calles oscuras plagadas de patrullas de anarquistas, que le habían dado el alto dos veces a punta de pistola para pedirle los papeles. No olvidaré ese pequeño acto de heroísmo. Nos alegró mucho que llevara cigarrillos". 

Extracto de 'Homenaje a Cataluña', de George Orwell, en la bonita edición de Debate, con tela de saco, página 129. 

Son muchas y variadas las menciones al tabaco, elemento básico y más importante de lo que pudiera parecer, de hecho, Orwell dice esto en la página 49: "En la guerra de trincheras hay cinco cosas importantes: la leña, la comida, el tabaco, las velas y el enemigo". 

Y lo dice en ese orden. "El enemigo ocupaba un triste último lugar". Di que es cierto que, en aquel frente de Zaragoza, podían pasar semana sin que asomara un soldado del bando nacional y era más probable morirse de frío que de un balazo enemigo. Y las balas, cuando herían, solían ser balas perdidas, así que tal. Mi abuelo, por cierto, sufrió una de esas. Caprichos del azar, y una pierna perdida para siempre. La guerra es así.

Imagino hartazgos y rabias de muy alto nivel por culpa de la escasez de nicotina. También por la escasez de otras muchas cosas, en ese tiempo de trincheras, como las mujeres, la comodidad, la higiene, etc. ¿Cuántos crímenes se habrán cometido para acallar las ganas de echarse un maldito pitillo, después de horas, días, de abstinencia? 

No solo faltaba el tabaco en las trincheras, también en la propia ciudad de Barcelona, donde en tiempo de guerra escaseaban y solo gozaban de él adinerados trapicheadores del contrabando. ¿Cuántos asaltos y emboscadas sangrientas para matar el gusanillo de la nicotina? ¿Cuántos ataques completamente temerarios, impulsados por el alcohol o sustancias más fuertes? 

En el caso del tabaco, me da por pensar que su ausencia jugó un papel importante en la contienda. A alguien esto le parecerá una chorrada, pero me temo que estas pequeñas chorradas son las que escriben la historia y definen su curso, más o menos sangriento.


¿Para cuándo un biopic de Orwell con Sean Penn en su piel?

Comentarios

  1. jaja, leo esto por ahi:

    Sean Penn Should Play George Orwell in a Biopic

    - [ Traducir esta página ]
    www.thebellforum.com/showthread.php?t=8736&page... - En caché
    1 entrada - 1 autor - Última entrada: 10 May 2009

    The resemblance is pretty close (I think John Kerry looks even more like him, but he's not an actor, ...

    ResponderEliminar
  2. De chorrada nada, fíjate si sería importante que en la tarjeta de racionamiento había una aportación para el fumador, de tal manera que si no consumías eso en tabaco, podías canjearlo por harina o legumbres o cualquier otra cosa. Mi tío abuelo fue obligado por sus padres a fumar para que constara en su ración ese concepto por ese motivo, para paliar el hambre. En la guerra, está claro, inhibe la sensación de hambre.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares