Sobre la importancia de las letras: un ejercicio

En España, tradicionales analfabetos en la lengua de Shakespeare, nos hemos acostumbrado a escuchar las canciones anglosajonas como un pack musical en el que apreciamos la melodía pero ni papa de la letra. Por suerte, las academias de inglés están mitigando esta carencia, pero no era raro llegar a escuchar canciones de largos minutos, tipo Desolation Row de Bob Dylan, si saber qué se nos cuenta, ni a santo de qué. Y eso es un modo un tanto capado de escuchar música. Como ver una obra de teatro en el gallinero detrás de una columna. Hasta que descubrimos que esa columna se puede suprimir y que, coño, el teatro era esto.

El otro día, mi hermano y yo, en un coche de alquiler con un solo cedé con música española tirando a lamentable, la empalagosa Amaia Montero, La Quinta Estación y cosas peores, nos detuvimos en Tenía tanto que darte, de Nena Daconte. Os pido que hagáis el siguiente ejercicio de tipo literariomusical.

Escuchadla un rato, así, tal cual, pinchando aquí.

Una vez escuchada, pinchad aquí.

Comentarios

  1. A veces es mejor, como en este caso, la leyenda urbana que la propia realidad.
    Son como las costumbres de muchos pueblos que justifican o tienen su origen en un historia épica o trágica que todos deciden conservar como cierta.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Sí, a mí también me contaron eso y luego me dijeron que no era cierto. En cualquier caso, y aunque sea noño, me gusta la letra con ambos sentidos.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante el ejercicio. Pero me parece que, en realidad, supera el asunto de los idiomas en los que se canta una canción, para pasar al resbaladizo (y seductor) mundo de las dobles, o triples, lecturas de un texto, de los que algunos autores (Borges, ahora recuerdo al vuelo...) son maestros.

    En realidad el caer en la cuenta de una posible doble lectura de un texto, produce una satisfacción intelectual inmediata, como el descubrir de pronto un paisaje velado. La del teatro de su post es también una buena metáfora del asunto.

    ResponderEliminar
  4. El teatro de mi post? A qué se refiere..

    Javier, gracias por la visita. Enlazo tu blog.

    Estela, un saludo cordial, como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Coñe... ¿a que va ser? A lo de ver una obra de teatro detrás de una columna, etc. etc. que Vd. cita en su post.

    ResponderEliminar
  6. Perdone, que había ido al excusado en el entreacto...

    ResponderEliminar
  7. Hay muchas canciones en las que saber lo que hay detrás de una letra puede darles otro sentido. Creo que pasaba bastante con algunos cantautores durante el franquismo. El ejemplo clásico puede ser 'Al alba', que se puede entender de muchas maneras, pero Aute pensaba en una bastante dramática.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares