Es

El jueves estuve otra vez en la asamblea del Grupo de Trabajo de Economía, subgrupo de Trabajo de Sistemas Financieros, en la pza. Vázquez de Mella. Me pasé primero por la de Gestión Cultural, que depende de Educación y Cultura, y me encontré con una conocida que me soltó un rollete sobre el tema. Antes, asistí a un debate sobre el sexo de los ángeles, con intervenciones teñidas de un personalismo raro, que no me atrajeron. Rollo asambleario puro y duro. Si alguien no está de acuerdo, no hay consenso. Mucho metadebate, metaaclaraciones, metaalusiones a reuniones del día anterior y si no has estado mejor te callas. Los del grupo superior les habían tumbado la mitad de las propuestas, y se estaba gestando una escisión. Una de las definiciones no aprobadas era la de "todos los ciudadanos somos cultura", entendiendo que todos somos, por el mero hecho de existir y hacer cosas, un acontecimiento cultural. Lo mismo que el tío del taparrabos en Nueva Zelanda. No diría yo que no, ya puestos. Pues al grupo de trabajo padre no le había gustao un pelo. Decidí largarme y compadecí, de buen rollo, a esos compañeros voluntariosos que llevaban días y días discutiendo con paciencia jobiana esas propuestas cuyo desenlace y llegada a buen puerto es más que incierto. Tenían previsto seguir con las asambleas sine die.

Una cosa me gustó, de lo que me comentó mi conocida, con la que compartí en julio pasado un curso de Gestión Cultural: "Aquí estamos todos aprendiendo". 

Me fui no sin que me atacara un pequeño aguijonazo de soledad, o de desubicamiento existancial. Lo combatí pasando por la FNAC y comprándome unos auriculares fucsias para el iPod. Luego paré en una terracilla que he descubierto, en los pliegues de Gran Vía, y me tomé una majestuosa jarra de cerveza a cinco eurazos la unidad. Sabía que tenía que acudir a la asamblea financiera que había comenzado hacía un largo rato, pero algo me decía que debía tomar esa caña y leer las páginas del libro que estoy leyendo, y a cuya autora entrevisto este jueves (La memoria de las hormigas, Iolanda Batallé). Últimamente hago caso a ciertos impulsos, y creo que es bueno hacello. Seguí el impulso de elegir ese libro entre la buena cantidad de libros entrevistables que se nos presentan, y estoy encontrando en esas páginas un huevo de hallazgos, metacoñas que solo yo celebro incluso casualidades que me escaman y alegran a partes iguales. No recuerdo ninguna ahora. Lean ese libro, es bueno. 

Llegué a Vazquez de Mella, cuando la fiesta llevaba mucho rato empezada. Mi cometido ahí: dar apoyo presencial. Quizá una insignificante difusión con estas notas dispersas mías, algo es algo. Me agradó ver a gente del día anterior, sobre todo a un tal Manolo, un tipo parecido a Carlos Saura, vehemente pero dialogante, buena gente, que había redactado una serie de propuestas, recogiendo lo hablado el día anterior. Se trataba de lograr un acuerdo de mínimos, recoger todo el sentir reivindicativo, crítico por no decir combativo, contra ese enemigo social que hoy se llama sistema financiero.

Pronto se hicieron las diez de la noche, y esa gente llevaba desde las siete. Cuando llegué, aún estaba Juan Diego Botto, que se ha implicado en la historia. En el foro que se ha creado, en que se intercambia información concretísima a todo trapo, participa. Le acabo de mandar las actas, que no encontraba, y me ha respondido, atento, correcto. Su concurso puede dar una visibilidad importante a este grupo que, por lo que vi, senti, no es un atajo de antisistemas con ganas de destruir el mundo desde dentro para dedicarse al cultivo de cannabis y al arte del cuenco tibetano. Nada más lejos.

Caía la noche y la cohesión entre los allí asistentes ganaba enteros. Había confianza, un clima más cercano, menos encorsetado. Entró en escena un jamaicano que debía haberse esnifado medio bote de pegamento, con ganas de hablar, quería el altavoz. No era plan, a punto de aprobar, el acuerdo de mínimos, y esas alturas de la película. No llamó hijos de puta, mala gente, cabrones de mierda, fachas de los cojones.

Nos sorprendió la presencia de un tipo vestido de oscuro, parecido aquel sórdido Daniel Ducruet, que parecía haber venido para boicotear la cosa. Hacía preguntas o propuestas en la dirección contraria, sobre asuntos ya superados, como para hundir el debate. Empezaba a exasperar al grupo. Preguntaba y, cuando se le proporcionaba una respuesta, se ponía a hablar por el móvil. ¿Infiltrado policial? Hacía fotos.

Poco antes de las diez y media, se disolvió la reunión, con la satisfacción de haber alcanzando una conclusiones comunes, aceptadas por todos. Me hubiera gustado participar más, pero sinceramente no me veía a la altura. Notaba, y ya digo que ahora me guío por sensaciones que me llegan como del Más Ashá, que lo que había que hacer allí era dejar hacer. Por un momento, sentí que estábamos jugando a cambiar el mundo. Unos tipos en una plaza que diagnostican los males del mundo, y proponen un tratamiento. Es mejor eso que jugar a guerras. O hacerlas, si se me permite el puntito demagógico. 

Me callo ya y cortoypego lo acordado en la reunión del 26 de mayo, del subgrupo de trabajo de Sistemas Financieros. 


GRUPO DE TRABAJO DE ECONOMÍA
SUBGRUPO DE TRABAJO DE SISTEMAS FINANCIEROS
ASAMBLEA del 26 de Mayo
  • Se reune la asamblea con el propósito de definir una serie de valores y principios que definan nuestra filosofía y además alcanzar el máximo consenso en las propuestas prioritarias alcanzadas a través de las asambleas anteriores.
  • Se realiza una síntesis de todas las propuestas vistas hasta ahora y, por consenso, la asamblea decide tomar ese documento aportado por uno de nuestros compañeros como base para el comienzo del debate.
  • En la línea de Principios y valores destacamos también el resumen que durante lo visto en la asamblea, realiza otro de nuestros compañeros. También hay consenso en cuanto a esta aportación y son los siguientes.
PRINCIPIOS:
VALORES:
  • Defensa del ciudadano frente al sistema financiero.
  • -Transparencia
  • Justicia social
  • - Inclusión
  • Redistribución de la riqueza
  • - Participación.
  • Control del ciudadano sobre el sistema financiero.
  • - Coordinación.
  • Soberanía
  • - Comprensión.
  • Sensibilización/educación
  • - Denuncia

  • - Dignidad.



  • Las PROPUESTAS que la asamblea ha decidido por consenso presentar a la Asamblea del GRUPO DE ECONOMÍA de mañana día 27 han sido las siguientes:
      • Someter a referéndum el rescate bancario en España, garantizando los depósitos de los ciudadanos.
      • Paralización inmediata del expolio de las Cajas de Ahorros y la utilización de las mismas para reforzar un sistema financiero público, junto con el ICO y junto con toda entidad que haya sido rescatada con fondos públicos.
      • Subordinación del poder financiero al democrático, transparencia y control democrático de las actividades bancarias públicas y privadas:
    • Separación de actividades de inversión y especulativas.
    • Responsabilidades penales y patrimoniales a gestores financieros, agencias de calificación e instituciones financieras, tales como el F.M.I, Banco de España y Banco Central Europeo.




A 26 de Mayo de 2011, Pza. Vázquez de Mella.

Comentarios

  1. "Yo creo en el Individuo, descreo del Estado. Quizás yo no sea más que un pacífico y silencioso anarquista que sueña con la desaparición de los gobiernos. La idea de un máximo de Individuo y de un mínimo de Estado es lo que desearía hoy…". Borges, mismamente.

    Soñar con la desaparición de los gobiernos es una utopía, porque toda sociedad necesita organizarse, pero la idea de un mínimo de intervencionismo y un máximo de Individuo es una opción atractiva y posible.
    Es que de economía yo sólo entiendo de la "casera", en niveles superiores cualquier opinión al respecto sería un desatino por mi parte, esa la dejo en manos de los economistas y de quien tiene una visión más global, a la par que formada, de los temas financieros y empresariales.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ojo! Ese "atraYeron" que ha escrito hace pupita a los ojos.

    ResponderEliminar
  3. Cuidao con Borges. Gran escritor, pero un facha de cuidao.

    Beri, muy bien visto. gracias

    ResponderEliminar
  4. No sé. Si después de una asamblea en la que te da cosa intervenir porque crees que no estás a la altura, el parto da como resultado las propuestas que transcribes, vamos cranealmente.

    Para este viaje bastará con dar al personal un par de libros o sentarlos a ver "Inside job". Así nos ahorramos las concluisiones de la comisión de economía.

    Como siempre, la pregunta es cómo se hace, no qué se hace, porque todo lo que se propone está ya recogido en testos legales.

    En cuanto a los principioos/valores, no me queda claro el contenido de muchos de ellos.

    No sé cuántas comisiones habrá funcionando. La cosa solo tendrá éxito si deviene en un movimiento revolucionario total o en selectivo. Lo primero va a ser difícil. Tal vez toca elegir objetivos concretos. Es una buena forma de demostrar poder y ser tenidos en cuenta.

    Los cascos rosas para el Ipod no se si son contraproducentes o paradigmáticos.

    saludos,

    Passy

    ResponderEliminar
  5. Eduardo, una pregunta para ti, que estás siguiendo la cosa. ¿Hay debate y mucho debate pero pocas propuestas serias y viables o también las hay, de las que se pueden poner en marcha sin que al día siguiente te echen de la UE y todo el sistema se vaya al carajo?

    ResponderEliminar
  6. En lo que he podido ver, hay debate y propuestas que no llamaría yo incendiarias (siempre hay alguien q invita a salirnos de la UE y tal), pero en general, en las asambleas del tema financiero, vi un nivel de concreción y de pies en el suelo bastante interesante.

    Lo que luego se ha sintetizado, y aqúi contesto a Passy, es un resumen muy resumido, y con clara intención de que sea entendido por todos. Es valorables este esfuerzo de 'traducción', porque los debates alcanzaron un importante nivel de tecnicismo. Como ver 'Inside Job' pero en versíon castiza y con gente NORMAL (como la q va en el metro) en vez de banqueros de Wall Street.

    Me dejaron buen sabor de boca las del asunto financiero. Otra más cultural/humanístico me dieron ya más pereza, como digo al principio del post.

    El sábado me metí en Sol, con dos amigos, a echar una mano un rato. Separar propuestas, de las muchas que la gente va dejando en departamentos estancos habitilitados para tal fin. Me sorprendió comprobar la sensatez de la mayoría de ellas, lejos de la meada fuera de tiesto o el tumbemos el sistema. Cosas concretas, en Educación, como fomentar la educación creativa, la sensibilidad, aumentar el número de psicólogos clínicos en las aulas, oposiciones más completas y variadas, y un montón más que no recuerdo, pero que me parecieron perfectamente válidas y enriquecedoras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares