Partida terrorista

Esta mañana, camino a la oficina, pensaba en un dato que leí ayer: desde 2007, han sido detenidos 430 militantes etarras, así como ocho mandos de dirección dentro de la banda. El actual gobierno ha mantenido negociaciones con los terroristas pero, cuando se ha visto que no había pasos hacia la paz, no le ha temblado el pulso a la hora de perseguir y encarcelar. Ahí está ese dato, al menos.

Pensaba en cómo el actual gobierno tiene todas las de perder, en las generales de 2012, como las tenía también de perder en 2004, hasta que un descarrilamiento violento de los acontecimientos rompió cualquier lógica e inercia políticas. La mala gestión de aquella crisis provocó el castigo del electorado, y el partido de la oposición se coló en La Moncloa. Ocho años después, qué pasaría si esos islamistas radicales con txapela plantaran el siguiente órgado al todavía gobierno de Zapatero y al electorado español: Voto PSOE = adíós definitivo a las armas. 

No creo que ETA quisiera implicarse tanto en la vida política española porque, en el fondo, más allá de su ombligo soberanista no le interesa nada. Pero no es descabellado admitir que tendría en sus manos el poder suficiente como para determinar la dirección de millones de votos. Claro que todo puede hacerse sotto voce, y lograr una entrega de las armas que, antes de las elecciones, encontraría el probable premio de los votantes.

Si yo fuera Rajoy, estaría bastante tenso ante la posibilidad de una tercera derrota electoral consecutiva en unas generales. Me temo que no tiene vez, ni voz, en esta partida terrorista que, en el caso de resolverse con el anuncio de la paz definitiva, inclinaría los votos hacia el nuevo candidato socialista.

Comentarios

  1. No creo que ese órdago cambiara muchos votos, es muy difícil cambiar intenciones de voto y con este tema tan delicado, igual hasta se volvía en su contra.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cuando vas a volver a hablar de pájaros carpinteros...? :(

    ...

    Que tengas una semana genial.

    ResponderEliminar
  3. Creo que incluso eso está amortizado ya por los electores. Las elecciones no se ganan: las pierde alguien que está llamado a seguir en el Gobierno o subir hasta él. Lo único que puede hacer que el PP no las gane no es lo que haga el PSOE, sino los errores de Rajoy y sus chicos, que no son descartables. Conviene recordar que su asesor electoral principal es el mismo que en 2004.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares