Verano del 57, festival de Woolton

"El verano de 1957, Paul fue al festival en Woolton. Ese día tocaban los Quarrymen. Un amigo común, presentó John a Paul. Paul estaba impresionado de que John tuviera una banda. Y John, porque Paul sabía afinar guitarras. Una semana después, Paul se unió a los Quarrimen".

En estas seis sucintas frases se encuentra el origen de toda la música moderna, la génesis del grupo más relevante e influyente, por no decir el mejor, el más ambicioso, el más original, que ha dado el pop. El antes y el después de la música que hoy escuchamos. El narrador del documental las locuta sin cambiar su monocorde tono, aunque consciente de lo fundamental de ese encuentro en apariencia irrelevante, dos tipos que se conocen una tarde (a partir del minuto 8'36", en este documental).

Acojonante, como decía Culograsa en Cuenta conmigo.

Ahora, las cuestiones que me asaltan son: ¿Quién era aquel amigo común que les presentó? ¿Fue consciente alguna vez de la trascendencia de su hecho? ¿Qué tipo de atracción surgió entre Paul y John? ¿Descubrieron al instante, como dicen que hacen los gays con los otros gays, que eran de la misma genial pasta y que tenían que unir sus talentos? ¿Cómo fue el ingreso en los Quarrymen? ¿Lo propuso John o lo pidió Paul? ¿Qué hubiera pasado si Paul no hubiera acudido a aquel festival de Woolton, en el verano de 1957?

Esta última respuesta me la sé: los Beatles no habrían existido.

Pero, ¿podríamos pensar que alguna fuerza, llamémosla hache, impulsó a Paul a acudir a aquel evento, y a John a no resistirse al hechizo de Paul?

Eso o el azar más rampante, que no deja de ser fascinante, quizá más que la versión patafísica del hecho.

Comentarios

  1. Lo de los gays me ha dejado "ojiplática", que diría Sobera... Tengo que interrogar al primer gay de confianza para corroborar el asunto. Debe de tratarse de una leyenda urbana, seguro.
    En cuanto a estas uniones que generan leyendas, creo que son cosas tan fortuitas como excepcionales, por eso historicamente no se repiten fenómenos Beatles, ni Bonnie y Clyde, ni Reyes Católicos... Y en todos los casos es como juntar el pan con la gana o la cerilla con el barril de pólvora.
    Por cierto, documento excepcional estremecedor, como curiosidad.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares