Subvenciones

Me han enviado un  mail con ánimo de picarme, y no sólo lo han conseguido, porque estoy picajoso, sino que han logrado que me replantee un poco esa cosa de la Cooperación Internacional que a priori todos defendemos, pero que nos plantea el dilema de si las asignaciones son justas, pertinentes, cuando no hinchadas a favor de tal o cual ONG cuya honradez se da por supuesta. 

Porque viendo el desglose del programa de cooperación internacional «Mujeres y Desarrollo» que incluye el BOE, uno se pregunta si estos proyectos son tan urgentes y si ese dinero no estaría mejor destinado a paliar carencias varias que sufre la población española. Me siento un monstruo por albergar estos pensamientos, pero no puedo evitar mosquearme, será porque estoy picajoso y aún no me han pagado, al ver datos como estos: 

-60/2010

Colombia.

Red Departamental de Mujeres Chocanas.

Empoderamiento político y económico de las mujeres chocanas e incidencia para la generación de políticas públicas de equidad de género.

68.600 euros

- -

47/2010

Guatemala.

Asociación para el Desarrollo Integral de Guatemala Maya, Ajsamajel Winaq, (gente trabajadora) ASODIGUA.

Potenciar el acceso, uso y apropiación social de las tecnologías de información y comunicación para promover la equidad y el empoderamiento de la mujer indígena.

48.900 euros

- -

33/2010

Ecuador.

Corporación Humanas Ecuador.
Generando capacidades para la promoción y defensa de los derechos de las mujeres con particular énfasis en mujeres indígenas a nivel nacional, regional e internacional.

68.600 euros

- -

Y así, como cuarenta proyectos más.





Y perdonen la demagogia.

--

Comentarios

  1. No creo que incurra en demagogia.
    Coincido con usted en que esas subvenciones --al margen de aportar un granito de arena que nada cambiará en escenarios de profunda vileza-- constituyen un gesto a la galería y, por ende, de consumo doméstico.
    La solidaridad entendida como CARIDAD jamás ha solucionado nada, sólo ha servido y sirve para hacer llevadera la ignominia.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario Félix.

    No sé si es tanto caridad, o un intento de paliar desde la raíz, problemas arraigados en ese tipo de sociedades, lo cual no deja de ser loable. Seguro que si vemos un documental sobre la violencia que se produce en esas latitudes cambiábamos de opinión.

    Pero hay un tufillo a vaguedad burocrática en la mera redacción de los proyectos que los convierte en sospechosos. Desde fuera, además, las partidas parecen exageradas. CAsi 70.000 euros para colocar unas ordenadores y dar unas clases?? (En uno de los proyectos de inmersión tecnológica.)

    ResponderEliminar
  3. El otro día oí algo inquietante. El 70% de los presupuestos de la ongs españolas van para gastos administrativos en la propia españa. También oí que un millón de personas trabajan, con nómina, en las ongs españolas. Si es verdad, las ongs son un pufo.

    ResponderEliminar
  4. "No me les demos peces, enseñémoslos a pescar", que dijo no se si Vicente Ferrer o Teresa de Calcuta, o ninguno de los dos, pero ambos se entregaron generosamente a causas nobles desde esa convicción.
    A mí siempre me queda la duda de dónde va el dinero y quién se lucra merced a la miseria de tantos. Eso no sólo me indigna, sino que es una razón para no soltar ni un céntimo, salvo en raras excepciones en las que creo que mi aportación ha ido igualmente a los bolsillos equivocados.
    Y a mí aún me pagan, aunque menos por mi mismo trabajo realizado con idéntico celo, pero me indigna tanto o más cuando compruebo que los cien aparatos de glucemia que me entregó la administración en enero del año pasado para entregar a mis paciente, este año la propia administración me pide que los retire porque ha concursado una nueva empresa y han vuelto a comprar otros cien a otro laboratorio (tal vez amigo del nuevo jefe de tal en los servicios centrales), y los del año pasado, en perfecto estado de uso, se pudren en un rincón del almacén junto a cientos de tiras de glucemia, a 40 euros la caja, que igualmente caducan junto a esos aparatos. Quien dice eso, dice cientos de impresoras que se retiran nuevas, ordenadores etc, etc... Y esto es a lo que ha estado jugando, y aún juega con lo poco que queda, la administración pública con el dinero de todos en beneficio y lucro de unos pocos.

    ResponderEliminar
  5. Bill GAtes dice esto (leído en La Información):

    A través de una carta anual (una especie de hoja de ruta de su proyecto) Gates invita a los países ricos a que no se refugien en la crisis para abandonar la ayuda al desarrollo.

    Creo que a los países ricos les conviene seguir invirtiendo en ayuda al exterior. Si las sociedades no pueden proporcionar sanidad básica a sus pueblos, si no pueden alimentar ni educar a la gente, sus poblaciones y problemas crecerán y el mundo será un lugar menos estable.

    ResponderEliminar
  6. ¿"ese tipo de sociedades"?......

    ...........



    ...........

    "Ese tipo de sociedades"...

    Hmmmmm...

    ...........

    ResponderEliminar
  7. Náufrago, tengo una amiga que trabaja en ONU Mujeres y seguro que estará encantada de aclararte esta historia. Le hago llegar la entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Me ofende leer estas cosas porque creo que es más fácil quejarse que solucionar.
    Conozco el funcionamiento de varias ongs, y no hablo sin saber. El comentario de "El 70% de los presupuestos de la ongs españolas van para gastos administrativos en la propia españa. También oí que un millón de personas trabajan, con nómina, en las ongs españolas. Si es verdad, las ongs son un pufo", me deja estupefacta ante la imposibilidad de entender que la gente debe tener un salario, y el no entendimiento de ello. Yo de lo que estoy cansada es de que ciertas personas vayan diciendo por ahí que la gente que trabajamos en un ONG no tenemos que cobrar, cuando hemos estudiado para ello, hemos pagado un master, hemos sido voluntarias durante meses, incluso años, hemos viajado a paises para formarnos pagándonos los billetes y la manutención y lo más importante de todo, lo hemos hecho porque creíamos que desde dentro íbamos a poder conseguir que algo cambiara, y que las situaciones que otros ven desde los sofás de sus casas pudieran hacernos crecer y seguir intentando cambiar.
    Lo del 70€, ROTUNDAMENTE falso, o por lo menos si hay alguna prueba debe ser de casos aislados. No puedo dar fe de todas las Ongs, no puedo justificar trabajos que a veces se hacen mal, o famas que algunas llevan porque se lo han ganado. Pero como trabajadora del sector, puede afirmar que la gente debería informarse mejor de las cosas, no hablar por hablar y entender que muchos de nosotros estamos ACTUANDO para que algo cambie, aunque como nos enseñaron y sabemos, todos los cambios, son para largo.
    Un saludo,
    Ana

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tu comentario, Ana.

    Yo no digo que se cierre el grifo a la Cooperación Internacional, pero sí que se estudien con lupa los proyectos y se valore la urgencia y pertiencia de todos ellos, teniendo en cuenta la situación de crisis económica que vive España.

    ResponderEliminar
  10. Lamento leer la opinión de aquellos que se asombran al descubrir que los trabajadores de ONGDs tenemos un sueldo.
    Qué injusto, no? Injusto que tras tener una carrera universitaria, un Master y uno o dos idiomas trabajemos a cambio de un sueldo… Pues les diré que de lo que se trata en nuestro sector, como en cualquier otro sector, es de realizar un trabajo profesional, como así lo exigen las personas por las que trabajamos, a las que no les damos peces, sino que les enseñamos a pescar.

    Y si bien es verdad que vivimos un periodo de crisis económica, les diré que somos simplemente un eslabón más de la cadena de un mundo globalizado, en el que lo que hagamos “aquí” afecta “allí” y viceversa.

    Así que basta ya de justificar nuestra pasividad con excusas y desconocimiento de causa, basta ya de criticar el trabajo de las ONGDs si uno nunca ha sentido en su piel la agonía de los que se levantan preguntándose como sobrevivir el día…

    Un tercio de la población mundial vive con menos de un dólar al día, lo mismo que nos cuesta nuestro café de las mañanas.

    La crisis que vivimos no es económica, sino humana.

    Cristina

    ResponderEliminar
  11. No he entendido muy bien los comentarios de Ana y de Cristina. Demasiado lugares comunes para que me digan algo. De todas formas, me alegro de que exista gente que crea que está cambiando algo allí por cobrar un sueldo aquí, y que defienda su nómina como el peón de una cadena de montaje, por ejemplo, o el panadero de la esquina al que le compro el pan.

    Nunca he dado un duro a una ONG, ni creo que lo haga porque no me las creo, salvo la pasta que por defecto me sopla el estado con las crucecitas de marras en la declaración de la renta, que de esa no te libras ni aunque quieras. Obligado a ser solidario con los asalariados patrios, por sistema. Pues vale. Al menos alguno se va de viaje gratis con el llamado turismo solidario.

    ResponderEliminar
  12. Ja_Salinas
    Creo que me he expresado bastante bien, solo para el que quiere escuchar, claro, y el que no se cierra en banda con una opinión que ni sustenta ni creo que se funde en nada, más que en prejuicios y en ideas preconcebidas.
    Sin haber estado dentro y saber como funciona, creo que es muy fácil hablar por hablar.
    "Cambiar algo allí por cobrar un sueldo aquí", y yo me pregunto: ¿ es que no tenemos derecho a cobrar un salario digno por nuestro trabajo como muchos otros? ¿crees que la ayuda consiste simplemente en llevar dinero y ya está?
    Creo que no te has interesado en investigar como funcionan los proyectos y qué hace falta para que se desarrollen.
    Mi nómina me la gano día a día como todos, no encuentro ningún motivo para que te metas con mi trabajo.
    Y "nunca he dado un duro a una ONG", me parece bien, cada uno tiene sus convicciones y ayuda, si quiere, de la forma que mejor considere. Mucha gente lo hace a las organizaciones que conoce de cerca y que sabe por personas cercanas.

    "Alguno se va de viaje gratis con el llamado turismo solidario", simplemente comentar que me rio por dentro al pensar como puede uno creer algo con tanta convicción y hablar con tanto descaro sinplemente por defender una posición que no se ha molestado en contrastar. En desacuerdo con el estado, en desacuerdo con las ayudas, en desacuerdo con el sistema.
    Sólo te digo: si no te gusta, no te quejes, haz algo.

    De todas formas quería recalcar que la labor de una ONG desde siempre es no existir, porque lo que comenta Cristina sobre los peces, eso hacemos, o pretendemos, que ellos aprendan a que no tengamos que ir mas.
    Y ya, me despido, no creo que deba argumentar más, cada uno es libre de pensar lo que quiera, simplemente quería dejar claro que hablar por hablar, me parece tontería, y que el que quiera cambiar algo que actúe.
    Yo he decidido trabajar en una ONG, puede que en unos años haga otra cosa. Cada cual que soporte sus responsabilidades y sus deberes como quiera, pero por favor, un poco de información de verdad.
    Un saludo,

    Ana

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares