26.2.11

Soplaza

Ayer cuando entraba a Pamplona por San Jorge, que no es una entrada triunfal precisamente, porque hay algo de un Belfast que no conozco pero con parejotas con críos y chándal y botas Goretex, cuando entraba en Iruña por ese acceso, digo, a lomos de un PLM que nos torturó a todos con cinco horas de un ñiquiñiqui insidioso, un poco de Tres en Uno, por favor, cojones, ayer, digo, entré en mi ciudad natal y me fijé en esa plaza.

Es una plaza distinta a todas, porque está soterrada, por lo que bien podría llamarse soplaza. La llevo viendo toda mi vida, pero sólo desde un autobús. Cuando entraba a Pamplona por ahí, en tiempos que teníamos la casita en un pueblito cercano, hasta que los herribatasunos y secuaces nos echaron, vía extorsión por ser mi padre francés, no me fijaba en esa plazoleta: sólo se puede ver desde la alta ventanilla de un autobús. Sí la veía, en cambio, cuando el bus del cole, que se recorría ciudad y media para dejar a todos los chavales en sus casas repartidas por toda la comarca. La veía, y me fijaba en ella, con esos conductos, entradas, cosa un poco laberíntica. Siempre había gente un si es no es real que la cruzaba. ¿A dónde irían? Eran como nosotros o no sería que vivían en una sociudad, un universo municipal trazado por debajo de los planes urbanísticos oficiales, una planta -1 de Pamplona en la que se desarrollaba otra existencia, quizá más grata y con menos chirimiri. Puede que, a lo mejor, en esa ciudad subterránea, el equipo local de fútbol hasta ganara ligas, y fuera de los mejores dentro del campeonato varios metros bajo tierra.

Me volví a fijar en esa plaza extraña, sí, lo diré, arrealista, y me quedé con ganas de, algún dia, atravesarla. No sé ni cómo se llama, pero mis lectores más hiperlocales imagino que hace tiempo la han ubicado en sus mentes. En ese cruce de caminos algo intrincado, donde en su día había un restaurante de gracioso nombre, La Ballena Verde, no lejos de un putiferio de no menos pintoresca denominación: Ben-Hur. 

Es curioso, sí, ese lugar, porque sólo existe desde las alturas. Hay que estar alto para ver su condición bajuna. Por eso la gente que vive con los pies en la tierra, a ras de suelo,  y que compra leche fresca todas las mañanas, no la ha visto jamás ni se cree este post.

10 comentarios :

  1. Tienes que ir a esa plaza. Aunque me he quedado con la duda de si existe.

    ResponderEliminar
  2. pos no caigo Nau.

    Creo saber de qué sitio hablas, pero no sé no sé...

    La entrada a Patcity desde ahí es muy arrealista si señor ;)

    Saludics

    ResponderEliminar
  3. Ok, la ubiqué. Primero pensé que era la Plaza de los Fueros, pero me extrañaba que no la hubieras pisado nunca, y además no sabía que el PLM pasara por San Jorge, yo siempre entro por la Avda Zaragoza...
    La conozco pero yo desde la ventanilla de un coche. Mi cabeza también ha pensado alguna vez en ella, es como si estuviera puesta allí como un pegote!
    Vienes a la "Velada"?

    ResponderEliminar
  4. La plaza de San Jorge, la que es como una plaza de los fueros mal diseñada, y muchísimo más profunda. Yo sólo la veo desde el coche, todas las semanas, y siempre digo lo mismo, algún día a ver si me acerco, pero nunca me he acercado. Esa zona siempre me ha producicod tristeza.

    ResponderEliminar
  5. Náugrafo, yo que soy viejuno te puedo contar que esa plaza se hizo no como tal, como plaza, sino ante todo como paso subterráneo para los vecinos, que si no, con el tráfico tremendo que tiene la hoy llamada Avenida de Navarra, veían peligrar seriamente su seguridad y su vida. A principios de los años setenta se había construido esa Avenida de Navarra (mucho tiempo la gente la llamó la Variante, así sin más), para evitar que los coches que querían atravesar la ciudad lo hicieran por la Avenida de Zaragoza y por el centro, pero como los vecinos de San Jorge veían que ellos la iban a sufrir más que nadie, lograron que estuviera construida y cerrada varios años. Esa variante igual estuvo cinco años hecha pero inútil, vacía. Sólo cuando la presión conjunta de esos vecinos de San Jorge y de los de la Milagrosa, que soportaban un enorme tráfico de entrada a la ciudad por la Avenida de Zaragoza,logró, como magro resultado, ese pasaje subterráneo-plaza. No era una gran solución, claro, porque la avenida sigue partiendo en dos el barrio de San Jorge, pero calmó los ánimos. En fin, menudas broncas hubo por eso en Pamplona en los años setenta.

    ResponderEliminar
  6. Pamplona está llena de arquitectura y urbanismo arrealista, o feo, si quieres. Tu Bro dice que no, pero a mí me parece que le dan un toque cyberpunk acojonante a esta ciudad de minimalismos zen.

    Ejemplos: el edificio singular, las casas con escaleras en frente del mítico Q-zar, la plaza de los toboganes (tambíen míticas vorotas), el centro comercial de carlos III y otras galerías de interior, etc.

    ResponderEliminar
  7. En Pamplona siempre hay broncas por sandeces. ¿Loseta o adoquín? ¿Supresión de las aceras en la Estafeta o no? ¿Acondicionamiento para uso recreativo de la vuelta del castillo y fosos de la ciudadela o salvaje urbanismo de cesped y caminos enlosados eliminando el ecosistema de cuatro cardos borriqueros y tres lagartijas? ¿Estadio de El Sadar o Reyno de Navarra? ¿Mosaicos de piedras burdas en la Plaza del Castillo: si o no? ¿Peatonalización de Carlos III o vía de circulación de vehículos? ¿Descafeinado de sobre o de máquina? ¿Azucar blancquilla o moreno... sacarina?

    Y sobre todo, lo que más me flipa es la capacidad que hay con estas chorradas para elevarlas a niveles de debate identitario o de fascismo o no del asunto. Acojonante.

    ResponderEliminar
  8. Borota será con be, no Marcos!! jaja En mi mente siempre la tuve con be..

    Gran razón tienes. El de los txistus merece capítulo aparte. Pero qué casualidad, ayer mismo me fijé en el Singular, que creo q no envejece mal, imponente, cienciaficticio, curioso...

    --

    Gracias Ayacam, prodigiosa memoria urbanística-viaria la tuya. un abrazo

    --

    Cierto, Ja_, esa plaza es como primahermana de la de los Fueros.

    --

    A la Velada de los Encuentros? No pude ir, Eloyse...

    --

    Si hombre, Pat...
    saludicos

    --

    Iré, iré, Periferia....

    ResponderEliminar
  9. En mi mente siempre era con uve, pero ahora que lo dices, es una eusko palabra, ¿no?

    Ej:
    He hecho borota la ultima hora de clase de euskera porque la Mirentxu no ha venido

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs