Triste país (y dos)

Tomo unas cervezas con Álvaro en la Daniela, creo que se llama, por Ramón de la Cruz, un barrio agradablemente pijo que se agradece como contraste a tanta Malasaña en que cada semana se abre (y cierra) una nueva librería.

Álvaro ha vivido muchos años en Los Ángeles, casi desde que dejamos la carrera. Es buena cosa si quieres o eres cineasta. Le dije que me gustaría conocer esa ciudad, en la que el tudelano Rafael Moneo ha levantado una catedral como una catedral. Recuerdo una frase de Wim Wenders, sobre L.A. Decía que le gustaba pasear, en esa ciudad en que nadie pasea, por sus avenidas arrealistas, sintiendo el alivio de quitarse todo el peso de la tradición, la cultura, el Renacimiento, Europa, sobre sus hombros.

Me gustaría probar esa sensación, y por eso tengo ganas de viajar, algún día, a EEUU. (Aunque no hacerlo jamás, también tiene su cosa estética, como hace Lars Von Triers.)

"No te va a gustar", me contestó Álvaro. Quizá si para una semana, pero no más. Los Ángeles ya no es lo que era (en los cuarenta, cincuenta), me vino a decir. Que el hip-hop se lo ha comido todo, y que hay muchas rubias, sí, pero que no son precisamente marilyns, sino recauchutadas con las neuronas aún por desarrollar. Conocí a una de esas, era la novia de un ayte. de dirección californiano, con nombre de jugador de baseball. Mientras esperaba a su novio, leía libros, con mucha foto de culturismo; mantener con ella un mínimo diálogo era difícil como pescar con un palillo.

Esto, las revelaciones de Álvaro, me hicieron pensar en un proceso de banalización del mundo descomunal. Porque, como dice Normal Mailer en La fe del grafiti, a veces, de un modo inexplicable, se transmiten las cosas, y el grafiti aflora en todas partes del mundo de un modo casi simultáneo, y las rosas florecen en todos los campos a la vez. Y la molicie del espíritu avanza imparable, desde el epicentro norteamericano.

Comentarios

  1. Más vale pát-city en mano que a donde hay "queir" volando.

    Saludics Nau majo!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario