Tindaya, sí

En primavera de 2000, viajé con mi familia a Fuerteventura. Me impresionó, nada más bajarme del avión, la tonalidad de sus paisajes, ese amarillo creo que camel, como se dice en la jerga textil, la analogía cromática con un desierto saharaui que estaba a tiro de piedra, porque esta isla es la más cercana al continente africano, 97 kms les separan, y digo esto exwikipediae.

Un amigo de la familia, que llevaba un tiempo instalado en la isla, nos hizo un tour en todoterreno por la zona. Era una maravilla recorrer esos terrenos vírgenes, sin límites, sin carreteras casi, como un gran jardín a disposición del primero que pasara por allí. En el interior, pequeños pueblitos de pescadores con tejados de uralita, o zinc, o lo que sea, que rozaban la infravivienda. Aquello era un mundo extraño, despoblado, como olvidado, sin hacer, o deshecho, no sé, algo arrealista de ganas.

Llegamos hasta una montaña amarilla como el azufre, y escarpada y seca como la piel de un lagarto muerto. Nuestro particular guía nos contó lo del proyecto de Chillida, que quería horadar la montaña y crear una acojonante oquedad por la que estudiar no sólo la fuerza del vacío, sino el efecto de la luz en su interior. Me pareció un proyecto fascinante, y me chocó descubrir la oposición que había en esa isla languideciente, un rechazo tal que el utópico proyecto de Chillida, que por lo visto le quitaba en sueño, quedó en nada. A Tindaya se la conoce también como "la montaña sagrada de los majoreros", y ya sabéis lo que pasa con las cosas sagradas...

Era el año 1996 cuando aquel doloroso NO para los intereses artísticos del escultor vasco, padre de ocho hijos, época en que aún no existía el Guggenheim Bilbao. Un tiempo en que, en el propio Bilbao, los ciudadanos más inmovilistas se opusieron con hoscas soflamas al proyecto de O' Ghery, que si iba a convertir la ciudad es un Eurodisney, y que si era una desfachatez y que por favorrrrrrrrr.

Más una década después, ha quedado demostrado que el Guggenheim trajo a Bilbao una prosperidad que ha sido largamente imitada por otras ciudades, y que la ciudad no ha perdido su identidad, sino que la ha reforzado. De urbe tiznada por una industria en extinción, a renovado punto de peregrinación cultural en el mundo entero. Hasta salío en una peli de James Bond.

No sé si las autoridades, más o menos competentes canarias (aquel amigo nos comentaba que lo del Cabildo era casi peor que lo de Ben Alí en Túnez), han revisado el proyecto de Chillida y ahora le han visto el interés cultural. O que se han dado cuenta, lumbreras ellos, que en la comunidad con mayor índice de paro de España, y con una rivalidad interinsular por llevarse el pastel turístico que imagino sangrienta, contar con un bien artístico como puede ser el proyecto de Chillida no es tan mala idea.

Dicen que se pueden perder como 200 pinturas rupestres que, por otra parte nadie, conoce. Dicen que se destrozará la montaña, cuando el escultor defendía que, precisamente, sólo así se salvaría. Además, el aspecto exterior permanecería inalterado, así que no se entiende tanta reacción. Dicen también que no atraerá al turismo, pues precisamente su casa-museo, Chillida-Leku, ha cerrado por falta de visitantes. La comparación es completamente corta de miras, porque una cosa son las esculturas del artista, que pude disfrutar un día de septiembre de 2002, y otra un proyecto de semejante envergadura, visualmente potente, que dotará a Fuerteventura de un atractivo de gran tirón, opino. Un poco como César Manrique en la vecina Lanzarote pero con la transversalidad identitaria, tan saludable, de que es un artista vasco el que se atreve a vaciar una montaña. No en vano, su autor, la diseñó como un monumento a la tolerancia.

Tindaya, montaña en la plana Fuerteventura.

Comentarios

  1. Ahora mismito me iba yo a Fuerteventura a tocarme los ovarios.

    Edurardo, aprovechando el momento histórico, echo de menos un post tunecino. El palmeral, desiertodesal, Hakim... yatusabes.

    Abraso!

    ResponderEliminar
  2. El otro día, querido Franziskano, dediqué una canción del simpar Hakim al momento político de nuestro querido Túnez ("Ben Ali tiene la esencia........").

    Como sabrás, a finales de febrero se cumple una importante efeméride: diez años de la expedición rocafasiliana.

    Habrá que celebrallo como sea, un post por lo menos.

    saludos (con la mano de Fatima)
    --

    ben ali, aliiii, aliiii, ben alii, ali aliiiiiiiii

    ResponderEliminar
  3. Admiro las dos partes, a Tindaya y a Chillida, espero a ninguna se le ocurra tocar a la otra.

    ResponderEliminar
  4. 1) ¿Cómo es eso de que la isla de Fuerteventura es la más cercana al continente africano? mmmmmmmm... ¿por qué no echó mano de un simple y rudimentario mapa? Hágalo y luego me cuenta si es la más cercana y más si entendemos que aparte de las 7 islas “nombrables” existen también islotes más allá que también son parte de las islas Canarias.

    2) Luego me alerta su comparación de Bilbao con una isla como Fuerteventura, etc, etc... y que usted crea que una montaña en nuestro limitado paisaje es equivalente a una montaña cualquiera en medio de lo amplia que es Castilla.

    3) También me alerta su frasecita "la comparación es completamente corta de miras"... mmmmmm. O esta otra algo irrisoria cuando en unas líneas antes usted mismo se acopla a una afirmación del propio Chillida: “Dicen que se destrozará la montaña, cuando el escultor defendía que, precisamente, sólo así se salvaría”.... mmmmmm ¿Salvar una montaña? ¿Salvarla de qué? ¿De qué hay que salvar a una montaña? (Salvador Dalí hace años que murió jajajaa)

    4) Y para terminar un regalo que le valdrá de documento, un regalo para sus oídos. En este enlace escuchará (programa emitido en RNE) diferentes aportaciones de distintos especialistas (biólogos, arqueólogos y geólogos) que supongo le servirán le ayudarán a entender y "ver" mejor lo que es Fuerteventura: http://www.canariasinnova.es/audio/programas/tindaya.mp3

    Con un toque discordante pero con mucho cariño.
    AJ

    Post-nota: sin embargo le agradezco que se acuerde de nosotros y se haya atrevido a salir de la España peninsular, cosa que a muy pocos periodistas desde tanta distancia ni se les pasa por la cabeza. En este sentido le doy las gracias por su inquietud, que en el fondo bien sé que procede de su espíritu investigador e independiente.

    ResponderEliminar
  5. Respondo al punto primero citando los datos que se manejan, amigo Antonio, y luego voy con el resto:

    --

    Geografía física

    Ésta es la más árida de las islas, y también la más cercana a la costa africana (97 km).
    (Wikipedia)

    --

    Es la isla más cercana y, hombre, hablamos de las siete islas principales de las Canarias, no de islotes como Lobos o La Graciosa, eso se da por entendido.

    ResponderEliminar
  6. 2) Luego me alerta su comparación de Bilbao con una isla como Fuerteventura, etc, etc... y que usted crea que una montaña en nuestro limitado paisaje es equivalente a una montaña cualquiera en medio de lo amplia que es Castilla.


    Sé que Fuerteventura es la isla más planta, una de las llamadas 'islas bajas', creo recordar, donde no se produce el curioso efecto 'mar de nubes'. La leyenda cuenta que fueron unos gigantes los que, correteando por encima, la achataron del modo en que la conocemos hoy.

    Hay pocas montañas, sí. Entiendo que pueda fastidiar que se convierta en un reclamo turístico. Ustedes verán. Ya dice Chillida, o dijo, que su aspecto externo no cambiará, y que si algo no quería era matarla, sino todo lo contrario.




    3) También me alerta su frasecita "la comparación es completamente corta de miras"... mmmmmm. O esta otra algo irrisoria cuando en unas líneas antes usted mismo se acopla a una afirmación del propio Chillida: “Dicen que se destrozará la montaña, cuando el escultor defendía que, precisamente, sólo así se salvaría”.... mmmmmm ¿Salvar una montaña? ¿Salvarla de qué? ¿De qué hay que salvar a una montaña? (Salvador Dalí hace años que murió jajajaa)

    Dice salvar en contraposición a los argumentos que dicen que la va a matar, destrozar, argumentos irracionales que consideran SAGRADA a una jodida montaña. Sí, he dicho jodida montaña.

    4) Y para terminar un regalo que le valdrá de documento, un regalo para sus oídos. En este enlace escuchará (programa emitido en RNE) diferentes aportaciones de distintos especialistas (biólogos, arqueólogos y geólogos) que supongo le servirán le ayudarán a entender y "ver" mejor lo que es Fuerteventura: http://www.canariasinnova.es/audio/programas/tindaya.mp3

    No soy especialista, ni nada terminado en ólogo, pero creo que, con una buena actuación, la acción del hombre puede ser complementaria con el discurso de la naturaleza, otra cosa es lo que se haya hecho hasta ahora. Quiero decir, se puede hacer alpinismo, que el Everest seguirá existiendo, valga la forzada comparación.

    En todo cambio siempre vemos una amenaza, y de eso hemos hablando alguna vez, Antonio, por FB. Sed valientes, majoreros, que no tenéis nada que perder. Una montaña no se viene abajo por una pequeña horadación, al igual que el Timanfaya tampoco ha desaparecido con las visitas turísticas de las que es objeto.

    ResponderEliminar
  7. *quería decir PLANA, donde dice PLANTA

    ResponderEliminar
  8. Camel lleva tilde?? "Cámel" (pregunto...)

    Esa foto es de las bardenas reales??? (pregunto...)

    Te has enfadado con AJ ?? (pregunto..)

    Saludics majo ;)

    ResponderEliminar
  9. No estoy nada enfadado con Antonio, Pat. Hablando se entiende la gente (y los canarios también silbando).

    Pero fíjate como defienden con uñas y dientes una montaña, porque no hay muchas en esa isla. En Navarra, hay tantas, que podríamos exportar algunas, que ni nos enteraríamos.

    Qué cosas.

    --

    saludos, y espero que no hayas vuelto al vicio

    (de fumar)

    !!

    ResponderEliminar
  10. Y no lleva tilde, camel, porque es una voz inglesa. En todo caso, cursivas, que no le he puesto.

    ¿Alguna pregunta más?

    ; )

    ResponderEliminar
  11. Pat! ¿enfadados? no, no, no. Qué coño, si ya hemos pactado unas cañas y todo tras esta apariencia truculenta jejejee... Es más, nos las vamos a tomar al pie de la montaña de Tindaya. En eso hemos quedado.
    AJ

    ResponderEliminar
  12. No obstante, reconozco mi desconocimiento en materia medioambiental del tema, que trataré de paliar escuchando el documento sonoro ese.

    abrazos

    ResponderEliminar
  13. Coño, "Ben Ali tiene la esencia", qué grande! Justo ahora estaban hablando de la situación política de Túnez en La Ventana. Muy interesante. Un país sin islamismo extremo pero con más extremismo gubernamental de lo que parecía. Esperamos ansiosos ese post con ínfulas azpitartianas. Aio!

    ResponderEliminar
  14. No hay más preguntas jajajaj

    Sólo puritos en las cenas. Aunque de momento la última fue aquella. Espero la cena blogger "pa" echarme uno.

    Saludics Nau!!!

    ResponderEliminar
  15. hola a todos, escribo desde esta maravillosa isla de Fuerteventura, tan de moda ahora con lo del proyecto de Chillida, ni siquiera a los que vivimos aquí nos han explicado nada de nada.
    Gracias por preocuparos de esta isla y podeís ver y descargar fotos de Fuerteventura en www.fotografiatindaya.com en el banco de imagenes de fuerteventura.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares