Tindaya, sí (y dos)


'The Guardian' publica una crónica de su corresponsal Giles Tremlett sobre el controvertido proyecto de Chillida, e incluye una infografía del asunto. Visto esta recreación virtual, me sigue sin parecer la aberración que algunos insisten que es. Claro que aún no he escuchado los argumentos ecologistas, ni conozco las subtramas políticas que mis fuentes canarias me apuntan. Llámenme cándido, antimedioambiental incluso, pero a mí este proyecto me gusta.

¿Qué sería de Petra, en Jordania, sin su Tesorería, excavada en la piedra, y considerada una de las Maravillas del Mundo? Acepto que la excavación en Jordania no se produjo en una montaña como puede ser la de Tindaya, pero no sé.
Me temo que hoy habría un clamor popular en contra de la construcción del Machu Picchu, sí.

Recreación del interior proyectado por Eduardo Chillida para Tindaya.

Comentarios

  1. pssssa. Tampoco es nada allá va no??

    Saludics

    ResponderEliminar
  2. El proyecto de Chillida no es una aberración sino todo lo contrario. El problema es su contextualización y el interés poco claro del gobierno canario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario