Divino tesoro

Hoy, la juventud termina a los cincuenta.

Comentarios

  1. Me quedan diez años, pollo.
    Ah, te referí en un post. No sé si lo habrás notado en las estadísiticas del blog.
    Felices Reyes, Mr. Laporte.

    ResponderEliminar
  2. Hoy y que siga así por mucho tiempo, que la juventud, ese divino tesoro, no sea sólo un carné caduco.
    Te leo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares