23.12.10

Notas sobre la 'ley Sinde'

Reconozco que hasta ayer mismo no tenía una opinión muy formada sobre la ley que la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha fracasado en su intento de lograr la aprobación parlamentaria. Rechazada la propuesta legal, creo que el fracaso lo va a pagar ahora la cultura. Me preguntaba ayer si internet debe ser, por defecto, una especie de jungla anárquica en el que todo vale, incluso que se apropien de cosas que son tuyas, y se lucren por ello. Lo dice muy claro Juan Aguirre, de Amaral. La 'ley Sinde', con fallos, sí, como apunta JJ Millás, pero con un fondo necesario, lo que quería era poner freno a abusos y a pirateos que, sin embargo, los usuarios creen que tienen todo el derecho a exigir, y todo lo que vaya en dirección contraria es fascismo y estalinismo, y cosas así. Esto es lo que dice Juan Aguirre, y creo que es interesante (artículo completo aquí): 

"Nunca hemos apoyado el canon digital, incluso en los boletines de la SGAE nos hemos mostrado muy contrarios y críticos con la industria del disco. Gran parte de nuestra formación musical la hemos adquirido a través de casettes, así que no estamos en contra de que se puedan intercambiar archivos. El problema surge cuando hay webs que se lucran por la publicidad y con unos discos que no les pertenecen".

La posibilidad, como de hecho sucede, de que cualquiera se apropie de tu trabajo cultural (canciones, relatos, novelas, obras audiovisuales) y, además, pueda encontrar lucro en ello les parece muy bien a cierta comunidad internáutica. El otro día una amiga de FB decía que su opinión al respecto era clara: "Yo sólo  ya apoyo lo que me beneficia". Creo que no hay actitud, así lo pienso, más perversa y antidemocrática, antisocial, que esa. Yo me beneficio, y accedo a todos los contenidos culturales que quiera sin dejarme un euro, pero el autor, y toda la cadena que circule en torno a él, que se fastidie. 


Por suerte, creo que hay suficiente material cultural disponible, de un modo gratuito, como para vivir durante años escuchando música o leyendo sin pagar un duro. El mismo intercambio de archivos es un tema polémico, en el que no entraré porque además no tengo ni idea de esos vericuetos legales. Hoy día, al menos en España, campa la anarquía en la cultura que circula por internet, y ni siquiera el Partido Popular, supuesto garante de la propiedad privada, ya sea en pisos o en libros, hace nada por remediarlo. Es un asunto "grave", dice Millás, que no haya problema alguno en piratear un libro, una película o un disco Se puede, y es hasta cierto punto entendible que esto se haga de manera masiva; personalmente, cuento mis descargas con los dedos de las manos, en más de una década como internauta. 

Podemos discutir si era correcta la posibilidad de cerrar webs en cuatro días, adelantándose al proceso judicial, pero asumir que la producción cultural es patrimonio de todos, sólo por estar en internet, no me parece justo. Ni justo para los creadores, ni justo para la cultura, puesto que una cultura en condiciones precarias será siempre una peor cultura. Son necesarios, como dice 'Jota', de Los Planetas, algunos mecanismos de compensación que la fallida 'ley Sinde', creo más que por un mal márketing político que por otra cosa, ya no va a poder desarrollar.

3 comentarios :

  1. Ahora que por fin hemos empezado a suprimir la propiedad privada, los que más han luchado por ello, alineándose y llevando a "la cultura" a posturas de extrema izquierda, se cabrean porque no era eso, no era eso lo que querían. Confieso que ver a los artistas españoles defender el capitalismo con uñas y dientes, iracundos incluso, me produce un placer inmenso. Entonces era la pasta y sólo la pasta... acabáramos. Haber empezado desde el principio, incluso antes de que existiera internet, por ahí.

    Si me gustara el cine español, por ejemplo, diría que voy a seguir descargándomelo a mansalva... pero haciendo memoria, no recuerdo ni un sólo título de película patria que haya sido descargado por mí en los último cinco años. Y por lo que escucho entre las amistades, no sé por qué sospecho que no soy el único.
    Esto es una coartada que se han buscado para justificar sus bajos ingresos, su descenso de público... para no asumir que son unos mediocres creadores y que ese es en realidad su gran drama. Ayer vi una peli de Javier Cámara en la que hacía de cocinero... había estado de comida y tenía la cabeza un poco embotada de alcoholes y me dejé engañar. Vaya puta mierda... joder. A eso voy. ¿Quién estafa primero?

    En cuanto a lo que me toca, seguiré descargándome todas las series yankes que encuentre en la red, que son las que me gustan. Yo ya sólo pago por los libros y por los conciertos. Disfruto quebrantando el séptimo madamiento... y el primero y el segundo y el sexto y el noveno. Padre... soy un pecador de la hostia.

    ResponderEliminar
  2. Déjame que te recomiende esto

    http://blogs.grupojoly.com/redes-y-cacharros/2010/12/23/un-par-de-consideraciones-sobre-la-ley-sinde/

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Javi (Petit), aunque me parece que el texto está teñido de una inquina a la Sinde que lo invalida de principio a fin. (Inquina que está presente por cierto en muchos de los textos y manifiestos de ciertos internautas portavoces con bastante mala leche.)

    La ley Sinde al menos era 'algo', porque de momento seguimos sin nada.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs