20.10.10

Nuevas sensaciones blogueras

Acabo la cuarta serie del Macropost, me veo cómodo, sin presión de ningún tipo, como ese compromiso que ata pero sin lazo alguno, como escuché un día a una muchacha sabia (aunque algo despistada, je). En esta nueva fase de post sueltos, multitemáticos, anárquicos en general, que tocan varios temas y ninguno, he notado nuevas sensaciones. Ha habido buenas, como el constatar que aún no me he aburrido del todo de este extraño juguete cibernético (¿es como antigua, ¿no?, la palabra cibernética). El seguir sintiendo las ganas de darle caña, de mantener ese punto ingenuo que creo es buena parte de la energía renovable de esta máquina en la que voy pegando párrafos desde hace casi seis años, coño, seis años. Puede que al final, todas mis ambiciones literarias se reduzcan a esto, no sé, a manchar las plantillas de Blogger con lo que se nos va ocurriendo. Sería un fracaso, sí, quedarme en eso, pero tampoco me pegaría un tiro ni arrastraría mi alma en pena por esas ventas del fino La Ina. Hasta la fecha, he ganado mucho con el invento.

A lo que iba es que también he notado, en esta rentrée bloguera de 2010, es un cierto orillamiento, llamémosle bajada de categoría, apartamiento, leve marginación, de la plataforma en formato blog. Descubrirlo ha sido como sentir esa corriente fría que, a veces, en las playas de agosto, nos sorprendían las pantorrillas, como sácandonos del verano con un golpe de fresca lucidez térmica. Y me refiero a una constatación, no sé si sólo psicológica, de que los blogs cada vez empiezan a pintar menos en todo esto. Sí, me temo que llego tarde a estas conclusión, y sé que hay varios gurús de distintos pelajes que lo profetizaron tiempo ha, en ese juego a las profecías en que, de tanto profetizar, pues a veces se acierta. Una vez me crucé con Juan Varela, de Periodistas 21, en el verano de 2007, y le propuse algo de blogs en el nuevo medio que iba a dirigir. Me dijo que no creía, ya entonces, en las bitácoras. Diré en mi descargo que el diario digital que él dirigía cerró, a los dos o tres años, aunque claro, cualquiera sabe.

Las redes sociales tienen la culpa de que el blog, de pronto, haya quedado en un segundo plano, como quedan ciertos padres, al varón me refiero, ante el feliz nacimiento de los esperados hijos. Lo noté ayer cuando El Patio, habitual socia de esta nauGrafiana orilla, me dejo un comentario a La trampa hiperactiva, en Facebook, dando pie a una inevitable (¿y negativa?) dispersión de los debates. Los post de elnaugrafodigital.com se suben solos a mi cuenta de FB, y allí se crean pequeños debatuelos, diversificando ¿y menguando? el flujo conversacional. Como va quedando claro, no sé si veo en esa doble presencia ventajas o inconvenientes, pero lo cierto es que la plataforma original, para la que yo escribo, aunque luego se emita en la red social, ha perdido presencia.

Me temo que esa es la realidad que hay que ir asumiendo día a día: la diversificación, atomización, fragmentación, constante, en una ciclo imparable hacia el arrealismo que me temo, ay, que nos deja un cierto sentimiento de pérdida y desubicación. 

O quizá sea algo de vértigo, nada más.

15 comentarios :

  1. Ciertamente eso de tener dos grupos de comentarios es un poco ineficiente desde el punto de vista conversacional. Es como quedar en una cafetería y sentarnos en dos grupos en sendas mesas separadas.

    Yo voto por la unificación de comentarios. Hágalo por la fuerza, o sugiera sutilmente a nosotros, tus lectores, dónde prefiere que le comentemos.

    Donde esta mario Moliner?.

    ResponderEliminar
  2. Podría haber puesto el discrepo aquí, pero allí la discrepancia llegó a más gente con un simple golpe de vista.
    Yo empiezo a notar que la misma entrada aquí y allí tiene distinto público. Digamos, sin menosprecio de ninguno, que el de aquí es más voluntarioso, hace el esfuerzo de entrar y leer y reflexionar el comentario. Allí sólo hay que estar conectado y te lo encuentras. Aquí el comentario es más elaborado, allí es un par de frases que suele responder a un momento relajado ¿o alguien entra a FB buscando cuestiones filosóficas? Muchos sueltan lo primero que se les pasa por la cabeza, soltar la gracia incluso. El comentario es más concreto porque la red y su función no te permiten más que el pensamiento fugaz y a otra cosa mariposa.
    El blog tiene vida propia y sus propios seguidores, los míos los considero exquisitos, todos. La nota no deja de ser eso que tú quieres enseñar, "mira, esto sé hacer y aquí lo tienes por si quieres leer". Allí son demasiados, todos tus contactos, un público "menos exigente" al que te brindas, no te busca expresamente.
    En fin, estimado náuGrafo, muchas dudas te asaltan sobre tu categoría, cierto orillamiento o marginación. Yo no lo comparto, siempre estás a la altura de "tus ciscunstancias", que son a la postre el motor y el ánima de tu blog.
    Por cierto, "habitual socia de esta nauGrafiana orilla" es lo más bonito que me han dicho últimamente. :P

    ResponderEliminar
  3. Puto Facebook. Me han desactivado mi cuenta personal, con nombre y apellido, según ellos porque no uso mi nombre real. En fin, empiezo a creer que facebook funcionaría mejor a su bola, dando un golpe de estado y quitando al gran hermano que decide sin defensa previa del acusado.

    Por cierto, ojalá desaparecieran todos los blogs menos los nuestros. Mejor nos iría... o no, pero al menos seríamos los únicos, que no es poco en esta sociedad en la que diferenciarse es cada vez más difícil.

    Ah, odio tanto la palabra gurú como su contenido. Me recuerdan a los que siempre aciertan el pleno al quince de la quiniela cuando te ven repasar la tuya el lunes. ¿Pero cómo has podido poner ganar al Betis?

    ResponderEliminar
  4. ¿Continuas en le limbo facebokiano, Cont? jajajaja, hay que joderse. Pues sin ti no es lo mismo, eh, la cosa pierde enjundia y demás desvarios agudos e inteligentes.
    Yo que sé, pues regístrate con nombre falso pero creíble y pon una foto de perfil de guay, a ver qué pasa.

    ResponderEliminar
  5. Es la leche, Facebook juega con mi identidad y me la ha robado. Sí,sigo... voy a esperar unos días para ver si me lo solucionan porque si no tengo que empezar de nuevo a recopilar amigos y no sé si todos los que tenía antes van a querer hacerse ahora. jaja. Que la gente es muy atravesada.

    ResponderEliminar
  6. No tengo mucho tiempo, pero gracias por los coments.

    Contenedor, menuda putada.. ¡ánimo!

    ResponderEliminar
  7. Eres el segundo a quien hoy voy a poner este comentario.

    Tiempo,tiempo, tiempo... y las pirámides riéndose de nosotros.

    ResponderEliminar
  8. Jejjee, pero seguro que el capataz de turno estaba estresado cuando no llegaban a tiempo los pedidos de pedruscos

    ResponderEliminar
  9. Sí, pero se despachaba a gusto con el látigo.

    ResponderEliminar
  10. Me temo que la dispersión es inevitable. Quizá al final va a tener razón Cela cuando decía que como la gente no se entera hay que repetir las cosas. Y él iba y colocaba el mismo discurso, sin variar una coma, en varios sitios. Claro que cobraba en todos, como si hubiese pronunciado discursos distintos.

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado leer de El Patio que considera exquisitos a sus seguidores, me he sentido piropeado jejeje.

    Este post me recuerda al encanto de mandar una carta tradicional en vez de un email o de hablar por teléfono en una cabina roja de Londres en vez del Iphone4... habrá que adaptarse a los cambios pero lo retro tiene su encanto...

    ResponderEliminar
  12. Cela... Hoy me acordaré de él, poruqe me pienso echar una de esas siestas de pijama y orinal que le gustaban...

    Fernando, es cierto: el blog es algo ya retro.. Quien lo iba a decir allá por 2004.

    Ela, muchas gracias. Tiene buena pinta ese blog, creo que lo seguiré.

    ResponderEliminar
  13. Yo también lo siento así.
    Mi blog es demasiado personal y tiene función catártica y de conexión con seres con cierta similitud. Correr a la siguiente plataforma o aparato de moda no me seduce ni satisface. Creo que esa es la clave "náufrago": hacer algo que a tí te haga bien. Puede que parezca ya anticuado explicarse y la gente parece no tener tiempo más que para golpes de imagen o fugaces frases, pero siempre alguien necesitará parar, pensar, hablar largo o profundo con el otro.

    ResponderEliminar
  14. Totalmente de acuerdo con María.

    Nau, gracias por el esfuerzo en contestar. Sí te ha gustado ese blog, también te puede interesar este otro: http://10-15saturday-night.blogspot.com/

    ednessem (me hacen mucha gracias las palabras de verificación).

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs