16.8.10

Dj

Ha sido uno de los fines de semana con menos muertos en las carreteras españolas de las últimas operaciones salidas. Diez. En la radio decían que no sé qué responsable se "felicitaba" de la noticia. Siempre que oigo esas "buenas noticias", no puedo evitar ponerme en la piel de las diez familias descojonadas por tan alegres nuevas. No caeré en la demagogia, o sí, lo cierto es que es una buena noticia que muera menos gente en las carreteras, pero no sé, habría que inventar otro término otro enfoque, porque a las diez familias afectadas no les hará ni puta la gracia la cosa. Algo como "Este año ha habido menos muertos en carreteras. Hay menos malas noticias que dar. En este caso, diez".

El otro día vi un reportaje sobre una labor que ciertos guardiaciviles realizan, y que es bastante delicada. La actual campaña de la DGT, precisamente, muestra esa actividad penosa y agriamarga que cada fin de semana llevan a cabo estos agentes. La llamada. Avisar a ese nombre común, Jacinta Navascués Ripoll, de que su marido ha muerto al chocar contra un camión que se salió del carril, a la altura de Almazán. La madre de John Lennon, Julia, murió un 15 de julio de 1958 cuando se estampó contra un coche conducido por un policía fuera de servicio. Alguien llamó a la familia de John (el padre, Alfred, les abandonó siendo éste un niño) y les comunicó la fatal noticia. Ahí empezó el germen de Julia y Mother.

Ayer fueron diez los muertos, y hoy habrá diez funerales, diez encargos de esquela, diez coronas de flores, días fechas que algún empleado de cementerio rural picará sobre la lápida, 15 de agosto de 2010. Sirva este efímero post como pequeño recuerdo a esas diez personas cuya vida se ha truncado, en una noticia que nunca dejará de ser mala.

4 comentarios :

  1. Oí una vez que sólo se contabilizan para estas estadísticas gubernamentales los muertos en el acto y los heridos que fallezcan en las primeras 24 horas. Las estadísticas siempre tan tramposas...

    Sin olvidar lo heridos, que suelen ser historias tan demoledoras o más que las de los muertos.

    Yo no entiendo las palmaditas en la espalda que se dan los políticos cuando caen los fallecidos, como si tuvieran algo que ver. Lo único que ha demostrado que sirve para que haya menos accidentes es la mejora de las carreteras. Por ejemplo, en Navarra, la antigua carretea a Logroño, nacional de las de toda la vida, era un foco infeccioso letal. Desde que inauguraron la autovía el número de finados ha caído espectacularmente, y sin rádares.

    ResponderEliminar
  2. Un solo muerto o un solo herido ya es demasiado. En los accidentes intervienen factores diversos y es bueno que se reduzca la cifra de muertos, pero no es para celebrarlo. Como le oí una vez a Sabina, yo es que estoy incluso contra la muerte por causas naturales.

    ResponderEliminar
  3. Edu, llevas una racha de posts sembrado. Si mi blackberry no me diese tanta lata para escribir últimamente, verías más comentarios. Enhorabuena. PD. Nunca entendí que un muerto fuese menos que mil,si cada uno es único. Ok al post.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

El náuGrafo

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs