Hay un sitio en Madrid que hay que ir a ver

Se llama el Palacio de Velázquez (1) y lo acaban de reabrir, para uso expositivo del Reina Sofía. Lo descubrí ayer y me pareció que tenía encanto, y despójese a la palabra encanto del desgaste del uso. Repito, tenía encanto.

                                                                                                                                (1)

Una vez dentro, se puede contemplar la exposición de Miralda (Tarrasa, 1942) que merece la pena. Interesantes sus trabajos con soldaditos de plástico en masa, un poco a lo Genovés, pero formando esculturas realmente sugerentes (2). También fotografías inquietantes, como esa particular toma del cuerpo de una mujer, en varias series: espalda, culo, pechos y vagina. Muestro el último sitio, la última conquista.(3)

                                                                                                (2)


                                                                                                                                 (3)
                        
Y también es inquietante e hipnótico, y transmisor de mensajes para los que no estábamos preparados, que quizá no comprendemos pero que nos abren compuertas hacia algo nuevo, no sabemos bien, pero eso siempre es enriquecedor, su Patriotic Banquet (4). Platos de arroz con los colores de las banderas de las potencias, con la comida en avanzado estado de descomposición, parecen sugerirnos que quizá no sólo la comida esté podrida. Muy interesante también su FoodMuseum: la gente come, comer es un misterio, comer es cultura, comer es arte.

                                                                                              (4)

Hay un sitio en Madrid que hay que ir a ver, el Palacio Velázquez. En el Retiro.

Comentarios

  1. Gracias por la sugerencia. Las imágenes demuestran que el inmueble merece ser visitado, así lo haré en mi próxima excursión a Madrid.

    ResponderEliminar
  2. Me dan ganas de pedirte que te tires el folio con Miralda; a ver si hay algo más allá de los "soldaditos".

    ResponderEliminar
  3. Puede q escriba algo en prensa, ya te avisaré.

    ResponderEliminar
  4. Interesante...
    ¿Quién te hace las fotos? Son buenas.

    ResponderEliminar
  5. Supongo que allá mismo tendrás documentación. Si no, Moisés Pérez de Álbeniz le lleva cosas en Spain. Expuso en Pamplona este invierno. Un peu pour epater y tal, me parecieron estas cosas de la comida: que si engoras y te pesas en la báscula mientras otros pasan hambre y la anorexia y que si esto y lo otro, medio pop y ni hay stop. En fin: política y cultura. Qué te voy a contar que tú no englobes.

    De puritito denunsiar se desgasta la cosa mi cuate.

    ResponderEliminar
  6. Andeleeeeeeee.

    Lo mejor de la expo, el vigilante de seguridad, rechonchete, con cara de llamarse Manolo o Antonio, cincuentón, sentado en la banqueta con un paisaje bizarro/barroco, de tipo santería brasileña, con movidas extrañas varias, y ambiente a lupanar hiperintenso que daba gusto. Estuve por hacerle una foto, pero me pareció harto complicada la empresa.

    Pero estaba pidiendo una foto a gritos, vayita que sí....

    ResponderEliminar
  7. He visitado la exposición no en la mejor circunstancia mental, a pesar de lo cual he salido tocada por imágenes e ideas para darles vueltas en algún momento.

    Te recomiendo la de Felini en el Caixaforum. La he visto de pasada. Está hasta diciembre. A ver si vuelvo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares