Tómbola

Si algún día fuera alcalde de Pamplona, la primera medida que tomaría sería acabar con la Tómbola de Cáritas del paseo Sarasate. Sí, el mismo paseo que vio un feliz día las instalaciones de Isidoro Valcárcel Medina o las cabinas telefónicas que te conectaban, entre otras, con un putiferio, año 1972. Mira que tengo cierto cariño, cierto (muchos años sin poder estudiar por culpa de las jotas y Gorgorito) a esa solidaria institución, pero ya digo, si por mi fuera la desmantelaría entera en mi primer día como edil pamplonés, a lo Zapatero con las tropas en Irak. Quizá no la prohibiría, pero la mandaría lejos, al Plan Sur, pongamos.

Una ciudad que opta a candidata europa de la cultura, ejem, en el año 2016 no puede ofrecer, durante mes y medio, en su nucleo histórico y urbano, el espectáculo de unas entrañables ancianas y ancianos vendiendo boletos para una rifa de indeleble sabor a posguerra. Una ciudad candidata a tales vuelos culturales no puede sortear latas de pimientos del piquillos, tarros de cocina, pinzas de tender la ropa, balones de playa, frutos secos, yogurteras, esponjas, almireces, estuches Carioca, lápices Alpino, macedonia, melocotón en almíbar, tijeras, cortauñas, cafeteras, tostadoras, palanganas, despertadores, posavasos, ventiladores, cubiteras, ceniceros ni peladores de patata. No.

Ese es un argumento más o menos objetivo, que se cae por su propio peso, como el de que el mural de la (extinta) estación de autobuses, como en la parodia aquella de El Hundimiento, parece haber sido hecho por un niño de primeria. Ayer pasé por ahí y me detuve en la composición. ¿Qué pintan unos jugadores de Osasuna? Lo del pelotari aún... Pero.. ¿y el patinador? ¿Y la bici de mountain bike? ¿Le tocó en la tómbola al muralista? Este es otro tema, pero me temo que Pamplona, que por lo visto ha reconducido su mensaje por lo de los ENCUENTROS Y LA FIESTA, tiene menos opciones de ser ciudad europea de la cultura que Jimmy Jump ganar el Nobel de Física.

La otra razón para abolir la Tómbola de Cáritas (aparte del tema jotero que, por suerte, creo que ya se suprimió) tiene que ver con lo comentado antes. Las propias cuchufletas: no es de recibo encontrar productos más apetecibles en cualquier bazar chino que en la propia Tómbola. Hoy me decía una amiga que en la tómbola del cole de sus hijos tocan ¡cenas para dos personas en restaurantes de la ciudad! Eso es un premio y no una lata de espárragos de segunda, oñeeeeeeeeeee.

Comentarios

  1. Je,je, está bien que tengas tus ideas y ambiciones, como el director general que sale en el anuncio de Coca-cola (¡qué bueno!), por eso ¿te has preguntado las consecuencias que podría tener esa medida que propones? Tantos voluntarios y tantos ciudadanos decepcionados...

    Je,je, pretendía hacer una gracia, pero me ha quedado la mar de soso. :-) Es que no sé qué comentar al respecto. Yo me interesaría por el número de ventas y, en función de eso, lo cambiaría de ubicación, pero con el consenso de los afectados. Lo contrario, te generaría mala prensa y quizá alguna concentración a las puertas del ayuntamiento, acompañada de todos esos objetos que mencionas, je,je.

    Pd Acaban de entrevistar a Judit Torrea en Popular Tv! (entrevista telefónica desde Ciudad Juárez). Sólo he pillado la despedida. :-(

    ResponderEliminar
  2. Hay veces, Ela, que es como muy complicado comentar, sobre todo cuando se tratan estos hiperlocalismos, pero gracias por el afán comentaril!!

    Torrea en Popular Tv.. pega poco.. jaja.

    salud!

    ResponderEliminar
  3. A mí una vez me tocó un maletín de herramientas... sin herramientas.
    El día 4, si andas por Ramplona todavía tenemos comida de damnificados por un enano.

    Patxi

    ResponderEliminar
  4. Un enano grguñón?? Maldita sea, no estoy por Pamplona en esas fechas. JOerrrrrr. Hablamos.

    ResponderEliminar
  5. Nos hemos sofisticado, hombre.... mira lo que hicieron este 7 de mayo en el Café Iruña. Dios qué ciudad... más rara.

    http://www.youtube.com/watch?v=NLjuGPBusxs&feature=player_embedded#!

    ResponderEliminar
  6. ...pues chico, a mi tía le toco una vez un polo (de esos de vestir) que me sienta fenomenal...
    (y un cohe, una bici, una manteleria... y todo lo que se te pueda ocurrir, jeje)

    ResponderEliminar
  7. Un litro de Zumo y una bandeja de horno.... Eso es lo que nos ha tocado.. Posguerra, lo dicho.

    ResponderEliminar
  8. Jajjaja, espero que al menos tuviera vitaminas.

    ResponderEliminar
  9. No conozco la tómbola, pero por lo que cuentas me sumo incondicionalmente a la petición de que desaparezca. ¡Y qué nivel de premios!

    ResponderEliminar
  10. Pues a mi madre le tocó un frigo combi de lo mejorcito en su tiempo, aunque ahora, después de este post ya no quiere ir, lo ve cutre...que poder tienes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares