My name is Pla, Josep Pla

Lo de que Pla fue espía de Franco siempre se pasa como de puntillas al repasar la biografía del escritor catalán, del dandi con boina. Se ve que sus acciones tampoco es que fueran determinantes, y que actuaba un poco de espía con el ojo vago, en Marsella, y no sé muy bien qué espiaría. ¿Complots del exilio para atentar o minar el sistema (franquista) desde dentro?

Habría que preguntárselo a su biógrafa, Cristina Badosa, o ver el documental Los espías de Franco, emitirá el Canal de Historia (dial 64 de Digital+) el 22 de  mayo por la tarde (este lunes se estrena en TV3). Leo en  el artículo del periódico que Josep Pla tenía asignado, como era habitual entre los espías, su propio número clave, el 010. ¿Cuánto recibió por aquellos servicios y con qué grado de intensidad y celo los desarrolló? Ni idea.

Es curiosa la deriva de un hombre que comenzó al servicio de la izquierda más o menos comprometida, para acabar escribiendo, tras la guerra, una biografía hagiográfica de Francesc Cambó, político conservador más que aquiescente con el dictador Franco. Harto de las penurias económicas, de ir dando tumbos por el mundo, asqueado de tanta utopía sangrienta, decidió pasar a un discreto segundo plano, y refugiarse en sus escritos y en su casa. Pero antes, fue espía en tiempos en que aún el franquismo se estaba adhiriendo con uñas y dientes a esa "España española" que para sí querían los sanguinarios nuevos gobernantes.

Justificaciones, relativismos, contextualizaciones varias y etcéra aparte, lo cierto es que ese punto del curriculum del espía 010 es un manchón como una catedral.

Comentarios

  1. Demasiado maniqueo, ¿no? Como empieces a buscar la limpieza de sangre en todos te vas quedar sólo, joder, qué miedo… voy a poner a buen recaudo mis vergüenzas, que las tengo a puñados, y ni quiero confesarlas ni que me las hagan confesar. JAJA.

    Yo no creo en buenos y malos. De los malos paso, y a los buenos, siempre les busco, y encuentro, su lado más malo. En todo caso prefiero sentarme en el alfeizar de la ventana y mirarlos ahí abajo, mientras me fumo un cigarro y me bebo una cerveza.

    ResponderEliminar
  2. ¡Uf! Lo de los manchones en el curriculum lo veo bastante relativo. ¿Quién no tiene uno? Y qué fácil hacerse uno o que te lo hagan.

    A mí, los manchones que más me importan son aquellos que veo yo misma, más que los que los demás me puedan criticar, que también me importan, claro.

    ResponderEliminar
  3. Maniqueo o no, es un dato, que en este caso ha salpicado poco al personaje. Quizá no tanto como a Céline o Grass sus relaciones con el nazismo, es cierto, y eso es otra de las artimañas de este Pla, que para mí que era más listo que el aire.

    ResponderEliminar
  4. No sé. Supongo que por eso dejó de apoyar al Frente Popular. ¿Qué habría visto o intuido? Supongo que lo mismo que Orwell. ¿Nunca te has preguntado por qué tanto intelectual se cambió de bando? ¿Sólo por supervivencia? No lo he creído nunca. Algo más había detrás.

    Y como siga esto por los derroteros marcados, los que hemos tenido familiares funcionarios durante el franquismo, qué vamos a tener que hacer, mandarlos a la hoguera por haberse ganado la vida en una administración asesina, y no haber movido un dedo por derrocar al dictador. Es más, cualquiera que no se hubiera echado al monte con la escopeta y se limitara a vivir lo mejor que pudo, a montar su negocio, a tener su coche, a veranear en agosto, a divertirse lo máximo, a tener su familia y su casa, pasando de todo, o casi todo, (como yo lo hago ahora con los problemas o causas del presente, de los que paso como de la mierda, por cierto) también merecerán el mismo castigo, ¿no? O cobardes o colaboracionistas. Despreciables en todo caso. A la hoguera con ellos. ¿Igual que hizo carrillo con su padre?

    Al tiempo… y qué miedo.

    ResponderEliminar
  5. No saquemos las cosas de quicio, deporte muy nuestcho. Solo digo que Pla fue espia de Franco, y que este dato es como que se comenta poco, y que queda como feo en un tipo que iba de izquierdas cuando era fácil y salía barato. (Y tampoco habia que ganarse las habichuelas. Hablo de Pla, no de la memoria histórica/histérica, ni de ZP, ni los recortes culturales, ni de Willy Toledo, ni de Bardem, ni de Intereconomía.)

    bona tarda

    ResponderEliminar
  6. Oye, por cierto, tú que andas más por ahí, y para los que andamos en provincias y no nos aclaramos de lo que pasa en Madril (con ele) Jajaja. ¿Qué está pasando con la Biblioteca Nacional? ¿Qué le ha hecho a ZP para querer cargársela?

    ResponderEliminar
  7. No sé, pero me parece una cagada.. Al menos, de cara a la galería.. Hay puesto que, por mero simbolismo, no se deberian suprimir. Creo el Plan de Austeridad que están llevado a cabo, con vistas siempre electoralistas, se le puede volver en su contra cual peligroso búmeran arañavotos.

    ResponderEliminar
  8. Sobre buenos y malos, víctimas y verdudas, recomiendo a todos y en especial a Container la lectura del articulo de hoy en El Pais de José Maria Calleja, que suscribo punto por punto.

    Víctimas de ETA, víctimas del franquismo

    ResponderEliminar
  9. Lo siento, mi médico me tiene prohibido a ese periodista. No lo soporto. Me saca tanto de quicio su infumable e impresentable mala educación que no soy capaz de escucharlo ni de leerlo. Cuando sale en la Brújula, programa que oigo últimamente casi con devoción, apago la radio. Imagínate el sarpullido que me produce el ideólogo en cuestión.

    ResponderEliminar
  10. Bien. Leído. Lo de siempre. Lo que no soy YO es extrema derecha, y "tronante". En fin. Qué peligroso es ser discrepante en esta sociedad zapatiéstica.

    ResponderEliminar
  11. Por eso de ir introduciéndome en el tema de la Guerra Civil, me he leído el capítulo correspondiente de "Historia de España", de José Sanjurjo, esto..., no, quiero decir por Fernando García de Cortázar (je,je), y habla de la olvidada tercera España.

    Me parece un buen punto de vista; durante la guerra y durante el franquismo habría miles de personas que no se verían ni un bando ni en otro.

    ResponderEliminar
  12. Hala, toma, no sólo voy a hacer mala sangre yo. JAJAJA.

    Pio Moa - Errores izquierdistas básicos sobre la república

    Tiene blog el tío, por si quieres dejar tu punto de vista. JAJA.

    ResponderEliminar
  13. Sobre el artículo de Calleja. Ya he dicho en algún otro post lo que pienso sobre este tema, pero sí bien me parece interesante hablar de víctimas de la GC y del franquismo, no las denominaría víctimas del terrorismo, que es una forma de violencia, distinta de la represión, que sí utilizaría en este caso.

    No coincido con el artículo, tras una lectura rápida en:

    -"Andan estos núcleos de aroma franquista empeñados en rescribir la historia y se afanan por presentar al dictador como un personaje estupendo y necesario, y a sus víctimas como merecedoras de la muerte. Algo habrían hecho los comunistas, los socialistas, los republicanos, para que Franco los exterminara, parecen decir".

    Creo que exagera; no hay muchos que piensen así, aunque alguno haya (personalmente, no conozco a nadie, por algo será; ¿conocéis, personalmente a alguien vosotros?).

    -"pone de manifiesto la dosis de odio que un sector de nuestro país mantiene aún enhiesto".

    Odio... uf, no sé si hay odio, pero puestos a generalizar así, no hablaría de sólo un sector, sino de varios.

    ResponderEliminar
  14. Anda Container, no me metas en el blog a esa gentuza...

    ResponderEliminar
  15. No es zapatiéstica, es zapacerril.
    Esta ventanita emergente me pone nerviosa, ¿no se puede abrir más?, estoy como en una cárcel.

    ResponderEliminar
  16. La ventanita se la he pedido yo a náuGrafo para poder escribir desde la agenda electrónica, pero si es muy molesta, la puede quitar.

    He preguntado a una amiga que podría identificarse con la afirmación de Calleja de que hay quienes, "con aroma franquista" están "empeñados en rescribir la historia y se afanan por presentar al dictador como un personaje estupendo y necesario, y a sus víctimas como merecedoras de la muerte".

    Mi amiga dice:

    "Para mí, desde el punto de vista histórico, Franco no es la bestia negra, tal como lo pintan los de izquierdas".

    "Ahora bien, una cosa es que pueda entender la persona de Franco, la respete, incluso me alegre de que haya estado en España en los años 30, y otra cosa es que me parezca que todas las medidas del régimen franquista fueran aceptables. No digiero la catolicidad del Estado español, no ya en los años 30, que era lo normal, sino en los 60, después del Vaticano; Franco fue tradicionalista e inmovilista, y eso no fue bueno para España. Sin embargo, su honradez, su honestidad, su patriotismo, está fuera de toda duda.

    Un franquista "normal" no pretende la reescritura en clave franquista de la historia, Franco ha pasado, y los que se empeñan en resucitarlo no son precisamente los "franquistas" sino sus enemigos".

    Pues eso me ha dicho... en parte coincide con lo de Calleja, en parte no; que conste que es de las personas con más afinidad al franquismo que me he encontrado en la vida. No sé si justifica las muertes... voy a preguntárselo.

    ResponderEliminar
  17. "Sin embargo, su honradez, su honestidad, su patriotismo, está fuera de toda duda."

    Con todos mis respetos, tu amiga no se entera de la misa la media.

    ResponderEliminar
  18. En otros países, una afirmación como esa sería poco menos que constitutiva de delito (primero por ignorante, luego por instigadora de la violencia de Estado).

    ResponderEliminar
  19. Preguntale por Pinochet y Videla, también, a ver si le caían tan bien.

    ResponderEliminar
  20. Bueno, bueno, un respeto a mi amiga, que sí se entera bastante de lo que habla, aunque te parezca increíble; hay una historia personal y ciertos sentimientos detrás de su visión de las cosas (como de la de todos, supongo).

    Y, no es por justificarla, pero muchos justifican regímenes totalitarios, si están a favor de su manera de ver el mundo (siento la redundancia, no me viene otra palabra más ajustada).

    Es un comentario que me ha hecho a mí, a título personal. Seguro que si sabe que lo he puesto en un blog (le pido disculpas porque no me hubiera dejado seguro), se habría expresado de otra manera y habría matizado cosas... quizá no debería haber puesto su comentario porque no estaba hecho para ser publicado... en todo caso, ilustra una manera de pensar y por eso os lo he trasladado.

    ResponderEliminar
  21. No, si el problema no está en tu amiga, sino en la imagen que se trasladó de Franco. También yo, con diez o doce años, pensaba lo mismo. Luego me fui enterando de sus fechorias. Te diré una, y no poco grave, desmantelar a la chita callando la Residencia de Estudiantes, la Junta de Ampliación de Estudios, y todo aquel conglomerado de saberes que habia entonces en el norte de Madrid, para convertirlo en un centro de emanación ideológica del régimen. Cosas como esa, durante 36 años, por no hablar de la violencia sistematizada.

    Pero claro, verlo ahí, con la señora Carmen Polo, en el 'Hola', apadrinando a un niño en un hospital, pues moldea la imagen que nos hacemos de aquel tipo.

    Gracias por compartirlo con nosotros, de todas formas.
    saludos

    ResponderEliminar
  22. Guau, con diez o doce años ¿ya tenías una imagen hecha de Franco?

    Yo no recuerdo cuando me la hice (posiblemente en BUP y COU), pero creo que no era buena, aunque tampoco horrible.

    Tenía una imagen del Franco de los años 50 en adelante, que hizo cosas que vinieron bien al país, pero era un dictador, con todo lo que eso implica (nada bueno, claro); creo que eso era lo que pensaba.

    Después, he conocido un poco más al Franco anterior, más "cruel", digamos.

    Por otra parte, en estos momentos estoy triste: acabo de oír los recortes anunciados por Zapatero, que solo afectan a los ciudadanos (muy fuerte) y la respuesta de Rajoy, que al final ha estado bien y ha hecho propuestas, ofreciendo colaboración, pero que al principio ha sido muy penosa, desgastar a ZP en vez de pensar cómo podían haber caído en los ciudadanos las medidas anunciadas. ¡Qué desastre de representantes!

    ResponderEliminar
  23. Espía o no, Josep Pla, es único, para quitarse el cráneo que diría Valle INclán. Y no me lo creo mucho. Iba a su bola, no se casaba con nadie, su ideología era el Mas , dónde viviá y su gente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario