Vestigios del pasado: el club Larraina (y el top-less piscinero)

Hay en Pamplona, o había, que ya no la sigo, toda una cultura del piscineo. Ser del Tenis no era lo mismo que del Amaya, o el Natación, el Larraina, San Juan u, ojo al nombre que ya determina, las piscinas del general Mola, en pleno centro de la ciudad, junto al parque de Antoniutti (¿quién coño sería ese tal Antoniutti?).

He comido con un amigo pamplonés que acaba de volver, por trabajo, a esta complicada ciudad. Me cuenta que apenas sale, apenas hay ambientes, bares, zonas, que le interesen, en los que se sienta a gusto, y que va a menudo a la piscina. Es un chico de doble nacionalidad piscinera, porque combina Tenis y Larraina (que está en la calle de la Reina, atrofia semántica pamplonica hiperlocal). "¿El Larraina era donde solo podían entrar tíos, no?", le digo. Y me contesta que sí, que todavía es así. Vaya vestigio del pasado, pienso. Vestigio de aquella ciudad en la que las piscinas del citado Tenis, aún las recuerdo, eran dos, y separadas por tupidas verjas (luego vino la feliz fusión).

"Yo lo prefiero, Eduardo", me dice. "Para noventa minutos, un baño y leer la prensa, no me importa, estoy más tranquilo". Me ha sorprendido el comentario, y ojo que este amigo no es precisamente miembro del Opus Dei. Me ha hecho entrever que, coño, pues eso, se está más tranquilo.

He recordado acto seguido las piscinas madrileñas que este verano conocí de cerca, piscinas en que el 90% de las mujeres van a pecho descubierto, con la consiguiente inquietud en el usuario varón. Cabría preguntarse si ese 90% de mujeres, me atrevería a decir las mujeres en general, son conscientes de que la visión de dos pechos desnudos, en una piscina pública, EXCITA TURBA AL HOMBRE. (Activa sus mecanismos conducentes a la reproducción, por decirlo de otro modo. Que se pueden mitigar desviando constantemente la mirada, bien, vale de acuerdo.)

No es que quiera hacerme socio del Larraina, pero es cierto, que, oñe, a veces se hace incómoda esa llamada al deseo constante, encendida por la visión de esa desnudez hecha pública. No sé si es ignorancia, falta de empatía o qué, pero cabría preguntarse si acaso el reino femenino no es capaz de entrar en la mente masculina que, por usar un tópico, no es precisamente complicada. Durante siglos, el hombre ha asociado esas dos glándulas a prosperidad, a supervivencia de la prole, pues el pecho no es sino una reserva calórica, energética, de grasa, para casos en que la madre no pudiera ingerir alimento. Desterrar toda esa tradición instintiva en una tarde no es fácil, y cabría preguntarse si es conveniente.
Por otra parte, no sé si es una cuestión tan orgánica o más estética. A mí se me antoja algo vulgar toda esa liberación mamaria piscinera, no puedo evitarlo. Como una suerte de anti-síndrome Stendhal con pezones.

¿Qué quiero decir con todo esto, con este material tan sensible y delicado con el que te pueden tildar de todo? Desde luego no me haría socio del club Larraina, así, de primeras, pero sí de uno que abogara por recordar que el biquini consta de dos partes. No se trata de mantener hábitos del pasado franquista reciente, pero tampoco pasar al extremo contrario en todo, opino.

Bien, ahora podéis llamarme carca.

En el pasado, el agua era azul (aprox.), aunque parezca que no.

Comentarios

  1. El Tenis es de pjos y Larraina de viejos o raros. Lo siento, las cosas son así. Jajajaja... Durante una época marcaba a fuego a qué piscina ibas. Yo era de Amaya, por cierto. Y si no ibas a ninguna ni te cuento. Era como no existir. Yo no soy ya de ninguna. Me aburrí hasta de eso.

    Hubo un caso en Larraina extraño, que no sé cómo terminó. Un socio se cambió de sexo y no le dejaban entrar a su club de toda la vida con su nueva imagen de mujer. Salió en la prensa, pero como pasa casi siempre con el periodismo, las resoluciones de las noticias pocas veces son publicadas.

    ¿Qué pasaría si nosotros no disimuláramos la posible erección bajo el bañador? Jajaja... Al tiempo.

    ResponderEliminar
  2. También me ha contado los del transexual des-piscinado. El PPC le habría prestado su apoyo, de existir entonces.

    ResponderEliminar
  3. ¿Me he quedado flipado con lo que cuentas de las piscinas matritenses, 90% de top-less? Joder.

    Lo que cuentas entronca con mi gran problema con los escotes. ¿Un escote es para ser mirado o para ser constantemente evitado? Y que conste que por pudor o respeto o yo qué sé, lo evito siempre, por si las moscas, pero coño... joder, estar hablando con una tía con un escotazo que sabes que ahí está, es como una tortura para los ojos, que tienes que atarlos para que no te traicionen, cuando adquieren vida propia y bajan instintivamente.

    ¿Un escote una mujer se lo pone para ser mirado por alguien concretamente, por todos, por nadie? ¿Qué hacer ante un escote y no quedar como un imbécil?

    ResponderEliminar
  4. Ahí la has clavao. Hay ciertos escotes muy inquietantes, antes lo que el hombre se queda como desarmado. Creo que entre el burka y cierto tipo de escotazos descolocantes habría que encontrar un punto medio.

    ResponderEliminar
  5. ¿Carca?, mmmmm no es precisamente carca lo que yo te llamaría. Además, llevas razón, ¿qué es eso de andar con las domingas al aire en una piscina pública? Eso se hace en una piscina nudista, o en la playa.
    Pero la culpa la tiene el escote palabra de honor veraniego, que deja al aire los hombros y el canalillo, tan broncedo (quien consiga broncearse) y con esas indiscretas y antiestéticas marcas de la parte superior de ese biquini. Es lógico, queridos, que vosotros no os plateéis tales cosas en vuestros pechos denudos sin ningún tipo de pudor, prohibición o tabues.
    Es una lástima que nosotras tengamos que plantearnos, además del palabra de honor o el vestido de la espalda descubierta, si nuestras domingas al aire en una piscina de ciudad interior andan levantando algo más que pasiones.
    Por cierto, hay algunos que las llevan más colganderas que nosotras, y eso, además de no revolvernos nada, pero nada, a la mujer solo instinto que llevamos dentro, es que nos da cierto repelús, y no por ello os vamos diciendo que os bañeis en camiseta... En fin, siglo XXI, dicen...

    ResponderEliminar
  6. jajaajajaa, me parto. Ante el burka y ciertos escotazos, estimado, hay miles de puntos intermedios.
    Este contenedor es la leche. Creo que lo dije por aquí una vez, no hay prenda que se ponga, o se quite, una mujer que no tenga su razón de ser o estar.

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón, jajaja. Me he pasao un poco..

    ResponderEliminar
  8. Doña Patio, las tías siempre me han intimidado, eso es lo que pasa. Jajaja. Me acojonan.

    ResponderEliminar
  9. Con respecto a Larraina, yo era socio desde pequeño porque mi padre lo fue también. Resumen: Club SUPER machista donde sólo entraban tíos (muchos de ellos mariconazos que no hacían otra cosa que intentar alegrarse viéndote en pelotas), ya las únicas tías son las camareras, las de la limpieza,...
    En caunto pude, dejer de ser socio.

    El Tenis es de pijos. Si. Pero está mucho mejor que otros clubs que practican el "quiero y no puedo".

    En lo referente a escotes. De acuerdo con Cont. Tiene algo de relación este enlace:

    http://patatapost.blogspot.com/2010/01/password-tetas-y-el-grano.html

    Saludics majos

    PD: Oye Nau, no sé que tienes en contra de Pamplona. Es un pueblo, pero qué pasa. Que ahora mola más ser de Madrid???? (Lo escribo un poco picado eh)

    ResponderEliminar
  10. Mundo piscinas, ja, ja! Yo era de los que no era de ninguna hasta que me hice de Oberena porque conocía a un par de zumbaos y tal. El caso es que hay un rollo "sectario" que no me mola ni hostias: que si el equipico de fútbol, que si la peña para los toros, que si este es mi sitio (en el césped o en andanada), que si fiestas de piscina (sí, sí, hay tres días de Fiestas, como si fuera un pueblo). Qué miedo. Hace tiempo que no voy.

    PD: interesante dilema el de los escotes. ¿Para qué están? ¿Para mirarlos? ¿Y quiénes pueden mirarlos? ¿O para evitarlos? ¿Van así más cómodas? Uffff...

    ResponderEliminar
  11. Yo lo que empiezo a tener claro es una cosa, que ya no quiero nacionalizarme navarra, y si lo hago que sea por Villava en honor a Indurain, un tio como dios manda. En Pamplona te joden la siesta queriéndote vender un sofá más un regalito, la gente se preña y le cambia la personalidad a peor, y ya esto de las piscinas sexistas ha terminado de darme la puntilla...¡Pamplonicas (esto lo oigo en la tele en el chupinazo sanferminero! ¡Hombres intimidados por mujeres en toples!, aquí os dejo este documento del pasado siglo XX, atención a la letra, no pierdan ripio. Disfrútenlo.

    ResponderEliminar
  12. Patatica, cuando me invites a un 'pote' hablamos de piscinas y desencantos navarros varios. Por cierto, muy rica la degustación de la Semana del Pincho del Windsor: brick de mejillón con salsita de mostaza y luego setas con alguna salsita también. Para que digas que sólo critico; ahora, la pza del castillo parecía a estas horas el Berlín bombardeado por los yankis. Ni un alma, ni una parejota con críos, ni un IkerLuis con la coletica, ni un empleado de cajanavarra jerseicico al hombro, ni una Asun Goñi con la chaquetica, ni un curriqui de la Volkswagen (por cierto, especialemnte Cont y Patatica, deberiáis leer 'Ajuste de cuentos' de Patxi Irurzun. Estoy disfrutando mucho estos dias con sus relatos, en los que hay como un extraño pamplonismo que flota en el aire, pero rebelde y makarra que me ha dejado un gran sabor de boca. Ahí va esa sugerencia si luego no escribo más de él. Me despido a lo pamplonica: aupppaaaaaaaaa.)

    ResponderEliminar
  13. Doña, siento informarle que en Pamplona Indurain tiene fama de calzonazos. Somos demoledores con todo, empezando por nosotros mismos. Jajaja. Así somos, más atravesados que los traviesas de las vías del tren, aunque sean de AVE.

    Patxi Irurzun se me atraganta bastante. Esa pose macarrilla se nota mucho que es eso, una gran pose. El otro día le leí que se había ido a Benidorm de vacaciones con la silletica del crío y se me cayeron los pocos palos del sombrajo que me quedaban, y hasta aquí puede leer.

    ResponderEliminar
  14. Si hay un tío sin pose en esta vida y en el mundillo literario ese es Patxi Irurzun. Joder, qué criticones somos, tienes razón con lo las traviesas esas, caraaajo.

    ResponderEliminar
  15. Pues lo vas arreglando, contenedor, Navarra llena de machistas que no quieren piscinas mixtas, ls piscinas de hombres llenas de mariconazos (apreciación de patgor... qué mal suena ese superlativo, ha quedado que ni la benemérita), de asustadizos frente a un escote, de intolerantes frente a unos pezones (de mujer) y de calzonazos jajajajja
    ¡Viva mi Mancha, joder, viva mi Mancha!

    ResponderEliminar
  16. Ves? Planteas una critica al nudismo en las instalaciones deportivas públicas madrileñas y ya eres un intolerante..

    (en lo demás, estoy de acuerdo,jejejej)

    ResponderEliminar
  17. No sé nada de él, hablo de leídas, que no de oidas, ojo. La verdad es que no sé nada de nadie que escriba en Pamplona. Que recuerde, sólo te conozco a ti como tío que tiene algo publicado.

    Tengo el prejuicio de que el mundo cultureta Pamplonés tiene un ambientillo un tanto viciadete, como a cerrado, muy politiquero, acomodadamente alternativo, escorado hacia lo chusquillo. Camarillas, nada nuevo en ningún lado, supongo.

    Cómo me gustaría crear una Pamplona neutra, absolutamente neutra. Y qué bien la definiste el otro día por dónde domicilia la peña la hipoteca. Esa es Pamplona... tan cansina para los que no tenemos familia reconocida porque ambos nos miran con desconfianza y recelo, y tenemos domiciliado el paro en el Rabobank.

    Cómo me alegro de no ser escritor, las iba a pasar putas. Jajaja.

    ResponderEliminar
  18. La cuenta en Rabobank, JAJjJJJjJ. Sublime.

    Y, bueno, es cierto, creo que la sociedad navarra padece esa polarización: o koletica o jersey al hombro. La escala de grises intermedia está malamente representada; fijate en los dos periódicos principales. Y en los barse: o Marengo o, cómo era de Irurzun, ¿Matraka?

    Faltan Odones Elorzas por aquí.

    ResponderEliminar
  19. Doña Patio, tenemos alcaldesa, Yolanda Barcina, de derechas, y los más izquierdistas-nacionalistas(vascos), en Sanfermines, en los toros, le gritaban "Barcina vete a la cocina".

    Patgor, ya puedes sacar el arsenal de defensa de nuestra querida ciudad que hoy estoy muy bajo, bajísimo. Jajaja.

    ResponderEliminar
  20. Matraka, en Lakunza. Jajajaja.

    La voló ETA, en esa temporada que le dio por darle goma dos a todas las discotecas del norte de Navarra. Un grupo de musica punkarra de Pamplona, "Lehendakaris muertos" sacó una canción que se titulaba: Eta, deja alguna discoteca.

    ResponderEliminar
  21. Jajjajja, sí, los mismos que cantan lo de: "Soy un veterano de la kale borroka, dame mi pensión o te parto la bokaaa".

    No apto para almas sensibles, ciertamente.

    ResponderEliminar
  22. Odón blufff, bluffff. Si yo te contara, que soy donostiarra consorte. JAJAJA... es un socialista populero de armas tomar, y encima como prima su vasquismo sobre cualquier otra cosa, no tiene cojones de pegar un puñetazo en la mesa y quejarse de una vez por todas de que Bilbao se lleva el 90% de la pasta para infraestructuras en Euskadi. Allá ellos, pero me jode.

    ResponderEliminar
  23. Aún y todo, te cambmio dos Odones por una Barcina. Compara ambas ciudades y llora.

    ResponderEliminar
  24. Tienen otra que es "Gora España". Corrosivos. Jajaja. Sí, no apto para almas sensibles.

    ResponderEliminar
  25. Sí, pues está patgor hoy de un talante cojonudo, como para defender Pamplona... Vamos, yo que la Barcina vete a la cocina los declararía a todos personae non gratae... ajajaja. Pero no temáis, no os vais a quedar apátridas, aquí tenemos piscinas mixtas, no andamos a estas alturas con gilipolleces, las chicas no se quitan la parte de arriba del biquini, los maricones viven y dejan vivir, los hombres disfrutan con discretos escotes de las recatadas mujeres, y calzonazos alguno hay, pero los menos... Los hago hijos adoptivos ya mismo.

    ResponderEliminar
  26. Y Rosa, la alcadesa peperuela, está de bastante buen ver, dentro del rollo-perla, ojo.

    ResponderEliminar
  27. jajajajaja, qué gustos más raros tienes, estimado.

    ResponderEliminar
  28. Doña Patio... que es sólo una piscina, y rídícula en tamaño, la que no dejan entrar entrar a tías, que no todos somos así. Jajajaja. Oye... que por mí como si van en pelotas las tías, que yo de lo que hablaba era de otra cosa, de cuál es el protocolo con el que actuar delante de un escote de bandera!!! Jajajaja. ¿Se puede o no se puede mirar?

    Y con respecto a la alcaldesa, yo que creo que la Barcina es una seguidora de Odón... lo que va haciendo ella es lo que se hizo en Donosti hace diez años. Matemático. Aparcamientos, peatonalizaciones, etc.

    Claro, esto es tan políticamente incorrecto que como se me ocurra decirlo por la calle me crucifican de todos los lados a la vez, y sin guardar turno. Jajajaja.

    ResponderEliminar
  29. Yo soy del Tenis y ya no es un club pijo. Ahora los socios son los hijos o nietos de los que eran "gente bien"... ufff qué asco me da esta expresión. Con el paso de las generaciones todo se ha igualado y hay socios en paro, electricistas, forales, empleados de banca, ingenieros, dependientes del Corte de Inglés... vamos, de todo.

    En mi caso, el uso que hago del club es meramente deportivo. Me encanta jugar a tenis así que, ¿qué mejor lugar para practicar este deporte que en un club de tenis?

    Respecto al top-less, me parece mucho más sexy y sugerente un bikini. La última vez que estuve en una playa nudista me di cuenta que no es nada erótico ver tanta mujer desnuda integral. Recuerdo un partido de palas entre dos mujeres y... no sé cómo decirlo... Vamos, que me parece más sensual un tipazo con bikini.

    ResponderEliminar
  30. Contenedor, es una pena que en el norte sea tan difícil ser políticamente incorrecto. ¿No os parece que de Madrid para abajo se echan más salerillo y dice la gente lo que piensa, o hay más crítica y sátira en la calle?

    Respecto a las piscinas y demás, yo lo veo de la siguiente forma: dijeramos que hay dos cristales por los que atraviesa la luz, uno que toma gama roja o verde, y otro rosa, amarilla o azul.

    El rojo o verde, el masculino.

    El rosa: mujer que luce cuerpecillo o cuerpazo deseosa de ser deseada no más allá de una sensual mirada que la haga feliz (sentirse querida, sentirse admirada).

    Amarillo: mujer que no luce y que mira con envidia a las que lucen o que critica a aquellas que lucen y no deberían lucir.

    Azul: mujer elegante que sabe lucir lo que hay que lucir cuando hay que lucir.

    Por otra parte, también ahora hay mucho hombre que exhibe cuerpo y gusta de ser mirado, sólo que el efecto que nos produce a las mujeres es más... no sé... suavizado.

    ¿Qué opinas El Patio? ¿He hecho una explicación muy complicada?

    Del protocolo del escote, ni idea; pero yo prefiero que me miren a la cara. :-)

    ResponderEliminar
  31. Interesante y enriquecedora radiografía, Ela. Me quedo con el color azul, de todas formas, jaja.

    He modificado una cosa en el post; lo de 'excitación' era muy grueso y casi animal. No es exactamente eso. Es un estadío previo a eso, una cierta turbación quizá sea más preciso.

    ResponderEliminar
  32. ¿Turba o más turba? Que me lio con tanto tachón. Jajajaja.

    Ela, a los del norte nos ha venido muy bien San Internet, nos ha abierto los pensamientos y la mente, así como la verborrea para dejar de ser el políticamente correcto que éramos en todos los puñeteros sitios.

    ResponderEliminar
  33. Ela, maravillosa exposición de la gama de colores.
    Te ha faltado matizar el rojo y el verde jajajajja.
    Vengo observando, de un par de años a esta parte, que también hay mucho tipejo que va a lucir pechera de gimnasio.
    El caso es que las piscinas resultan de un arrealismo brutal, unas y unos con absurdas pretensiones en las que nadie repara, y si se repara resulta ridículo. Otros con sus michelines y a lo suyo, otros avergonzándose de su blancura invernal, cuerpos paseándose para arriba y para abajo con premeditadas intenciones, o sin ellas y nosotros aquí sacando conclusiones. Curioso mundillo el de las piscinas.
    En cuanto a los escotes, yo también prefiero que me miren a la cara, pero si esa es la intención, mejor no ponerse escote. No obstante, de vez en cuando hay que desarmar al acompañante sorprendiendo con un inesperado escote.

    ResponderEliminar
  34. Antoniutti fue el Cardenal Antoniutti, quien hizo muy buenas migas con Franco, el Opus-Dei, los legionarios de Cristo... Aunque, inicialmente fue enviado a España (a Bilbao) en plena guerra civil con una misión humanitaria por parte del Vaticano (no sé si esas dos palabras Vaticano y humanitaria son contradictorias): conseguir el retorno de los niños de la guerra y asistir a los curas acusados de nacionalistas.
    No sé por qué, tal vez por esto último, Antoniutti se libra siempre cuando se cuestiona los nombres de calles dedicadas a franquistas.
    Por lo demás, Contenedor Amarillo (soy Patxi Irurzun) Benidorm es muy macarra, no sé si lo sabías. Y tampoco me queda claro si me juzgas, como escritor, sin haberme leido o no (creo que sí, porque eso lo escribí yo mismo en mi blog, que ya son ganas de complicarse la vida, entrar a él si sabes que te vas a tragantar). Las alusiones personales ya sé que sí, que la haces sin saber nada de mí, porque creo que no nos conocemos de nada. Igual resulta que soy un macarraza total, de ceñido pantalón (¿qué es ser un macarra para ti?). O igual no. Igual tengo un hijo de cinco años que quería ir a un parque de atracciones. Bueno, de todos modos no tiene demasiada importancia, todo esto.

    Patxi Irurzun

    ResponderEliminar
  35. Jode Patio!!! Te encanta psar a los extremos. Por supuesto que hay muchas cosas malas en Navarra, pero estamos sacando de quicio cosas concretas. Larraina es un apiscina pequeña y con los ideales comentados, pero es una de los muchísimos clubes que hay en Pamplona, y me atrevería a decir que en tu "mancha" no nos llegaís a la suela del zapato (Lo digo un poco picao pero estoy más picado con mi amigo Nau. Cómo se puede ser tan sentencioso y puntilloso)

    Pido perdón por la palabra "mariconazos". Siempre que hablo de gays tengo problemas jeje No me malinterpretéis. Es una forma despectiva de hablar NO hacia los gays, si no a esos que seguro ocultan su orientación sexual porque son más conservadores que Franco.

    Saludos de un Patata un poco picado

    ResponderEliminar
  36. El día va de picones... joder qué ciudad. Jajajaja.

    ResponderEliminar
  37. Qué picajosos andas todos ustedes... Relájense, queridos, relájense todos.
    Ves, estimado, en este país todavía no se puede hablar de tetas.

    ResponderEliminar
  38. El día va de picones... joder qué ciudad. Jajajaja.

    ResponderEliminar
  39. jajajajja EStoy más tranquilo. Pido pedón por haber levantado la voz :(

    Saludos a todos menos a uno (jeje)

    ResponderEliminar
  40. Vaya sarta de comentarios...

    Volviendo al tema inicial, el de exhibir teta así gratuitamente, no es que me parezca mal pero a mí (y soy mujer y he visto unas cuantas tetas en toda mi vida fruto de la venta de sujetadores) también me resulta incómodo. Debe ser que tengo algo de cerebro masculino, pero yo tampoco sé qué hacer cuando veo un escote impresionante o me encuentro directamente ante un topless. No sé, si es por las marcas que se compren bikinis palabra de honor, que también los hay. A mí desde luego creo que no me veréis en una de esas...

    ResponderEliminar
  41. NáuGrafo, a mi me parece que en este caso la palabra excitación no está mal usada, y suena mejor que turba, pero tú eres el que mejor sabe qué querías decir.

    Por otra parte, la exitación no siempre tiene por qué tener un significado sexual (aunque en este caso sí, claro); yo no siempre se lo doy y quizá por eso no me suene tan mal.

    Contenedor, yo no quería decir que los del norte no tengan la mente abierta, sino que las opiniones, y dicho sea de paso los sentimientos, se exprensan mucho menos que en el sur... y cuando se expresan, con menos gracia... sin intención de ofender a nadie, que en este blog sois muy divertidos.

    El Patio, de acuerdo contigo en que de vez en cuando hay que lucir lo que hay que lucir.

    ResponderEliminar
  42. Buenísimo el post. Los 40 comentarios ya no me los he podido leer. ¡Por fin puedo volver a leer blogs!!

    ResponderEliminar
  43. Pues la verdad es que yo no veo mucho top-less en las piscinas pamplonesas. Quizás es que por no ser hombre me pasa desapercibido. Otra cosa era la de San Blas en Madrid, que escándalo de pecho al aire!

    Otro tema a debatir en post sería si es vulgar dar el pecho a los bebés en la calle o en las terrazas de los bares (yo opino que es muy cutre y todo el mundo se me echa encima como si fuera "pija y no liberada"...)

    ResponderEliminar
  44. Gracias Rosa por el coment.. No lo había pensado mucho, pero creo que eso es algo que mejor hacer en casa, o en un parque discretito, no en el Yoldi a hora punta de cañas y marianitos, opino. Estoy contigo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares