No tan iguales

El jurista Fancisco Partaloa, fiscal del Tribunal Supremo de Madrid y amigo de Queipo de Llano, que vivió la represión en la zona roja y después en la nacional, escribe:

Tuve la oportunidad de ser testigo de la represión en ambas zonas. En la nacionalista, era planificada, metódica, fría. Como no se fiaban de la gente, las autoridades imponían su voluntad por medio del terror. Para ello, cometieron atrocidades. En la zona del Frente Popular también se cometieron atrocidades. En eso, ambas zonas se parecían, pero la diferencia reside en que en la zona republicana los crímenes los perpetró la gente apasionada, no las autoridades. Éstas trataron siempre de impedirlos. La ayuda que me prestaron para que escapara no es más que un caso entre muchos. No fue así en la zona nacionalista.

De Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie, Juan Eslava Galán, pag. 79, Planeta/Booket, 2007

Comentarios

  1. LA GUERRA, MADRE
    La guerra, madre: la guerra.
    Mi casa sola y sin nadie.
    Mi almohada sin aliento.
    La guerra, madre: la guerra.
    Mi almohada sin aliento.
    La guerra, madre: la guerra.
    La vida, madre: la vida.
    La vida para matarse.
    Mi corazón sin compaña.
    La guerra, madre: la guerra.
    Mi corazón sin compaña.
    La guerra, madre: la guerra.

    ¿Quién mueve sus hondos pasos
    En mi alma y en mi calle?
    Cartas moribundas, muertas.
    La guerra, madre: la guerra.
    Cartas moribundas, muertas.
    La guerra, madre: la guerra.

    ResponderEliminar
  2. Qué hipo del llano, o del altiplano. Siempre me han hecho gracia estos apellidos. Sanjurjo... un poco más y te ahogas. Me molaría oírselo decir a Bono, el ex-calvo presidente del congreso. A lo mejor se asfixia y ya no puede comprar un ático más, el pobre.

    ResponderEliminar
  3. Sanjurjo, navarro él. ¿Te acuerdas de su estatua donde la calle Ciudadela? Hoy queda la peana vacía.. Igual le dedicó un pots, por seguir dando un pcoo la chapa con estos temas..

    ResponderEliminar
  4. Me acuerdo cuando lo quitaron, hace un porrón de años. JAJAJA.

    Se lo podías dedicar al hermano de Franco, Ramón Franco, que en el 1931 fue diputado por Esquerra Republicana de Catalunya. Qué familia. JAJAJA.

    ResponderEliminar
  5. Hasta ahora opinaba que había que hacer justicia y honrar la memoria de los muertos, sin un malsano afán de revancha, que creo percibir en algunos, y pensando que ya estaba clara toda la verdad sobre lo ocurrido.

    Si, como voy viendo en este blog, queda mucho por saber y matizar, me parece bien que se busque la verdad... pero me gustaría que esta se buscara por el interés de conocerla, no de manipular la información ni de volver a crear bandos.

    Bonito poema, El Patio.

    ResponderEliminar
  6. Échale un ojo a Julio Ruiz de Alda. Así se llamaba en pamplona antes el estadio de Larrabide (que no tengo ni idea de qué significa), por cierto.

    ResponderEliminar
  7. Ese era aviador, creo, y no sé si medio familia, muy lejana, de mi familia lejana. Investigaré.

    Ela, estoy contigo.

    ResponderEliminar
  8. Francisco Partaloa es un seudónimo. Si alguien conoce el nombre real y me lo comunica, le quedaré muy agradecido.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario