Co

Segunda y última jornada de la primera edición de 'Navarra, muestra de literatura 2010'. Me extraña no ver en ninguno de los dos diarios navarros ni un suelto dedicado al evento. ¿Qué pasa? No me lo explico. Veo, eso sí, lo del museo del carlismo en Estella, del que no tenía ni idea, y oye, me parece algo interesante, porque del carlismo no tenemos ni zorri en general y resulta que trastocó el XIX español y de qué manera.

(Inciso: los ismos van siempre en minúscula: cubismo, calvinismo, franquismo, carlismo, chovinismo.)

Llegué otra vez tarde, perdido en una combinación de líneas que me trajo de nuevo esa sensación de extraño en md, de la que sabe mucho Iñaki Echarte. Quisó quizá el destino conjurar ese despiste subterráneo mío para sorprenderme con 20 providenciales euros que fueron a parar justo a mis pies. Fue como si algún ente superior de tipo navarro, pongamos san Francisco Javier, me hubiera querido recompensar mis dos presencias en la muestra de algún modo. Oh, gracias.

Recitaba Javier Asiáin cuando entré en el Museo de la Ciudad. Mi primer contacto con este poeta que es todo menos casposo, que incluye humor, ironía, frescura, y ningún corsé coñazo, fue en mis días de jefecillo cultureta en un periódico digital de cierta importancia. Mandó Asiáin unos libros que fueron a parar a mis manos, lo que da idea de las coordenadas en las que se mueve este hombre, esto es, a escala nacional. Declamaba Asiáin, que acaba de presentar Unidad de Cuidados Intensivos, con brío, energía, pero con un ritmo calmo, porque no hay cosa peor que se amontonen las imágenes poéticas en uno de estos recitales, que suele ser lo habitual, y no enterándonos de nada. Se aferraba al atril con fuerza y me recordó a los toreros cuando esperan a que el bicho salga de toriles, protegidos tan sólo por el capote, que en este caso eran sus folios llenos de versos.

Me gustó escucharle y me gustó también que concluyera con un poeta que ni es él, ni es navarro, y que se llama Jesús Lizano, al que definió como anarquista de la poesía y cosas así y veo ahora que no es precisamente un muete, el amigo Lizano. Leyó Las personas curvas, poema que suscribo ya que si algo me considero es un tipo curvo. No dejen de leerlo aquí.

Tras el concurso de Asiáin, tomó el relevo Marina Aoiz, que presentó sus dos últimas publicaciones, Códigos del instante y Hojas rojas. Confesaré que no sé si fueron las toses del personal, el que a un tipo le llamaran al móvil y se pusiera a hablar con un vozarrón mal disimulado u otras distracciones, pero en la primera fase del recital, quizá también por lo complejo/denso de los versos, no logré empatía ninguna.

Me gustó más la parte de Hojas rojas, libro dedicado a su madre recientemente desaparecida, como también dedicó uno a su madre fallecida, no recuerdo el título, Jesús Mauleón, que participó en la primera sesión. Me gustó la descripción que hizo de la madre, mujer que había conseguido dar salida a sus muchas inquietudes, pese a haber vivido en ese franquismo que quería un tipo de mujer y no otra. Se rebeló, en este caso, la madre de Marina Aoiz y fue una mujer de un gran atractivo, por lo visto, a la que FL Chivite le dedicó, si no entendí mal, una columna en el Noticias.

No pude quedarme al colofón, en un mano a mano entre Jesús Munárriz y Ramón Irigoyen que estoy seguro que habrá dado mucho juego. A pesar de algunos aspectos que sería una impertinencia reseñar aquí, me quedo con más buen sabor de boca que otra cosa.

Comentarios

  1. Amigo Edu: desconocía yo también la apertura de ese Museo del carlismo. Aunque en mi Departamento hay un profesor y buen amigo - Jesús Millán - que es especialista en el carlismo, es verdad que mucha gente no sabe nada sobre el tema, siendo, como bien dices, un aspecto básico en la historia del siglo XIX español. Quien sí que sabía y bastante es el amigo Baroja. Es una buena forma de tener un primer acercamiento al tema: leer "Zalacaín el aventurero" (no deja de ser curioso que esta novela, de temática eminentemente local, es una de las más traducidas y leídas fuera de España) o alguna de las novelas históricas ambientadas en ese siglo.

    Si me dan permiso, este verano iré unos días a la antigua casa de Baroja, a consultar su biblioteca. No sé si para cerca de Estella, pero si puedo me acercaría a ese museo.

    Cambio de tema. A Jesús Lizano lo vi un día en televisión hace muchos años. Aunque no lo he vuelto a ver, no he podido borrar esa imagen, ni por su curioso aspecto físico, ni por la forma vehemente en la que leyó un poema. Aun recuerdo si título: "Canción del Popocatepelt". Recominedo ver el vídeo en Youtube:

    http://www.youtube.com/watch?v=ZJt8Vr4xZOU

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Paco, a mí también me gustaría ir a visitar Itzea, en Vera de Bidasoa, o en Bera, que está al norte de Navarra, muy cerca ya de Francia (si Navarra es un rombo, Bera está en la punta de arriba, Estella en la punta este, o izquierda, pero en hora y media en coche se llega de punta a punta).

    Apunto lo de Zalaca. La leí en el colegio, hace ya mucho, y apenas la recuerdo. Gracias por el apunte.

    Veamos el video, ahora que pienso, creo que Lizano me suena vagamente, esas pintas no se olvidan..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Impresionante la canción del Popocatepelt!!

    Del Pooo!!!!

    Pocatepelt!!


    (y lo de los curas... ¡una locura!)

    ResponderEliminar
  4. Mi familia ha sido más carlista que la borla de la boina roja de Zumalacarregui.

    A lo mejor me doy un garbeo un día de estos por Estella.

    ResponderEliminar
  5. Lo cierto es que iría antes al museo del carlismo que al de los sanfermines, por plantear una diatriba museística local.

    ResponderEliminar
  6. Otra novela sobre el carlismo es la última del escritor (navarro, ya que estamos), Eduardo Iriarte, 'Las huellas erradas', que acaba de ganar el Prmeio Logroño de Novela.

    http://www.elcorreo.com/alava/v/20100323/rioja/historia-para-toda-vida-20100323.html

    ResponderEliminar
  7. 90.000 euracos (no se si el punto tiene o no que ir) de premio. Joder, eso te arregla el cuerpo para una temporada. 45.000 euros para que los dilapide zp y otros 45.000 para ti. (Persiste mi problema con las tildes. ¿Alguien sabe como puedo eliminar el virus llamado de la doble tilde de una manera facil y a ser posible, amena? Gracias)

    ResponderEliminar
  8. Me piro a ver el museo, por cierto, que me ha picado la curiosidad. Luego cuento algo.

    ResponderEliminar
  9. Acabo de encontrar el vídeo de esa primera vez que vi a Lizano recitando esa genial "Canción del Popocatepelt". Era - ahora al verlo lo he recordado - es ese programa que hacía Sánchez Dragó en La 2. Una estampa difícil de olvidar:

    http://www.youtube.com/watch?v=Pq8Nh01R8iY&feature=related

    ResponderEliminar
  10. Siiiii, lo vi en su día!! Inolvidable momento telesivo, como inolvidables (por duras) las pintillas de muchos de los allí presentes, con esa polilla cultureta de aspirantes a poetas-bibliotecarios que no sé si a Lizano (un tio que dijo que la filosofía que estudiaba no era filosofía) le entusismaría mucho.

    El Po!!

    pocatepel!

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias y enhorabuena por tus crónicas de esta muestra que, como dices, tan poca repercusión ha tenido en su tierra de origen.

    Tú que tienes influencias, ¿por qué no pides que se repita en Pamplona? Al menos así, llegaría a más gente de aquí.

    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias a ti, estafetakoa, faltaria plus. Influencias dice, jajaj.

    Hombre, la gracia era un poco el encuentro diaspórico en Madrid, pero no sé, un poco pena que no tenga más eco en los medios.

    abrzs

    ResponderEliminar
  13. Hoy salís en prensa, naugráfo, tranki, ja-ja. Qué cosas nos hace nuestro embajador en Madrid, se ve que como no consigue traer una puta empresa a Navarra, ni tampoco el TAV, ni tampoco ná, una por una se da un gustillo con vosotros y nuestros dineros. En fin, serafín, que lo importante es que estuvisteis agusto y que la estevez ya ha levantado acta, que es lo que cuenta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Si la Estévez ha enviado la crónica, es que ya ese acto existió. Quedo tranquilo. Y la foto, sí, ¿recuerdas la de la Generación del 27 famosa, que creo que hizo Pepín Bello por cierto? Pues igualita.

    saludetes

    *Tav, empresas.. bah, bah... (ajjajajaj)

    ResponderEliminar
  15. Pues la vuestra la hizo el gran Fernando Gorena o el gran Iñaki Etxarri, a la sazón partes contratantes de la legendaria agencia Modem Press. Esos dos sí que tienen un libro y un simposio. Todo llegará.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario