Otra obra de ARCO

Más polémica ésta. Es del catalán Eugenio Merino. Escoció a representantes israelíes. (Dice Merino que no es para ofenderse, que es una metáfora de cómo las tres religiones hacen esfuerzos, casi comunes, para llegar a Dios. Me temo que no cuela. Basta con ver la figurilla del fondo, no precisamente buenrollil para con los métodos israelíes de hacer política.)

Comentarios

  1. UYYYYYY... estos "transgresores" artistas cómo saben no ganarse un fatwa. Jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Merino es un tipo tranquilo con una conversación agradable y culta. Si uno echa un ojo a su trayectoria se da cuenta enseguida que, efectivamente, no hay intencion de epatar.

    De todas formas de lo que se ve en la foto, la obra más "cruda" es la cruz cristiano-farmacéutica. Su lectura es fácil y directa.

    Best regards, my friend

    ResponderEliminar
  3. A mí me parece antisemitismo puro y duro. Diga lo que diga este buen hombre.

    ResponderEliminar
  4. Me parece divina la performance de la troupe, al menos aquí el arte tiene la utilidad de la provocación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es mu buena la foto jeje

    Yo tengo poco de intelectual, así que no puedo darle muchos sentidos...

    saludos Castawrite

    ResponderEliminar

Publicar un comentario