Nova Scotia (y Nueva Zembla)

O Nueva Escocia. Diré que no conocía Nova Scotia (Canadá) hasta hace unos días. Bueno sí, me sonaba, como nos suenan tantas toponimias precedidas del nuevo/nueva: Nueva Calzedonia, Nuevo Burlington, Nuevo Timberland, Nueva Panama Jack. Que, cómo decirlo, precario, eso de añadir el 'nuevo' al lugar descubierto. ¿Cómo llamamos a este sitio, nosotros, que somos escoceces? Nueva Escocia y pásame el whisky que ya estás tardando, McOrlan. Y si en Dubai quisieran crear una nueva Nueva York, ¿cómo la llamarían? ¿Nueva Nueva York?

Descubrir nuevos países en el mapa, constatar que estaban allí aunque vagaran por los mares muertos de nuestra ignorancia, es excitante. Me ha pasado ahora, ya digo, con Nueva Escocia, país que descubrí con la lectura de Sailing alone around the world, de Joshua Slocum, que estoy abordando en su lengua original por aquello de impruvear niveles y tal. Tierra de lobos de mar, Nova Scotia, como el propio Slocum, que dice esto de su terruño natal:

The people of this coast, hardy, robust and strong, are disposed to compete in the world's commerce, and it is nothing against the master mariner if the birthplace mentioned on his certificate be Nova Scotia.

(Lo que viene siendo que la gente de esta costa, dura, robusta y fuerte, está dispuesta a competir en el comercio mundial, y que el capitán no encontrará nada en su contra si en su certificado figura Nueva Escocia como lugar de nacimiento.)

Qué desangelado pinta todo, nacer en ese sitio, y en el siglo XIX, que es como que hacía más frío. Fijaos que síntesis de lo desapacible se concentra en esta descripción:

I was born in a cold spot, on coldest North Mountain, on a cold 20th February.

(Que quiere decir que el tipo nació en un frío lugar, en la más fría aún Montaña del Norte, en un también frío 20 de febrero.)

Vida de foca, se me ocurre pensar.


Lo cierto es que me interesan cada vez más este tipo de lugares, agrestes, ásperos, desangelados, en los que no se nos ha perdido nada. Un viaje al arrealismo del turismo, digamos. Descubrí hace poco, contemplando hipnotizado un mapamundi, una isla de proporciones importantes en la que jamás antes había reparado. La busco ahora en Google Maps y no me figura el nombre, que por supuesto tendrá. (Nueva Zembla, me sopla Contenedor Amarillo.) Adjunto mapas.


Pues bien, me apetece recorrer esos lugares. Pasar dos, tres, cuatro días, una semana, no más, transitando por esos límites de la geografía, por el espacio en blanco entre las viñetas del cómic, que diría Agustín Fdez Mallo. Países, lugares, sin apenas historia, cultura, sin kitsch de ningún tipo. Lugares en los que experimentar la soledad más acuciante, el frío más pelón, la ausencia de estímulos más apabullante. Trastiendas vacías del mundo por las que un día pasaron viajeros solitarios, inquebrantables, como Slocum, Joshua.


- -

Acceda aquí a Sailing alone around the world.

Comentarios

  1. Jo Náugrafo!!

    Pensaba que Nueva escocia estaría en Europa o así...

    Y qué intriga!!! ¿Cómo se llama esa isla? No será la de la serie "perdidos"??

    Si tengo tiempo igual busco más rincones sin nombre...

    salu2

    ResponderEliminar
  2. Teclea Nueva Zembla en la wiki, que lo sabe todo.


    Sorpresa!!!


    Jajajajaja.

    Me pasa algo parecido con la isla Reunión.

    El maldito Google Earth nos ha empequeñecido el mundo. Cabrones. Jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Nueva Zembla. Cojonudo. Ya tengo mi lugar para explorar, para ser un Amundsen-Scott de pacotilla.

    GRacias!!

    http://es.wikipedia.org/wiki/Nueva_Zembla

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja 2000 habitantes es genial. Menos que el pueblo de mi padre. Igual falces es un país...

    jajaja

    ResponderEliminar
  5. Para nuevos lugares inhóspitos clica aquí:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Barcelona_districte_X_barris.svg

    Antes también se conocía, indistintamente, por Pueblo Nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Cierto. Recuerdo haberme comido una fideuá, hace como quince años, en esa zona. Y ya era de un desangele que ponía la piel de gallina.

    ResponderEliminar
  7. Nueva Escocia... ahí me llevó mi aventura canadiense. Como paraje natural no tiene precio, ahora bien, Halifax, su capital... en fin, vale que el día era gris, pero juraría que es una de las ciudades más tristes del mundo. Como Pamplona para alguien de fuera supongo.

    ResponderEliminar
  8. Esa es la zona de la torre Agbar? Es leyenda urbana que le querían poner una fuente de agua en el prepucio o es verdad??

    Me parece que por ahí estuve yo en un hotel, que era muy nuevo pero la zona eso, un poco digamos desconchada.

    ResponderEliminar
  9. Estuviste en Nova Scotia, Molusco!! Me lo tienes que contar!

    Container, la zona que dice Angel es la del puerto olímpico y cercanías, creo. La de la Torre no recuerdo el nombre pero está bastante más animada. Estuve el año pasado y lo han puesto todo en plan maqueado-horteri, con centros comerciales a lo yanki y demás, y la sede de Mediapro marcando modernerío y tal.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares