No sé qué le pasa a Blogger, que no puedo escribir. Quería poner algo sobre Orlando Zapata y su miserable muerte, y que no todos se llaman Aminatu

asfasdfasdfasf, hombre, parece que ya puedo escribir y sin tocar las cookies. Poco (o mucho, quizá) que añadir ya. Les remito al artículo de A sueldo de Moscú.

Sólo un video más, con testimonios de sus allegados y de comprometidos con la alternativa política en Cuba.



- -

Más vídeos en el blog de Claudia Cadelo.

Comentarios

  1. La suerte que tiene Aminatu de estar viva es que su "huelga de hambre" (entrecomillada porque, mire, como sanitaria afirmo que de huelga de hambre rien de rien) no la hizo en un aeropuerto marroquí, y que Marruecos tenía tomates que vender.
    Lo terrible de Orlando Zapata y de todos los que se llaman Orlando Zapata y viven donde Orlando Zapata es que una lee estas tres líneas y se pregunta ¿Y quién coño es Orlando Zapata?
    Y entonces te vas a google y te empapas... Joer, Cuba otra vez. Y esto sí que me pone de mala leche. Porque a Orlando Zapata se le ocurre ponerse en huelga de hambre en donde el hambre en sí ya mata, o poco menos hace mal vivir. No he oído la noticia, por ninguna parte, del comienzo de su huelga ni de su evolución, ni de que llevada hasta las últimas consecuencias, agonizaba en alguna habitación inmunda en donde el fracaso multiorgánico acababa con su vida y con su causa.
    Y yo me pregunto: ¿por qué internacionalmente la lucha anticastrista es como oír llover, que uno se sienta y se relaja, incluso se echa una siesta adormecido por el sonido de la lluvia, y espera a que pase el aguacero?
    Terrible.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario.

    Sigue mal el blog, y no sé si es culpa de Blogger, del ordenador, o de qué xxxx#% en vinagre.

    Genera impotencia no poder soltar las cuatro tonterías que nos apetece soltar. Sirva esta incapacidad técnica para ilustrar, multiplicado por mil, la situación de todos esos cubanos que quieren hablar y no pueden. Como los 75 presos políticos (aunque han liberado a algunos) que desde 2003 vagan por las cárceles cubanas.

    No hablar genera una pequeña frustración, en este blog. En Cuba no hablar significa alienarse, tragarte la dignidad. Y hacerlo puede significar, la cárcel, las torturas, y la muerte, como ha pasado con el desdichado Orlando Zapata.

    ResponderEliminar
  3. Interesante post en A sueldo de Moscú:

    http://www.asueldodemoscu.net/?p=4864

    ResponderEliminar
  4. De asco. La izquierda española es de asco. El relativismo de siempre según se mueva en el espectro ideológico el asunto.

    Castro no es igual que Pinochet ni la guerra de Irak tiene nada que ver con la intervención humanitaria y pacífica de Afganistán. Así de primeras, y por no seguir, por no hacer más mala sangre.

    El PSOE (Zapatero vamos, a la cabeza, con su balbuciente Moratinos de lacayo) les niega a los disidentes cubanos la entrada en la embajada española en La Habana, cuando siempre se les había invitado, y los ningunea hasta la nausea. IU directamente les llama gusanos. Eso es lo que tenemos.

    De asco. Luego van de europeistas, de luchadores por los derechos humanos, de boquilla claro, porque luego sus referentes siempre son dictadores vomitivos y sanguinarios; perdón, revolucionarios.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, está claro que Castro no es Pinochet ni que Irak es Afganistán, de toutes façons.

    La patata caliente cubana es muy delicada en términos diplomáticos. Pero deberían dejar de ser tan pusilánimes, sí.

    ResponderEliminar
  6. ¿Claro? Yo no pienso hacer ni un distingo entre Castro Y Pinochet, ni un solo matiz vamos. Esa es una de las causas por las que Castro lleva 50 años de dueño absoluto de la isla caribeña y de sus habitantes.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, ahora que recuerdo, tuve problemas para entrar a mi cuenta de bloger hace unas semanas y por internete leí que había que borrar las cookies. No sé si es el caso pero a mí me funcionó. Comento, sin más, como un jubileta dando instrucciones a los obreros desde la verja para que fragüe bien la mezcla. Jajaja.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares