Detrás de una foto

Siento cambiar así de temática, sé que puede resultar hasta grosero, pero así es este blog, así es el pensamiento. Leía este viernes ese libro que me está costando leer cosa de cuatro años y medio, titulado Mujeres, que Charles Bukowski publicó en el simpático año de 1979.

La semana pasada colgué una foto del amigo Chinaski/Bukowski y, fijaos, hoy he creído dar con las palabras que explican esa imagen. Aprovecho para decir que no creo en eso de que una imagen vale más que mil palabras, y recomiendo el relato Catedral, de Raymond Carver. Hago una excepción a lo que acabo de decir: el Holocausto. Salgo ya del meandro.

Reproduzco, a continuación, el fragmento que creo que se corresponde con la imagen en cuestión, no diréis que no es curiosa, la cosa:

Al pasar Valerie a mi lado la agarré del culo. Estaba por fin vivo, me sentía extraordinariamente bien. Valerie entró en el baño para hacer un cambio de vestido.
Cada vez que salía, Valeria tenía mejor pinta, enloquecedora, enfurecedora. Todo el proceso se estaba aproximando a un clímax.
Bebimos y fumamos y Valerie continuó saliendo con nuevas cosas. Un infierno de espectáculo.
Se sentó en mi regazo y Bobby tiró algunas fotos.




Mujeres, de Charles Bukowski, 1979. Decimotercera edición en Compactos, Anagrama, marzo 2005

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares