Ay, Praga, Praga, Praga

Comentarios

  1. Este tío dentro de nada va a cantar a signos. Qué voz más desagradablemente cochambrosa... y ya cuando intenta hacer ese vibratto final, así como de cantante fino, es para llorar.

    Antes, dos o tres díscos antes, me gustaba bastante. Hoy me parece un pesado de los grandes el Sabina. Más repetitivo que el recorrido de un caballito de tio-vivo.

    ResponderEliminar
  2. No reinventarse nunca también es reinventarse.

    ResponderEliminar
  3. No, no... si reinventarse ya se ha reinventado, que lo vi cantando con Pereza no sé dónde hace poco, como si pereza fuera la modernidad, por cierto, lo más in... y a mí no se me ocurre peor cagarruta nacional, salvo que piense en Melendi.


    Yo es que pienso en Batiatto y se me caen los pelos del sombrajo con los espantapájaros que por aquí tenemos.

    ResponderEliminar
  4. Luego subiré el último hit del gran Battiato. Con su crítica berlusconiana que no falte. Battiato es un artista que no tendría, creo, cabida en España.

    Estoy escuchando todo el disco de Sabina, de gratis, en Spotify, y no sé, veo como muchas canciones un poco de relleno. Seguiré escuchando, a ver.

    ResponderEliminar
  5. joer, señores, hoy va de música, músicos, cagarrutas, espantapájaros y demás... Con Battiato y su Inneres Auge se me ha ido la tarde y el último post
    En fin, qué crueldad la suya, contenedor, con el viejo Sabina. A mí, Cristales de Bohemia, y otras muchas, me parecen estupendas. Su voz es insufrible pero sus canciones admirables, otra cosa es su movida de "trasnoche", en donde ya no encuentra sitio, pero eso nos pasa a casi todos. Triste, muy triste...

    ResponderEliminar
  6. Ay Praga, Praga darling Praga! Jajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario