13.12.09

¿CalentaMiento?

Noto aún un cierto escepticismo, en mí, sobre el tema del cambio climático. Un escepticismo que se disipó cuando el científico Santiago Grisolía, con sus porte ayalesco y longevo, me dijo que sí, que era probado que el cambio climático era una realidad, que no se discutían ya sus efectos. Esto fue en una entrevista que le hice en 2007 y, ahora, no sé, no veo todo tan claro.

Porque pasa el tiempo y ese cambio climático se manifiesta y no se manifiesta. El deshielo en los casquetes polares, el derrumbe de estructuras gélidas como la del Perito Moreno, vale. Hay pruebas, pero tampoco tantas y también hay pruebas manipuladas, véase todo el asunto Climagate. En todo el follón climatológico, abundan comentarios vagos como éste, que copio íntegro de un artículo cualquiera:

La prueba de que los humanos están elevando la temperatura global es cada vez más fuerte, desde el encogimiento del hielo en el Ártico al calentamiento del Océano Indico, según dicen muchos expertos.
Pero no quiero hablar aquí de calentamiento sí, calentamiento no, sino de la posibilidad de que nuestros hijos/nietos se rían de nosotros a la cara. Claro que también podría pasar lo contrario, que nos echen la gran bronca por no haber frenado lo que parecía una evidencia, núcleo éste de la campaña de comunicación con los líderes mundiales envejecidos y lamentándose por no haber hecho nada. Líderes reunidos en Copenhague bajo la presión mundial/ecológica/greenpeaciana de salvar un planeta que, ¿se hunde?



Veo por la tele masivas manifestaciones de gente exigiendo con rabia que se reduzcan las emisiones, evitemos la catástrofe, frenemos la crecida de los mares, la desapareción de Venecia, la virulencia de huracanes que asolarán ciudades ricas y ciudades pobres, inviernos sin lluvia, veranos secos que no aguantarán ni las lagartijas de Écija, árboles con esquizofrenias perennes y bonsais con crisis de identidad. THERE IS NOT PLANET B, PLEASE, STOP!!

Reduzcamos las emisiones, vale. ¿Pero qué significa reducir las emisiones? Producir menos, generar menos, despedir a la mitad de la plantilla, digo yo, un poco sin mucho fundamento. ¿Se van a prestar a ello, a emitir un 20, un 30% de emisiones menos, empresas con el agua al cuello, por un fenómeno del que aún no se poseen datos terminantes y concluyentes?

Porque luego uno lee cosas por ahí, en foros libres de toda sospecha de histerismo y tendencia a la superchería medieval, y entonces ya no sabe qué pensar. No sabe qué pensar ante las ridículas por no decir insignificantes gráficas que apenas sí demuestran una crecida de las temperaturas. Entonces, uno se acuerda de toda esa gente manifestándose ante ese minúsculo aumentito térmico, y se llega a plantear si no nos hemos vuelto todos locos y somos una panda de cretinos integrales pasto de risotadas para las generaciones venideras.



Gráfico actualizado a 8 de marzo de 2009 que muestra las temperaturas medias anuales, de verano y de invierno desde 1650 en la región central de Inglaterra, basado en series de datos históricos que, en conjunto, conforman el registro instrumental de datos meteorológicos más extenso cronológicamente que se conoce. (Vía Tecnología Obsoleta)

- -

Y aquí adjunto el MEGAPOST sobre el cambio climático y sus tramoyas. Muy recomendable. Vía Tecnología Obsoleta)

19 comentarios :

  1. Le hice una pregunta sobre casquetes polares y Peritos Morenos al creador de Tecnología Obsoleta y encuentro ahora jugosas respuestas:

    1.- Los hielos se vienen retirando desde el siglo XIX, cuando finalizó la Pequeña Edad del Hielo. Es más, en la Edad Media el Ártico casi estaba libre de hielos y los glaciares se habían reducido a su mínima expresión. A partir del siglo XV volvieron a crecer.

    2.- Los hielos árticos están disminuyendo, no así en la Antártida, donde sucede lo contrario.

    Me invita también a visitar los gráficos de este sitio:

    http://www.climate4you.com/SeaIce.htm

    ResponderEliminar
  2. Atentos a las respuestas del gestor de Tecnología Obsoleta, a su propio artículo:

    1.- Desde mediados del siglo XIX existe una tendencia al calentamiento global, aunque de forma regional es dispar.

    2.- En ello parece tener mucho que ver el final de las Pequeña Edad del Hielo.

    3.- El dióxido de carbono de origen antrópico tiene un papel en este proceso de calentamiento.

    4.- Se desconoce qué inportancia pueda tener este papel, todavía se desconoce mucho sobre cuestiones como la capa de nubes, la relación en el asunto de las corrientes marinas o de la actividad solar.

    5.- Estadísticamente, descontando efectos por exposición y vulnerabilidad, no se ha constatado en el último siglo un aumento mensurable de las “catástrofes” de origen climatológico.

    6.- Un estudio más completo y detallado de las interacciones entre los sistemas físicos terrestres será lo que nos indique el verdadero papel de cada uno de esos factores en el clima, todavía muchos de ellos bastante desconocidos.

    7.- La disminución radical de las emisiones de dióxido de carbono parece que no tendría un efecto muy grande en la tendencia global, pero eso depende de simulaciones muy dispares.

    8.- Desde principios del siglo XXI las temperaturas globales tienden a disminuir, pero será necesario esperar bastantes años para conocer la marcha de esa tendencia.

    9.- No está nada clara la influencia de los ciclos solares. Se conoce que influyen, claro está, pero no se puede cuantificar todavía pues muchos mecanismos relacionados con ello cuentan con parámetros desconocidos.

    10.- No se descartan efectos orbitales y/o astronómicos. La constante amenaza de una nueva edad de hielo está ahí presente. Se desconoce si una emisión masiva de gases de efecto invernadero de origen antrópico podría frenar su aparición, aunque sobre esto hay simulaciones para todos los gustos.

    En conclusión: ajustándonos a los datos se puede opinar, sin duda, que el efecto invernadero recibe algún tipo de ajuste positivo gracias a las emisiones de gases por parte de la humanidad, pero se desconoce en qué cuantía pueden estar afectando al “rebote” postglacial. Cualquier política de reducción de emisiones será cara y, muy posiblemente, sus efectos serán inapreciables o muy pequeños. En todo caso, esos efectos se comprobarían a medio o largo plazo. Cualquier gran erupción volcánica o los fenómenos del Niño y la Niña son capaces de enmascarar los posibles efectos de las políticas de reducción de emisiones.

    ResponderEliminar
  3. Veremos cómo se analiza todo esto, en 2020.

    ResponderEliminar
  4. ¿Viste la foto del oso devorando a la cría? Pues eso. Quizá a esas alturas no queden analistas para analizar.

    ResponderEliminar
  5. 2.- Los hielos árticos están disminuyendo, no así en la Antártida, donde sucede lo contrario.

    ResponderEliminar
  6. Soy una cretina integral, señor Laporte. Creo que me moriré (por ley de vida, espero) sin llegar a notar mucho dicho cambio climático, pero, créame, no sabe cómo me jode dejarle a mis descendientes esta mierda de planeta.
    Un grado o dos en temperatura exterior tal vez sea soportable, en el norte más que en el sur, claro (me centro en España solamente), pero son imprevisibles los efectos en el nucleo de la Tierra, vaya, donde se está tremendamente calentito y la más mínima variación tal vez lo haga estallar como una olla express cuando no suelta vapor y el fuego no cesa.
    No creo que yo lo sufra, ni mis hijos, ni tal vez los hijos de mis hijos, pero los siguientes no sé ya qué decir.
    La capa de ozono, contenedor, pues ahí la tiene usted, cada vez más delgada y más vulnerable. Los melanomas aumentan y ahí está su explicación, en la capa de ozono. Es que soy blanca nívea, y pecosa, en fin, casi todas las papeletas... Estamos dejando de sintetizar yodo por la misma razón, la capa de ozono, ¿en qué se traduce? en déficif durante el embarazo que conlleva a posibles alteraciones en el recién nacido y en cada vez más enfermedades de tiroides.
    ¿Usted recuerda la catátrofe del Tsunami? Los animales huyeron de allí, su instinto los alertó. Las cigüeñas cada año llegan antes y se van después, eso no lo he leído en ninguna parte, lo observo desde hace años, desde que el tema empezó a preocuparme. Los animales cambian sus costumbres y se alteran sus ciclos vitales.
    Soy alérgica desde hace veinte años, pertenezco a ese grupo cuyo porcentaje está casi en el cuarenta por ciento de la población, ¡una barbaridad! Los primeros casos de esta enfermedad, que se consideró extrañísima y rarísima por entonces, aparecieron en Gran Bretaña en el siglo XIX , en la clase burguesa de las grandes ciudades. Su explicación, las primeras ciudades que comenzaban a tener contaminación merced a la revolución industrial, y así hasta el día de hoy. La polución.
    En fin, yo lo siento por los que vendrán detrás, esa es mi conciencia social, y me temo que hoy por hoy una lucha perdida por los muchos intereses y el cambio de mentalidad que supone, a la vista está.
    La solución está en las energías alternativas, en la renuncia a una serie de beneficios en pos de un planeta limpio, sano (no aséptico, sino sano) y habitable, joer, habitable. Pero entiendo que si yo fuese la mayor accionista de una multinacional que emite gases contaminantes por doquier pero genera miles de millones, ya me encargaría de coger por los huevos a los responsables políticos para seguir en mis trece. Pero no lo soy.

    ResponderEliminar
  7. Yo sólo digo que, dentro de diez años, hablemos. Y, vamos, por mí vengan todas las energías renovables.

    ResponderEliminar
  8. No, llevamos un siglo de retraso, no podemos dejar pasar diez años, amigo, no, porque cada año de ahora genera un daño irreparable. Ni un minuto más... Terca que es una.

    ResponderEliminar
  9. Usted pongase una buena protección solar, en cualquier caso.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo, doña Patio, discrepo por completo de su postura apocalíptica. Lo siento. Esto, sobre todo, es un tema político y no académico, y se observa muy bien en que a los científicos discrepantes se les trata peor que si fueran de las juventudes hitlerianas. Por ese camino mal vamos, o manipuladamente vamos.

    Lo que me apena es no haber sabido todo esta moda antes, porque hubiera invertido mis ahorros en esas empresas que construyen molinos de viento, grandes beneficiados de este sarao.

    ResponderEliminar
  11. Mire, contenedor, a mí las cuestiones políticas y si se están forrando o no los de los eólicos me importan tres... Es un tema que me atañe como habitante del planeta Tierra, simple y llanamente defiendo mi hábitat, y particularmente mi nicho ecológico. Yo le hablo desde la experiencia, hechos constatados, usted desde el absurdo de la política. Pero ya le digo, mi asma alérgico y que me toque el melanoma (mi abuelo murió de cancer solar y dicen que soy su viva estampa) lo sobrellevo con inhaladores, antihistamínicos y fotoprotector ISDIN pediátrico (que cuesta un huevo, por cierto, si pensase como usted diría que estos también le sacan partido al frívolo tema de la mierda la capita de ozono, que quién coño la ha visto, y con lo lejos que está, quién dice que se está destruyendo por culpa de la contaminación... algún interesado en hacer negocio, seguro, vamos, los de ISDIN, JHONSON AND JHONSON), pero el que este basurero (que ya lo es) sea menos nocivo y algo más paradisíaco sí es responsabilidad política, como tales tienen el deber y la obligación de poner medidas.
    Pero, evidentemente, cada cual piense lo que quiera. Lo que tenga que ser será, a veces creo que la estulticia gana la partida a la razón y la evidencia.

    ResponderEliminar
  12. Pero si la capa de ozono se lleva recuperando años, no? Además creo que no es un problema que nos atañe en estas latitudes. Vamos, que la crema habría que dársela ahora y hace 500 años. Y le habla uno que también va por la sombra, y no sólo por gusto.

    ResponderEliminar
  13. Pues la conclusión que yo saco leyendo los enlaces es que hay mucha demagogia barata y que se nos está intentando hacer comulgar con ruedas de molino, haciéndolas pasar por científicas. Con cosas como ésta, la ciencia pierde mucha credibilidad y se llena de pequeños inquisidores. Qué desgracia.

    A El Patio decirle varias cosillas, si se me permite. Como bien se puede ver en las tablas y demás, no se sabe el efecto que el hombre tiene sobre eso, pero a mí ha habido unas tablas que me han parecido elocuentes: las que comparan los ciclos de temperatura a miles de años vista. Ahí se ve que ahora mismo estamos dentro de otro ciclo cualquiera y que si el hombre está actuando sobre eso, parece ser que el efecto es mínimo. Parece ser, digo... ¿pero qué se me dice desde el otro lado? Que soy un desconsiderado que está dejando "esta mierda de planeta" a los siguientes. ¿En qué se basan esas afirmaciones? No solo en ciencia, eso desde luego. El planeta tiene sus ciclos por encima de lo que el hombre pueda hacer, lo cual no está nada claro, aunque se nos quiera vender que es así. A mí me suena a demagogia, vamos.

    Otra cosa más: ahora se ha dado por demonizar el CO2, que no es una sustancia contaminante, mientras se sigue soltando a lo bruto monóxido de carbono y otras sustancias realmente tóxicas. Pero los gobiernos cargan impuestos sobre el CO2, que es el demonio de la naturaleza políticamente correcta, y ya tienen unos votos en el bolsillo mientras, ¿cómo era?, "esta mierda de planeta" se va al carajo.

    ResponderEliminar
  14. como escribía el domingo Moisés Naím en El País, todo esto se parece mucho a la polémica sobre el tabaco de los años 50... Lo que está claro es que nuestro modelo de crecimiento es inviable, con o sin cambio climático. Os recomiendo la lectura de El fetiche del crecimiento, de Clive Hamilton (en Laetoli). De nada.

    ResponderEliminar
  15. Anonimo, he imprimido y leído con interés el artículo de Moises Naím (que si no me equivoco creo que es pariente de aquel cantante de OT, Naim Thomas, pero no estoy seguro). A pesar de la brillante analogía entre el tabaco y el cambio climático, no me ha terminado de convencer. Y lo de los intereses de los escépticos? No olvide usted que los no escépticos también tienen sus propios intereses.
    Nos vemos en 2020.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

El náuGrafo

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs