TASIO25 (la croniquilla)

Antes de ponerme con reflexiones de corte más o menos sesudo o sentimental, me ha apetecido colgar una pequeña croniquilla del acto de esta mañana de miércoles en la Academia de Cine de Madrid. ¿El motivo? La presentación del libro (libraco) que conmemora los 25 años del estreno de Tasio, quizá la mejor película navarra de todos los tiempos (subvencionada eso sí, por el Gobierno vasco). Quizá por ese 'no estar' de Navarra en esa producción, vengan ahora estos ricos fastos que hacen justicia a esta hermosa peli (que acabo de ver íntegra, por primera vez). Sea por lo que sea, el reconocimiento me parece justo y necesario.

Lanzaré a continuación dos aplausos. El primero, a los responsables del libro/libraco, que es donde entra Navarra, vía Consejería de Cultura y Institución Príncipe de Viana. Hay, o eso parece, al menos en el ámbito audiovisual, un intento de ponerse las pilas, que ya era hora, con organismos como la recién creada Navarra Film Comission. Porque como ha dicho el consejero Corpas, Navarra fue una tierra machacada a principios de siglo, escenario de mil y una guerras que frenaron desarrollos varios (industrial, comercial, económico en general, y por tanto, cultural). Pero de eso se pasó, como ha apuntado Corpas, a la siguiente situación: "La comunidad más próspera y moderna de España". Datos que no se corresponden, opino, con un paralelismo cultural que vaya a la par de esa prosperidad de la que tan orgullosos nos sentimos. Como muestra, la MANI-FIESTA-ACCIÓN del otro día por las calles de Pamplona, en ese cruzada en la que deberíamos estar todos para que la P de Pamplona nos nos parezca tantas veces una R. O el cachondeíto reinante sobre lo de Pamplona Capital Cultural en 2016, según hoy me han comentado. ¿Pensamiento y navarro? Pues eso.

Aplaudo, pues, desde este pequeño islote autofinanciado, a los autores de esa monumental obra editorial que descansa en mi poder y que no sólo incluye el cedé con la peli, sino el guión literario, el guión gráfica, la foto fija y un montón de detallitos curiosos como las fichas de rodaje, críticas de la época y hasta facturas.

El segundo aplauso es para la Delegación del Gobierno de Navarra en Madrid, con Salvador Estébanez a la cabeza, por estar creando una suerte de comunidad de navarros en Madrid, con posibilidad de interacción. No veo nada de nacionalismo, terruñismo ni aldeanada rancia en todo ello. Tener un origen implica unas vinculaciones (afectivas, personales, profesionales, familiares) con unas gentes varias: fomentar el encuentro entre ellas me parece algo fantástico. Porque Tasio será todo lo historia universal que se quiera, pero uno se emociona más al ver la peli si es de la zona, que otro que no. Cosas de los afectos, las cercanías, nuestros abuelos del pueblo, qué queréis. Pequeñas grandes cosas. Eso no es nacionalismo, regionalismo, ni aldeanada ni mucho menos. Son raíces.



Neorrealismo italiano a la navarra

Y vamos con la crónica, que me estoy poniendo como muy estupendo. ¿Quién acudió a los 25 años de Tasio? Por supuesto, el padre de la criatura, Montxo Armendariz, del que todos coincidimos en que era el único que no había cambiado desde entonces. Como si se hubiera congelado en el tiempo: un pelo mucho más cano, pero el resto casi igual. También José Mari Asin, al que no he podido evitar hacer una alusión al pelo que lucía en la película, y que ya no. Ha cambiado, pero desde que lo conozco sigue igual. Lo conocí, precisamente, hace diez años cuando le hice una entrevista para el profesor Carlos Bassas, que también estaba allí y que ha acudido en su condición de coordinador del volumen.

Imposible no fijarse en ese aventurero foral de formidables hechuras, Telmo Aldaz, que con ese nombre no podía ser otra cosa que aventurero. Si te llamas Saturnino Garcioscoz estás abocado a ser bibliotecario, pero Telmo Aldaz, no. Estaba el escritor Julio Llamazares, o uno que se le parecía mucho, aunque creo que debe de haber muchas afinidadas entre Armendariz y Llamazares. No he leído La lluvia amarilla pero intuyo y mucho que a Armendariz le gustó bastante ese libro.
También vimos a los actores Juan Diego Botto y Álvaro de Luna, y algún otro cuyo nombre desconozco, y a Koldo Lasa, capitán de la Navarra Film Comission y que en Tasio hizo de regidor. Y a José Luis López-Linares, el foto-fija, al que en su día apodaron López-Li, por sus trucos chinos antes de apretar el disparador.

Estaba Susana Serrano, del ICAA, que disfrutó con unos pimientos del piquillo que le evocaron su Navarra natal, el alto cineasta Félix Viscarret, el guionista Natxo López, que trabaja en el próximo Falcon Crest a la española, Gran Reserva (TVE) y Nacho Manubens, instalado ya en Madrid dispuesto a matar algún que otro ninja. Y muchos más que me dejo.

Una feliz mañana de navarros universales en Madrid, como se puede ver. No faltaron los espárragos.
Cojonudos.

--
*Me olvidé del escritor y periodista Manuel Hidalgo. También vino Manuel Hidalgo.

**Joer, y Elías Querejeta, claro. ¡Qué mal!

Comentarios

  1. Coño... Manubens... la última vez que lo vi fue en la cola de un cine donostiarra, en el festival de cine, hace como cosa de seis años... o más, seguro que más, con una acreditación que no tenía que ser de las buenas, porque se quedó charlando conmigo para saltarse la espera. Todos los hombres del presidente era la peli, que cosas... mejor que Tasio, seguro. Jajajaja... Por aquí le preguntarían si ya hace algo de provecho o está de sinsorgas por los madriles. Qué lejos pilla el cole ya, joder.

    Como sigas así te veo montando un festival-concurso de jota-villancico en la diáspora madrileña para estas navidades. Muy foral estás últimamente... Jajajaja...

    Tasio me la hicieron tragar mis padres cuando era u crío... y tengo un pésimo recuerdo. No sé... quizás haya que volver sobre nuestros pasos para revisar el asunto. Quizás.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto... Navarra no es lo que hoy conocemos: instituciones, presidentes, parlamentos y demás zarandajas hasta 1984, en el que es elegido como primer presidente Urralburu, el manguta, que aún no lo era, y que no se le puede exigir responsabilidades de la no ayuda hacia esa peli, y hacia ninguna otra movida del estilo, porque bastante teníamos por aquí con intentar estructurarnos... con las siempre presentes zancadillas de los vecinos, tan dados a mearnos el ojo e intentar absorbernos a la mínima que nos descuidáramos. En fin... otros tiempos, por suerte ya lejanos.

    Otro chascarrillo, ¿sabes que por aquel entonces el PSN no existía como tal y estaba integrado en el PSE? Aún no entiendo cómo no acabamos siendo los hermanos pobres de la CAV... escalofríos me entran sólo de pensarlo. Algún día, habría que hacer un monumento al curilla socialista Victor Manuel Arbeloa, pero aquel era un socialista íntegro, legal, y en el actual PSOE, y no te quiero ni contar en el PSN de hoy, muy bien visto no están esos valores, ni aquel quien los representó tampoco. Hala... que me pongo en plan abuelo cebolleta, que si a alguien le interesa que enrede por ahí, que será por información.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el doblete comantaril. No fue en el 82 esa puesta a punto de Navarra como ente político, con la jura de Urralburu? Recuerdo su imagen, ojerosa, en la Espasa-Calpé...

    ResponderEliminar
  4. En el 82 se pone en marcha el Amejoramiento del Fuero, que es como por aquí se llama a nuestro Estatuto de Autonomía. Las primeras elecciones según el nuevo marco son en el 83, y no se forma el primer gobierno plenamente autonómico hasta el 84, por problemas con la falta de mayorías. Más o menos creo que fue así... y explicado en plan brochazos de pintor de paredes, que la letra pequeña, y la mediana, se las trajo.

    ResponderEliminar
  5. Joder... que solemne me he puesto. Jajajajaja... Aquellos años de los primeros ochenta fueron infernales, y qué felices éramos nosotros con nuestros clics y nuestras cosicas. Jajajaja... y sin consolas ni ordenadores. Todo un mérito.

    Otros que se merecen un monumento es la generaciones de nuestros progenitores, que con la que estaba cayendo a diario por aquellas fechas, supieron vivir bien y hacernos vivir mejor. Aquello sí que era crispación, con muertos a diario. No sé, cuanto más leo y conozco, más milagro me parece que nuestra infancia fuera tan maravillosa, y algo tendrán que ver ellos.

    Y ahora me quedo mudo que soy un canso. Me voy a ver el partido del Madrid, en la ETB –1, en euskera, jajajaja... Cómo ha cambiado todo... la virgen.

    ResponderEliminar
  6. Ya puede ponerse las pilas la Navarra Film Comission. Creo que andan rodando encierros sanfermineros por Cádiz y Sevilla, para terror de los nativos.

    Qué tensión con Tasio, ese horno...

    Saludos
    Rosie the Riveter

    ResponderEliminar
  7. Cuando te leo, me dan ganas de ser navarra. A ver cuando le echo tanto talento como tú y elevo las raíces manchegas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares