24.11.09

Los amigos fantasmas

No me refiero a las amistades bilbaínas, no corren buenos tiempos para dárselas de nada, ni de ir de sobrao. Tener trabajo ya puede ser considerado motivo de admiración por gentes diversas. "Hola, me llamo Luis y tengo trabajo estable". "Ohhhhhh", aplausos en la sala. Hubo un tiempo en que no tener trabajo era algo original. Te hacían hasta películas y tal. Ahora hay cuatro millones en esa situación, joer!

Voy a abandonar este tono como de monólogo sosete de la Paramount para acometer el tema asignado para hoy. No me refiero, digui, a nadie bravucón ni ectoplásmico, sino a esos amigos que el Facebook te recuerda que están y no están. Ellos siguen estando, siguen existiendo, su vida es tan viva como cualquier otro, pero visitan menos Facebook que Stevie Wonder el oculista (y perdón por esta otra coña monologuil). Y FB te pide: Ayúdale a Paco Gómez a recuperar su cuenta en Facebook (o algo así).

Son amigos (Facebook debería hablar de contactos y no de amigos, jamás he tenido tantos amigos, es todo mentira, niños, no os lo creáis) sobre los que pesa un velo de extraña irrealidad, como si existieran menos que aquel otro que abre todas las galletas de la suerte, los tréboles mágicos, los kiwis clarividentes y demás piedras filosofales de pega. Los miramos con extrañeza; sabemos que existen pero a veces dudamos de ello. ¿Por qué no se pronuncian, por qué no hablan? ¿Qué les lleva a estar y no estar en Facebook? ¿Son más guays que nosotros o eso pretenden demostrar? ¿Hacen como que no están pero realmente pasan horas y horas cotilleando archivos ajenos? ¿Acaso insinúan que tienen algo más interesante que hacer con sus vidas que perder su tiempo en FB?

El mundo conectado en el que vivimos, o hacia el que todos los gurús se empeñan en insistir que tendemos a, no tolera bien estos outsiders de la sociedad en Red. Su apatía digital no entra en los pronósticos de los Vendemotos 2.0, que nos han hecho llegar a pensar que estas buenas personas, por el mero hecho de no interactuar en este cirquito digital en el que andamos todos, son menos personas, menos respetables, están muertas, o son fantasmas. ¡¡Y no lo son!!

¿No?


7 comentarios :

  1. Hace unos días tuve la oportunidad de disfrutar de una charla sobre "gestión de las pantallas en casa" (entendidas como tales la tele, el ordenador, el móvil y la plei). Allí un padre narró cómo su hija está apuntada en un intercambio escolar con alumnos de un colegio alemán, y cómo hace unos días le comunicaron el nombre de su "correspondiente" alemana, y además cómo le previnieron de que la susodicha alemana debía ser un poco rara. Al momento, la hija del padre se metió en facebook, tecleó el nombre de la alemana, y sentenció con preocupación: "Papá, no está en facebook, sí que debe ser rara".
    Es lo que viene.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el mensaje Sanferman. Sí, esto me recuerda a unos gags de Vaya Semanita en que persiguen a un tío que no tiene móvil. "Es Vd. el único hombre en España que no tiene móvil". Y el tío, "no quiero", y la tía "pero si se lo regalamos", "qué no cooooño". Y así. Pronto pasará algo igual con las redes sociales y etc.

    Por cierto, con la transición de este blog al .com se han borrado la mayoría de los comentarios de los posts anteriores. Qué jodido. En fin, cumplieron su función, pero vaya.

    ResponderEliminar
  3. Quizá sea mejor tener menos amigos pero reales que muchos pero virtuales. Y sigo prefiriendo el teléfono para charlar con mis amigos que estar mandános mensajitos por FB o la red que sea. Antiguo que soy.

    ResponderEliminar
  4. Nunca me había planteado reflexionar sobre los amigos que están en facebook pero no lo usan. Supongo que se lo hacen "porque hay que tener facebook" más que para usarlo. A mí me pasaba al principio porque no le cogía el truco. Ahora no soy adicta, no me paso todo el día conectada, pero sí que le echo un vistazo 3 o 4 veces al día (como a cualquier correo, es que yo soy así).

    Todos tendemos a pensar que el resto del mundo tiene vidas más interesantes que las nuestras. Si las cuelga en facebook, porque las cuelga. Y si no, porque tiene que estar haciendo algo guay para no conectarse. En fin.

    ResponderEliminar
  5. Para mí la gente de FB es una comunidad, con la que tienes cosas en común, algunos son amigos, otros compañeros, otros fueron compañeros, otros son amigos de amigos y quizá algún día sean amigos, otros son gente de tu entorno con la que se pueden establecer algún tipo de lazos, etc. Y en una comunidad uno no conoce, digamos, la vida íntima de todos sus miembros (bueno, jaja, a menudo sí).

    Pero vamos, la idea del amigo fantasma aumenta con esos amigos que completaron a medias su perfil, y ni siquiera tienen foto. Quedan como desdibujados, son más virtuales aún que el resto.

    ResponderEliminar
  6. Te doy toda la razón en que se trata de una comunidad de contactos, no de amigos. Y como tal, lo veo como algo útil. El problema es que a veces no tiene ni utilidad, me explico. Hace poco fui con unos amigos (entre ellos, tu hermano) a Burgos y necesitaba que me aconsejaran de un buen sitio para comer cordero y de buenos bares para la noche. Mandé un mensaje a mis 5 contactos burgaleses, y sólo uno se dignó a contestarme. Los otros 4, ¿qué son? ¿contactos fantasmas?
    Por cierto, estoy intrigado buscando un post (¿se dice así?) en el que hablas de un bote de ketchup que confundes con un champú (algo así me ha dicho tu hermano). Seguiré buscando. Enhorabuena por el blog, ahora mismo me hago seguidor de tu blog. Yo me acabo de iniciar en uno hace una semana, te invito a que le eches un vistazo, aunque después de ver el tuyo, me da hasta vergüenza. Te dejo el enlace:
    www.diarionadalista.blogspot.com
    Un abrazo!
    Fernando.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs