John Cage



Como hace César Coca en Divergencias, también yo voy a regalar a los lectores de este blog, dentro de los fastos de celebración del quinto aniversario del nacimiento del mismo, esta pieza de John Cage.
Increíble asumir que fue compuesta allá por 1948, al escuchar esa limpieza, sobriedad, anti-barroquismo, anti-ostentación y sensibilidad como pasada por un filtro cuenta gotas. No por ello menos valiosa. Se nota la influencia del mundo zen. Seguiremos investigando en John Cage, unos de los presentes en aquellos Encuentros' 72.

El otoño tiene algo zen.

Comentarios

  1. Sí, muy limpio. Y muy minimalista. El minimalismo tiene un rollo muy zen.

    ResponderEliminar
  2. A eso lo llamo yo un comentario minimalista. Y zen.

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente minimalista. Es lo que tiene Cage. Por cierto, creo que puedo anunciar al mundo que estoy preparando una versión de 4'33'' para triángulo. Ya veo el cartel anunciador en cualqier auditorio de postín: XXX (aquí poner algún intérprete (masculino o femenino, yo prefiero lo segundo, pero no es imprescindible) interpretará 4'33'' de John Cage en adaptación para triángulo del autor de Divergencias. ¡Qué puntazo!

    ResponderEliminar
  4. Acudiremos en calidad de no-espectadores, como debe de ser. Como ves, aquellas sesiones musicales del máster calaron, jeje.

    Hoy iba andando por Madrid, con Cage en el iPod, y una luz como de cobre de otoño, y vaya, muy interesante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares