4.11.09

Bo: cosmopijos de provincias

Me van a permitir la blogorrea que sufro estos días. Basta con no leerme y arreglao. Estaba escribiendo un comentario a propósito de los pijos y he visto que, sin darme yo de cuenta, me había salido un post, que puedo incluir aquí en el Macropost, que empieza a perder su categoría de dietario en marcha, pero bueno. Son licencias que nos permitimos dentro de los fastos del quinto aniversario de la andadura bloguil. Licencias justificadas, si sabe mirar.

Vamos pues, con el tema prometido: los cosmopij@s de provincias

El cosmopijo de provincias ha nacido en ciudades con equipo de fútbol normalmente en Segunda o en categorías más recónditas. A saber: Burgos, León, Logroño, Cáceres, Zamora, Córdoba, Ciudad Real, Segovia, Guadalajara y pondremos también La Coruña, aunque ésta tenga un buen equipo de fúrrrbol. Pongamos mejor Galicia entera.

El cosmopijo de provincias siente un gran complejo de inferioridad española, castellana, de interior. Recia. Para remediar ese sufrir, embadurna su personalidad, externa e internamente con todo lo que no sea castellanidad recia. El y la cosmopijo/a de provincias se declarará seguidor incondicional de todo lo que tenga un vago tufillo a francés, desde una baguette, un cruasán o los discos de Jane Birkin. También se hará fan incondicional de toda la cultura anglosajona presidida por los Lou Reed, Dylan, Bowie y más tarde el brit pop de Oasis, Pete Doherty, Placebo y Coldplay.

El cosmopijo de provincias acudirá a Madrid en cuanto tenga ocasión, o a las ciudades más cercanas que tengan festivales alternativos de lo que sea: cine, música, moda, pan integral y hasta poesía. Consumirá todo ello superficialmente, no así las drogas que pille a su alcance, pero se irá tejiendo una biografía cool digna de un Serge Gainsbourg o un Rufus Wainwright. Intentarán colaborar también en revistas de tendencias, ElDuende y así, aunque sea en labores de contabilidad.

Asimismo, el/la cosmopijo/a de provincias hará concesiones al casticismo, y mezclará su falda estilo Audrey Hepburn con una rebeca zurcida por su abuela la del pueblo. En su despensa acogerá tanto migas con tomate de su madre como recetas de cous-cous afgano, rúcula hindú, microtomates biológicos que cultiva un amigo actor (más o menos gay) y un buen perolo con lentejas.


Este/a cosmopijo/a no será tal sino acude a las ciudades-templo del cosmopijismo. Así como el musulmán tiene que visitar, al menos una vez en la vida, la Meca, el/la cosmopijo/a deberá visitar cuanto antes (y a ser posible residir un tiempo) Londres o Nueva York. París ya está demodé, pero puede valer. El más audaz se irá hasta el Japón, cosa que puntúa mucho en esta comunidad. Trabajarán en tiendas de moda o lo que caiga, y no aprenderán una miaja de la lengua autóctona, pero comprarán muchos discos viejos y visitarán cuanto mercadillo de segunda mano les salga al paso.

Se sentirán modern@s, únicos y especiales y olvidarán, por un momento, sus a-glamourosos lugares de origen, ignorantes ellos de que al resto de la humanidad no les molesta, ni mucho menos, el hecho de que hayan nacido en el pueblo más chano de Soria o Castellón de la Plana.

30 comentarios :

  1. Burgos? Audrey Hepburn? Tomates bio?
    No pienso darme por aludida porque no soy cosmopija de provincias, soy una señorona que se viste como si votara al PP, con perlones ad hoc.

    ResponderEliminar
  2. Espere, pero creo que el ataque de risa no me deja opinar, imposible concentrarse ni argumentar.
    Sigue preocupándome, sanitariamente hablando, esto empieza a ser grave, encamino el diagnóstico hacia un transtorno bipolar blogueril, o sea... pero a los que tenemos que trabajar a estas horas nos viene bien.

    ResponderEliminar
  3. Jajjaja, me río con su risa en el silencio de la nocha sanitaria manchega. Soy consciente de lo acidulado del post.. pero ya sabe.. estamos en los fastos del quinto aniversario, blabla, y me lo permito todo. Pa' algo es mi garito y tal. Y lo del diagnóstico, sí. Estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  4. Para remediar este sufrir... es que me parto. ¿Sabe usted a quién está describiendo sin saberlo? A los ricos nuevos, a los del ladrillo y ni la O con un canuto, me ha recordado tanto a cuatro o cinco personajes que conozco, ellas y ellos, pero se le ha olvidado un detalle importante, el club de golf o de padel, señor Laporte, no hay cosmopijo de provincias o aspirate a cosmopijo sin un palo de gof o una raqueta de padel.
    Corrijo, que don Mario me va a llamar la atención, su traNStorno no es tal con N, es un trastorno sin N. Es que a estas horas las letras se colocan sin ton ni son, como las ideas.

    ResponderEliminar
  5. Discrepo en lo del pádel y el golf. No hablamos de nuevos ricos, ese es otro sector, sino de cosmopijos de provincias, cuyos progenitores (clase media más media baja que media-media) se desviven para mandarles a los chicos a la capital y pagarles una carrera (pública). Asi que de golf ni soñar!!

    ResponderEliminar
  6. que síiiiiiiii, que hay pijos cuarentones, y no hay cosmopijocuarentón de provincias que no juegue al golf o al padel, hombre, que eso queda divino de la muerte comentarlo los viernes en las cañas...que estudio sociológico más parco el suyo, no me encuadre sólo a jovenzuelos que la pijotería aqueja a hijos y a papás.

    ResponderEliminar
  7. Que noooo, el cosmopijo va en CR a un bar como El Perro, para que me entienda. ODIA EL GOLF. El cosmopijo está más cerca del poppy, el hippie o el perrofláutico que de ese Pocero wanna be que me presenta. Oiga, qué no.

    ResponderEliminar
  8. Yo en Madrid siempre dije que era de pueblo, y cuando me preguntaban de qué pueblo era y contestaba que de Pamplona siempre me decían lo mismo: coño, pero Pamplona no es un pueblo. Qué sabrán ellos... jajaja.

    Me he partido el culo leyendo el comentario y luego releyéndolo en bonito aquí. Cuanto acomplejado... bufffff.
    Chascarrillo: Me cruzaba por las mañanas en la calle Sagasta con uno de esos que describes y que estudió en mi clase. El cabrón de él me giró la cara las dos veces que le dije hola. Je, pensaba, yo se tu secreto y te puedo dejar en canicas, soy tu pasado chaval... normal que me temas y que quieras hacer como que no me conoces. Vamos, creo... o eso pensaba entonces. Jajajajajaja...

    ResponderEliminar
  9. Joer, no se si he enviado el coment o no... Decía que pa usted la perra gorda, que en Ciudad Real eso no es un cosmopijo, eso es un progre, de progrerio, no de progresista.
    Y los que vuelven la cabeza yendo de guays tampoco son cosmopijos, en mi pueblo a esos se les llama tontosloscojones (así, de corrido).

    ResponderEliminar
  10. Un progre es otra cosa!! Veo que ha anidado en Vd. el espíritu de la contradicción, como le decía El Oso a la viuda Popova en El Oso, de Chéjov.

    ResponderEliminar
  11. jajajaja... y a estas horas y con un paciente en la sala de urgencias esperando a que le pase un suero (cóloco al riñón, sabe, dicen los hombres que es peor que parir...jajajaja. lo sabrán ellos eso, en fin) qué quiere usted que anide, hombre de dios, si no es el espíritu de la contradicción y las ganas de irse a dormir....

    ResponderEliminar
  12. Deje de discutir conmigo y atienda a sus pacientes, mujer... jajaja

    ResponderEliminar
  13. El paciente está perfectamente atendido, ¿no querrá usted que le cante?

    ResponderEliminar
  14. Pregúntele si se siente más progre, cosmopijo de provincias o nuevo rico con apartamento en Benicarlós.

    ResponderEliminar
  15. ¿Usted qué quiere, que me mande a hacer puñetas? No sabe "ande" está Benicarlós.

    ResponderEliminar
  16. Retomo el tema cosmopijo tras un merecido descanso... Me he empapado de donde está el bar El perro y quienes lo frecuentan (deducimos que yo de pija rien de rien que cantaba Edit Piaf). También me he empapado (clase de teoría Wikipedía) de las carecterísticas de las diferentes tribus urbanas, entre ellas los perroflautas (nada que ver con los chiripitifláuticos de mi más tiernísima infancia), y he llegado a la conclusión de que o mucho ha cambiado el pijo de hoy en día o nada tiene que ver el cosmopijo que aquí se describe con el auténtico pijo de los años ochenta y principios de los noventa: el del chaleco de rombos de Lacoste, aspecto impecable (tanto ellos como ellas)con bolsos y cinturones de a millón, exquisita educación de cara a la galería aunque el cerebro estuviese vacío, de colegio concertado y uniformado (normalmente religioso), futuro universitario sí o sí ya sea pública o privada porque el nene puede elegir, y siempre de familia acomodada. Los demás yo los encuadraría en todas esas otras tribus (o nuevas maneras de vivir por un golpe de suerte -los hijos de esos ricos nuevos que han vivido a todo tren y ahora están en el paro o en ruina-), pero pijos, los auténticos, son los que son, y no admiten sucedáneos ni otras "clases" que usurpen su identidad. Un pijo perroflauta... cosas de real y medio.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo que el pijo es aquel del que habla Vd, y que se comentó hace un par de posts. Ese es el pijo matriz. Pero de ahí se pueden derivar otros teniendo, precisamente, el factor 'sobreactuación' como común denominador. Ese factor, sumado a una tontería integral, una superficialidad profunda y unas necesidades locas de aparentar algo que no sabemos muy bien qué es.

    ResponderEliminar
  18. ¿Qué fue antes, el pijo o la gallina? ¿El pijo nace o se hace? ¿Puede llegar a deshacerse?

    Qué perra habéis cogido... Jajajaja.

    Duchas bolivarianas YA!!!!

    ResponderEliminar
  19. Contenedor, ser pijo es otro ejemplo del concepto entropía jajjajaja, el resultado de la confabulación de energías y circunstancias que hacen propicia su aparición es irreversible.
    No sucede así con otras tribus, que salvo últimos mohicanos y causas perdidas, se los encuentra una al cabo de los años sin sus greñas y oliendo a Emporio Armani y al estilo Mario Conde: engominados, con corbata de seda y trajes de Emidio Tucci. Los habrá con menos suerte: tirados en un portal, fríos como la escarcha por una sobredosis, o bien bajo un puente y comiendo un sopicaldo en algún albergue. Y los habrá de vuelta a la normalidad sin más pena ni más gloria.
    ¿Sabía que Corporación Dermoestética está haciendo su agosto quitando tatuajes con técnica rayos laser a millón la sesión? Supongo los tatuados hasta las cejas han empezado a pensar que los pellejos colgando con dragones y demonios descoloridos y amorfos son algo antiestético a los setenta años... En fin, las modas y sus adeptos. Pero a mí no me preocupa la traición a la imagen, eso es superfluo, sino a la manera de pensar y de concebir el mundo, pongo por ejemplo a los hippies, los acomodados busgueses de hoy en día a los que ya da lo mismo hacer el amor que la guerra. Y hasta aquí la perra... Joer, ¿para qué está un post si no es para comentarse y comentar? si no fuese así, uno no se le daría a editar.

    ResponderEliminar
  20. Yo te he entendido perfectamente Edu. Tanto que me siento totalmente representada, bueno y conmigo a todos mis compañeros de Universidad (de los cuales tienes el gusto de conocer a muchos). De lo del pádel y el golf ni hablar, que les corresponde a los pijos de toda la vida.
    Y no creo que sea malo. Sólo que en mi frigorífico sólo hay una lechuga y que tengo fobia a Audrey Hepburn.
    Ah! Y ya sólo como apunte decir que te ha faltado nombrar Vetusta Morla (puag!)

    ResponderEliminar
  21. Gracias por tu 'compresión', Burbu, y por no picarte una vez que te has dado por aludida. Porque (lo dije en FB), como dicen en la peli Gordos sobre los gordos (que todos llevamos uno), también hay algo de cosmopijo en cada uno de nosotros.

    ResponderEliminar
  22. Te refires con los cosmopijos a los hippijos o son otra categoría? Me refiero a los que se gastan 200 euros en un pantalón roto y lo llevan con un palestino, no sé si usté me entiende.

    Si algo me gusta de este blog son los análisis sociológicos. No me he dado cuenta de si has enlazado con aquello de las parejotas felices. Deberías hacer un libro sobre tus tribus urbanas y triunfarías, jaja.

    ResponderEliminar
  23. Jajjaa, pues lo tendré en cuenta, oye.

    Aquel post lo recupero aquí:

    http://blogs.periodistadigital.com/elnaufrago.php/2008/03/11/parejotas-con-crios

    Me pondré a ellio, oiga. Tengo pendiente un 'jóvenes empleados de caja de ahorros'..

    ResponderEliminar
  24. Pues sí. Todos llevamos uno dentro. Lo que has presentado es la "idea de", pero todos tenemos pequeños matices de eso. Yo de provincias no soy, o sí, qué leches, de la provincia de Madrid... pero soy de Vallecas, que también tenemos un equipo en segunda, aunque a veces llega a primera y gana al Madrid y todo.

    ResponderEliminar
  25. Cierto. "Madrid está lleno de provincianos", decia alguien, así que fíjate. O sea, que los de Madrid podeis ser de todo, casi como los de Bilbao.

    ResponderEliminar
  26. Me he sentido un poquito identificada con lo del Londres, la cultura anglosajona y francesa, pero como dice Brugujita no es tan malo. Y sí, Pamplona es un pueblo, cool en cierto modo, pero pueblo.

    Enhorabuena por tus cinco años. Ya estás casado con la blogosfera!

    ResponderEliminar
  27. Madrid... Madrid es la hostia. Es un pequeño compendio de historia de vencedores y vencidos, de triunfadores y de muertos por las cunetas, del todo y de la nada, del mejor equipo del siglo XX (nunca he sido de él) y de otro que tiene la sede en la calle del payaso Fofó (los del atleti no cuentan porque son marcianos). Parece como un milagro que todo quepa sin saltar en mil pedazos en tan pocas calles. No me molesta que me llamen madrileño, es más, pese a que viví sobre todo con los baldados pese a vivir en muy buena zona... me encanta. Hecho de menos esa perra ciudad en noches como ésta. A veces pienso que lo he soñado todo... y quizás sea así.

    ResponderEliminar
  28. Un matrimonio bastante unidireccional, pero bueno, jaja! A falta de otros compromisos.. Gracias, Rosa.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs