Bl

Pensaba que mis cinco años como bloguer más o menos constante se cumplían en noviembre, que es cuando Bro me descubrió lo fácil que era abrirse un blog, en la web Blogia. No tardamos ni cinco minutos en abrirlo y ya supe que esa aplicacioncita iba a tener su relevancia en mi vida. Por lo pronto, son cinco años ya de fiel trato, y de pocas cosas puede presumir uno de tan buena y exclusiva relación.

En distintas plataformas y bajo diferentes denominaciones, pero siempre en torno al tópico naufragil, han ido pasando los años por aquí, cinco años pensando en blog. Cinco años de dedicación más bien placentera a esta herramienta, en una relación cuyos matices iré soltando poco a poco en próximos post, en el marco de los fastos de celebración de tan magno evento.

He dado con el primer post que escribí. Da como vergüencilla asomarse a él. Era cuando aún a los blogs se les llamaba weblogs y que sólo tenían Arcadi Espada y otros cuatro locos, referentes entonces para todos nosotros. También tenía 'weblog' Eduardo Haro Tecglen, El Niño Republicano, abierto ya a estas nuevas ventanas.

Me van a permitir ustedes que reproduzca el contenido de aquel primer post, publicado un 23 de octubre de 2004. Lo de Cosmopolita, el título del blog, es por aquella novela con la que pensaba que iba a agitar y revolucionar el panorama literario, como si de una nocilla literaria y explosiva se tratara.

Y qué desolador es visitar esos blogs viejos, abandonados, que uno ni sabía que aún existian. Tienen algo de humano, no obstante, en su robótico abandono. Si no se mantienen, como las casas, se van desconchando con el tiempo: los links caen poco a poco, las etiquetas se despegan y los píxeles se agrietan. Hasta la tecnología, tan suya ella, necesita nuestra caricia humana.

Ahí va ese post inaugural:

De librerías

Hola, hola, me presento ante vosotros, ante ti, que estás ahí. Sirva este desvirgamiento para presentar este nuevo weblog basado en el del periodista y escritor Arcadi Espada, que es de lo mejor en este curioso género de la literatura virtual.

Bienvenido, herpano, a este lugar que ya tiene, o va teniendo, razón de ser, identidad, que va a ser la de divagar (hacer dos veces el vago, según Coll) sobre lo que voy leyendo, que es luego de lo que escribo, aquí y en páginas de papel también. De eso va ir esta página, de libros que leo, y a lo mejor también de noticias que leo, y de cosas que veo, por si le interesara a alguien leer sobre eso, que ya veremos.

Ayer me apeteció comprar un libro, que me suele pasar cuando voy por la mitad de uno o dos. Entré en una de esas librerías de corte inglés en que apilan los libros de más feroz actualidad haciendo columnas de distintos estilos. La de Carlos Ruiz Zafón y su Sombra del Viento era gigantesca, salomónica. Y el nuevo de Dan Brown, "Ángeles y Demonios"; quedaban muy bien, hasta que la gente los compre.. De pronto, me acordé de Gabo y su inminente vuelta a la novela tras diez años y me puse a buscar columnas con su libro. No me costó dar con "Memoria de mis putas tristes" cerca de la entrada. El libro era finito, engordado con unas tapas duras, varias páginas de humo al principio y un cuerpo de letra de más de catorce. Por un momento decidí comprarlo, consumir la literatura de mi tiempo, como otros se compraban "La Familia de Pascual Duarte" o "Zalacaín el Aventurero". Lo hojeé un rato y leí dadaístamente unas palabras: coronel, puta, gallina.. Algo así. De pronto, se me pasaron las ganas de leer esa literatura que ahora me parecía lo contrario a mi tiempo, ese realismo mágico es atemporal, casi medieval. No sé de qué va el libro, pero no lo pienso comprar. Seguí sorteando ángeles y zafones y caí en Bernardo Atxaga y una edición de "Obabakoak" con un tipo de letra muy bonita, como de máquina de escribir antigua. Literatura vasca. Dado que estaba en Bilbao, y voy a estarlo por un tiempo, me pareció mucho mejor idea cambiar García Márquez por Atxaga, y conocer al literato más importante que ha tenido el País Vasco, que además me cae bien. De momento, leídas cuatro páginas, yo diría que es un Günter Grass a lo vasco: "Encuadernados la mayoría en piel y severamente dispuestos en las estanterías, los libros de Estaban Werfell llenaban casi por entero las cuatro paredes de la sala..."

Ya os contaré. Imagino que habréis adivinado qué dos personajes conforman el "monstruo" literario de la foto.

Saludos.


Comentarios

  1. Un desvirgamiento en toda regla, sí señor. Entrañable. Me he reído un rato...

    Saludos
    Rosie the Riveter

    PS: Siento lo del Premio Herralde. Ya habrá ocasión ¿o no?

    ResponderEliminar
  2. Doña Rosie the Riveter.. Ay, qué mezcla de sensaciones. Alegría y sensación lejanamente parecida al adulterio bloguil, ya me entiende Vd..

    A sus pies.

    Lo del Premio Herralde está superado. Lo que no sé es muy quién que hacer con la camiseta que me regalaron por mi cumple con su rostro serigrafiado cual Marilyns de Warhol.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. El inestable mundo de las primeras entradas de blog.

    ResponderEliminar
  4. La camiseta la usas para dormir y soñar con los herralditos.

    ResponderEliminar
  5. Como el buen vino, mejoras con los años, pero me ha gustado mucho, muy entrañable.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  6. Dormir con Herralde... Mmm, no sé.

    Rosa, una 'histórica' por estos pagos, mil gracias!!

    ResponderEliminar
  7. Realmente... bueno, no sé qué decir. Cinco años. ¡Virgen Santa!
    Nada, un abrazo

    ResponderEliminar
  8. He leído Herralde y me ha venido a las orejas aquello de Freud de matar al padre. Los grandes premios literarios sólo los ganan "famosos", y en estos tiempos de crisis, de sujetarte al madero que flota tras el naufragio, con más razón. Están tan acojonados que ya no se acuerdan que son editores y no publicistas. Se han acomodado.

    Las putas tristes... joder, qué casualidad. He hecho un experimento, bajarme un audiolibro, por ver qué pasa, y si se puede seguir leyendo-escuchando mientras cocinas o pasas el aspirador, y como era mi primera vez, no quería algo largo, por eso me he decantado por ese libro delgado y de letra gorda García Márquez que ocupa dos archivos mp3 de una hora cada uno.

    Me alegro de que sigas escribiendo porque me gusta leerte.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Contenedor. El caso es que un mes después me compré el libro y lo leí a gusto..

    ResponderEliminar
  10. Felicitaciones, señor Laporte. No sé si yo publicaré dentro de cinco años algo parecido, porque a veces la constancia flojea. Leía hace no mucho cómo debe ser un blog para tener éxito... el mío carece de casi todo jajajjaja, pero el éxito del que hablaba el susodicho no es el éxito que perseguimos algun@s.
    Leí Memorias de mis putas tristes hará un par de años, y después de leerlo y deprimirme (la vejez es lo que tiene) me entero de que las feministas querían sacarle los ojos al pobre Gabriel... en fin, está claro que igual obra no despierta las mismas pasiones.

    ResponderEliminar
  11. Pues muchas gracias, sra. Si el autor de este blog se rigera, o rigiera, o corrigiera, por los patrones de éxito que venden esos blogueros de éxito, hacia tiempo que habría cerrado la barraca.

    ResponderEliminar
  12. Por cierta, El Patio, yo le leería a Vd. más a menudo y más gustosamente. Pero es que, con esa cabecera que Vd. me gasta..., ay, mis sensibles retinas sufren..

    ResponderEliminar
  13. Eso de por ciertA ha quedado muy de Bibiano Aído.

    ResponderEliminar
  14. No es el primer@ que me dice lo de la cabecera... será ahora que va a ser la cabecera, cachín diez.
    La madre que parió a la Aído, la muchacha en trabajos manuales, en dibujo y esas cosas debió ser de sobresaliente, pone un interés e idea unas campañas que no sé yo como no la ficha Obama... ahora reparte posavasos con mensajes como los del paquete de tabaco pero con respecto a la prostitución "ilegal", entrecomillada porque yo todavía no me entero de si en España se puede o no se puede ser puta.
    Luego no quiere usted derivar sus temas de post a la política pero es que me lo pone a "hueva".

    ResponderEliminar
  15. Qué bien que no se me ha enfadado.. No si la política no me molesta, pero es que hubo dos post que me puse estupendo y acabamos hablando de bicis y cervezas y no se qué. Pero tomo nota, la gente, yo incluido, queremos concreción. Tangibilidad. Cada vez disfruto más, por ejemp, de las charlas de recetas.
    Y de la Aída, como la llama Ánson, no diré nada. Eso sí, un respeto para las putas. Y los puteros.

    ResponderEliminar
  16. Felicidades por tus 5 blogaños, NáuGrafo. Ahora a por otros 5.
    Salud!

    ResponderEliminar
  17. Hola, entre muerto y muerto saco rato para felicitarte...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares