29.10.09

Be

Sigamos con los Encuentros de Pamplona, 1972. Tengo que profundizar en el tema. Lo haré, poco a poco. El martes, en la inauguración de la exposición que le dedica el Reina Sofía, a la que acudí con el poeta por aquí citado Hasier Larretxea, me encontré con Emilio Pi, que me contó que anduvo metido en la organización, con 22 años. Me dijo que conserva una de las míticas figuras del Equipo Crónica, de las que hubo a cientos en el frontón Labrit, ocupando los asientos, mientras tocaba no sé qué formación demasiado pal body y los tiempos que eran a' changin' pero no tanto. Fue bonito ver, el martes, a algunos de esos muñecajos en el Reina Sofía, muñecajos que fueron medio descuartizados, contaba Emilio Pi, otros lanzados al ruedo del frontón, otros mangoneados y convertidos en viajeros en taxi: valiosas reliquias para la micro historia.

Curiosa nostalgia ésta la mía de un evento que no viví, por no haber nacido, y que vivo ahora de refilón con asombro y pena por no haber sabido más de él. Me decía Gonzalo de Pedro, por el Facebook, que qué pena que tengan que venir desde Madrid a recordarnos qué fue aquello y la relevancia de aquello. Borja-Villel, director del Reina: "Los Encuentros de Pamplona fueron el evento más importante de la segunda mitad del siglo XX". Apunta el poeta Ángel Erro, vía FB, que la Barcina (sin el la no es ella) baraja la idea de llevar la exposición a su origen, esto es Pamplona, una Pamplona que quizá nos empiece a parecer menos Pamplona, tras la experiencia 72. A ver si es verdad.

Comentamos con Hasier lo rarísimo que era ver, en Madrid, una exposición sobre Pamplona. Como si el calcetín cultural se hubiera dado la vuelta. Ahora lo interesante estaba allá (Pamplona), y la visión soñadora, admirada, aquí (Madrid).


Los elementos locales, hiperlocales, cotidianos, a-artísticos, tan nueschos, elevados a la categoría de evento artístico, con su cosa de relevancia, con su cosa de, coño, ocupar un huevo y medio de salones en el Reina Sofía, ahí es nada. Pamplona. Sí, Pamplona vista como objeto artístico, como abanderada cultural de algo que no sea el zurriaguismo sanferminero que, si bien libera y ofrece su cuota de magia, tiene sus límites también. Y sus excesos.

El paseo Sarasate, el paseo, convertido en escenario artístico con esas cabinas happeninianas, los muñecos-crónica desde el Niza en adelante, las carpas hinchables donde hoy se erige el Baluarte, las barbas oteizianas de John Cage, oculto tras una hilera de micrófonos como un bosque de cañas de bambú.

Veo aquellas fotos, aquellos tipos bigotudos salidos de una secuela de Easy Ryder que nunca existió y todo me parece un sueño, un verdadero happening del Reina Sofia, que se ha inventado todo eso en plan broma pesada a las instituciones navarras. Veo por ahí a Carlos Irijalba, con su porte conceptual elegante sin pretenderlo, no veo a Pedro Maisterra por cuya galería he pasado momentos antes, veo a Salvador Estábanez, a gente con pinta de interesante, e imagino un mundo local, el mío, que fue durante unos días epicentro del arte, HuArte mediante, y me queda la cosa amarga de pensar que tan sólo fue flor de un día.

Y me callo ya.

(La fuga de Ezkaba, Encuentros 72 y Sanfermines 78, interesante trilogía pamplonica sobre la que no teníamos ni idea, de los míos hablo, y que parece que poco a poco vamos conociendo.)

7 comentarios :

  1. Mi novia, guiputxi ella, dice que no es que Pamplona no se mueva, lo que le pasa es que no lo cuenta, no lo muestra, se lo calla, como un secreto que un día te lo encuentras y dices: coño, ¿y esto? ¿Esto?, pero si lleva aquí la de dios de tiempo. Ah, no lo sabía.

    Lo que tiene Pamplona creo yo, es un complejo de inferioridad tremendo.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo. Y esa timidez preventiva, previa, ante la risotada cazurra, que frena la acción del audaz: uuohohohohoujojohouoohoihom, mira lo que dicho, jouoojojuoojouojohohohh.

    ResponderEliminar
  3. Y luego un desinterés crónico para ciertas cosas. Acabo de recibir este mail, de un amigo:

    "Vaya ccchhiapa has metido en el bloj".

    Así, con todico.

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué programa hubo ayer en la uno? Haciendo zapping caigo en tal cadena con una señorita micrófono en mano por las calles de Pamplona. Perdonen ustedes dos, náuGrafo y contenedor, ¿Pamplona complejo de inferioridad? Pues sería casualidad, pero los entrevistados al azar, transeuntes, ni que fuesen de Bilbao, oigan. El caso es que parecían más bien reservados, pero cuando se les tiraba de la lengua... una megapija con unas gafas de sol y una guisa al estilo Paulinita Rubio con perrita y todo, afirmaba que en Panplona se viste muy bien, se gana mucho y se vive muy bien. Ella, por supuesto, no era mileurista, trabajaba en una tienda de ropa y ganaba 1200 euros (hija, pa el caso...). Después abordó a un señor, arquitecto... ¡joer, el arquitecto! unos aires que ni que fuese el del proyecto de la zona Cero. En fin, donde hay siempre queda, y el que tuvo retuvo. Yo creo que al pamplonés le define su discreción y su autosuficiencia, y tal vez ese no hacerse notar es precisamente porque Pamplona no lo necesita. Al menos la mitad para abajo de este país siempre hemos visto esa mitad para arriba, quitando a Castilla León y a Galicia, como algo muy por encima de nosotros, eso desde nuestro conformismo o espíritu poco emprendedor, y ahora sí, desde nuestro complejo de inferioridad, pero el suyo no es tal, en todo caso es una falsa modestia.

    ResponderEliminar
  5. Yo ya no digo nada que te enfadas. By the way, ¿nocilleamos esta noche?

    ResponderEliminar
  6. Nocilleemos. Tengo que ir asumiendo que JH no me quiere.

    ResponderEliminar
  7. El patio, no lo sé... pues será como tú lo dices. Hace unas semanas me preguntaba cómo nos veían los de fuera, y ya veo que completamente diferente a como lo veo yo. Valoro mucho tu punto de vista que por ser ajeno al objeto observado es más ecuánime, por eso también comentaba lo de mi novia, que es donostiarra, porque es la única forma de intentar descubrir algo de verdad en el asunto, escuchar a los que no son juez y parte. Gracias.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs