22.9.09

Sobre 'Gordos'

Hace poco escribí un post titulado, Cine español, que veo ahora que no fue muy atinado. Estaba cargado de prejuicios, y tomé aquella frase de Sánchez-Arévalo, "me inspira más el Diario de Patricia que Toro salvaje", demasiado a malas. Porque el Diario de Patricia, si se sabe mirar, puede estar lleno de un material humano valioso.

Días más tarde descubrí a Sánchez Arevalo a un metro de mí, en un bar de la calle Martín de los Heros en el que dan humus, y poco después preseleccionaban su película, Gordos, para la carrera hacia el Oscar. Por aquello de luchar contra el prejuicio, el domingo por la noche, con algo de miedo por la temeridad, vi Gordos en los cines Golem de Pamplona, junto a ocho o nueve espectadores.

Sorprendióme para bien la peliculilla. No me encantó Azuloscurocasinegro, con un tono de drama social algo forzado y chirriante, aunque Raúl Arévalo aportaba una comicidad que subía puntos. Daniel Sánchez Arévalo, DSA, es un director de comedias y a la comedia debería destinar todos sus esfuerzos, porque Gordos es una buena comedia en la que, además, se cumple ese tópico repelente de "te hará llorar y te hará reír". Hay muchas lágrimas en esta peli, los personajes lloran mucho, pero sigue siendo una comedia. El espectador también ríe, también shora, porque, atención, llega, en cierto modo, a empatizar y a CREER los conflictos de los personajes, hecho insólito y que exige una mención especial en la Historia del Cine Español. Tiene cosas mejorables, se hace un poco larga y hay situaciones, como la relación entre los amantes 'beatos' que es más inverosímil, pero vamos, en conjunto, y como comedia de fin de semana, sale ganando.

Los personajes, atención, no son predecibles ni acartonados y sorprenden al desprejuiciado espectador, que esperaba ver una retahíla de coñas vulgaroides sobre el hecho de ser o no ser gordo. La gordura es mera excusa para dar salida a estos personajes con gancho -Antonio de la Torre hace un papel de Goya como mínimo-, en una película sin pretensiones y sin ese complejo de inferioridad tan habitual en nuestro cine.

5 comentarios :

  1. Últimamente estás muy condescendiente en materia de crítica cinematográfica, pero esta vez te voy a hacer caso y ya tengo plan para el fin de semana.
    Gracias y abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me cansa el critiqueo por sistema, sobre todo si es prejuicioso, en el que yo mismo caí. Oh, cuánta soberbia.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La última película que vi fue Mamma mía. La pintaron tan nostálgica. Y sí, los pies se me iban con la música, por aquello de que a mis quince canturreaba y bailaba a ABBA hasta la extenuación, pero aquello sólo lo salvaba Meryl Streep, que actua genial pero canta fatal y baila peor. James Boon (Pierce Brosnan), mostraba barriguita cervecera y cantaba y bailaba aún peor que peor... Aquello no respondía a las expectativas que me había fraguado. Supongo que también sucede al revés. De por sí, el título "Gordos" no resulta muy atractivo (puñetros prejuicios),no invita a sentarse en la butaca, mucho menos devorando una bolsa de palomitas y sorbiendo una cola-cola, aunque sea Cero.

    ResponderEliminar
  4. A mí me pareció una mala película. Empezó bien, pero a los 15 minutos se había desinflado. Una oportunidad desaprovechada.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs