13.8.09

Nubes jodepiscinas

Esta tarde de agosto he experimentado ese chasco infantil de comprobar que las nubes se apoderaban del cielo y se jodió lo que se dio. En caso de pagar entrada, como me ha ocurrido, opino (el PPC está planteando elaborar un informe al respezto), los clubes de ocio y asueto públicos deberían devolver parte de la misma, al no haberse podido disfrutar de la tarde de sol y piscina por la que se pagó.

A veces, en verano, en ese agosto que era ya un asentarse en la rutina de unas vacaciones escolares que parecía no terminarían nunca, el día se daba por terminado prematuramente. Llegaban unas nubes con mal aspecto, y al poco les seguían otras, hasta formar una mara violenta y malencarada dispuesta a amargar por unas horas la felicidad infantil.

No sabía muy bien uno qué hacer entonces; se metían las ropas en esa mochila con tufillo a bocadillo recalentado y entonces había que recomponer todo un poco. En pocos minutos, las instalaciones piscineras se habían vaciado, y sólo quedaban algunos chavales sueltos haciendo el gamberro. Parecía un tímido simulacro del fin del mundo, de ese fin del mundo que retrata Cormac McCarthy en La carretera. Era toda una experiencia bañarse en las piscinas vacías, de un azul triste como el del cielo, pero de una calma acojonante y mística.

Y si se ponía a llover, tenía su gracia también meterse en la piscina y tentar a los rayos: la perspectiva de que uno cayera y electrocutara a los bañistas era muy excitante. Mojarse con el agua aséptica de la piscina y con el agua real del exterior nos gustaba. Soplaba al salir un vientecillo tibio que ponía las tetillas duras como puntas de peonza.

Con el pelo doblemente mojado, usábamos nuestras monedas para comprarnos un pastelito o un SuperChoc y hacíamos el gamba hasta cansarnos de una felicidad que ninguna nube conseguía nublar.

8 comentarios :

  1. Qué putada, tío. Pues esta mañana yo he estado de piscineo y la verdad es que el sol pegaba bien.

    ResponderEliminar
  2. Te ha salido un post de estos chulos. Me ha molado mucho eso de "simularo del fin del mundo". Jajaja, qué cierto! Con restos de los ex-bañistas, bolsas volando mecidas por ese viento que avisa tormenta. Enorme. Enogabuena, Eduagdo.

    ResponderEliminar
  3. Después del ataque de risa sólo con leer el título leeré el post, en fin, yo sé de cuatro que se han quedado con las toallas al hombro y el protector en la mano mirando dentro del coche cómo empezaban a llorar sin parar y sin perdón las nubes jodepiscinas... a ver si mañana hay más suerte.

    ResponderEliminar
  4. Ha sido, El Patio, el primer comentario única y exclusivamente a un título, que yo recuerde, en este blog. Y yo lo celebro.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena descripción náuGrafo. Me ha llegado al fondo. Donde cubre.
    Salud.

    ResponderEliminar
  6. Con ese aire piscinero-gamberro, muy alejado de la Mengual, nunca te propondrán para el Príncipe de Asturias.
    Tendrás que enmendarte, que sé que te apetece!

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs