Cierto pensamiento de derechas

A veces, en verano, compro y leo el ABC, por ser periódico más cómodo que otros (qué imposible de leer y absurdo en su asabamiento anacrónico es The Herald Tribune!). A veces digo: coño, este periódico es sensato, presenta las informaciones con orden, jerarquía y hace un esfuerzo de imaginación al presentar, en las primeras páginas, un relato de la información atractivo, con fotos, destacados, recuadritos y pildoritas con jugo. Enfoque llaman a esa sección.

En una de esas páginas, encontré y recorté un recuadrito que sintetiza cierto pensamiento de derechas que hace que me quite de comprar ABC y diarios similares el resto del año. Es sólo una pildorita, pero una pildorita editorial, que irrita en cuanto que recuerda a cierto pensamiento de derechas que escuece los espíritus. Habla ese trocito de periódico de la decisión de Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad, de hacer efectiva la Ley Antitabaco y prohibir fumar en todos los lugares públicos:

"La sociedad está madura para prohibir fumar en todos los lugares públicos", dice Jiménez.

Ante la falta de argumentos para una decisión que no gusta, se tira de la jeremiada, un recurso habitual en cierto pensamiento de derechas ("Se rompe España") y reproduzco del textito:

"...ya hay quien alerta de los serios perjuicios que sufrirán bares, restaurantes y locales de ocio nocturno e, incluso, pronostican problemas de orden público cuando cientos de personas, por ejemplo, tengan que salir de una discoteca a fumar a la calle. Es el peligro de las regulaciones excesivas y de las legislaciones extremas propias de este Gobierno, empeñado en no distinguir entre el respeto al no fumador y la persecución al fumador".

Es llamativa esta actitud de cierto pensamiento de derechas para relativizar y desprestigiar las leyes. Como su defensa sentimental e irracional del crucifijo en los centros educativos públicos (y laicos) o su pataleta contra una asignatura, EpC, que al menos en el manual de José Antonio Marina es la cosa más digna y saludable en términos morales que alguien se pueda echar a la cara.

Por suerte, este tipo de pensamiento, como ciertos animales prehistóricos, se extinguirá.

Comentarios

  1. Pufff, señor Laporte, pone usted el dedo en muchas llagas, empezando por los derechos y libertades de los que fuman (¿perseguidos?) frente a los derechos y libertades de los que no fuman, y terminando en los crucifijos.
    Pero pone aún más el dedo en la llaga cuando afirma categóricamente que ciertos pensamientos son de derechas... Al margen de ideas políticas, al pan pan y al vino vino. Claro está que según qué periódico lea y según qué cadena de tv, el pan puede ser bimbo, que de pan no tiene na, y el vino presentarse en tetrabrit Don Simón que se agria nada más abrirlo. Pero yo diría que si se fuma, se fuma… y los estancos y las maquinitas de tabaco seguirá existiendo. Y si no se fuma, no se fuma, ni se vende tabaco, oiga, porque como bien debe saber Trinidad Jiménez, el tabaco es el causante de una cantidad de patologías crónicas que suponen un enorme gasto sanitario que pagamos todos, los fumadores y los no fumadores. En todo caso, y mientras en este país el tabaco siga siendo legal y pagando impuestos, un gobierno no debe caer en contradicciones, por tanto, la ley debe ser permisiva con quienes siguen enganchados al tabaco socialmente, y con quienes no fumen y no les importe compartir espacios llenos de humo (díganse restaurantes, bares y discotecas). Nada qué decir con respecto a otros lugares públicos en los que no cabe la discusión (centro sanitarios, oficinas, grandes superficies, etc, etc).
    Si yo cuestiono que el crucifijo no tiene porqué quitarse de la pared de una escuela, usted me tachará de derechona, beata y retrógrada. Si además añado que no tolero el velo en una clase, usted me tachará de lo mismo y añadirá el calificativo de xenófoba… Y yo, desde mi entender, mi libertad y abogando a ese laicismo del que tanto presumimos todos últimamente, le diré que si somos laicos para quitar el crucifijo, somos laicos para no admitir el velo (significado religioso, además de ignominioso para muchas mujeres). Si tolero el velo, el rezo en mitad de la calle, etc, etc… tolero el crucifijo, las procesiones, etc, etc y aquí paz y después gloria… Y ahora mi pregunta: ¿Usted cree que un país en el que aún andamos como los niños… que si rojos, que si derechotes, que no sabemos ni leer la letra grande, como para entender la pequeña… empeñados en mirar atrás, queriendo enterrar a unos y desenterrar a otros, estamos suficientemente maduros para tolerar tanta diversidad? Joer, si no nos logramos ni un puñetero acuerdo entre fumadores y no fumadores, si todo lo politizamos, si últimamente no hay cuestión en este país que no sirva como arma arrojadiza entre cuatro politicastros incultos, ineptos y ridículos (los unos y los otros… una pena, oiga).
    No sé dónde está el secreto para que una sociedad consiga su armonía, sin que el humo de unos moleste a los otros, sin que el crucifijo en una pared sea cuestión de Estado, sin que el velo sea motivo de marginación… lo que sí tengo claro es que no estamos muy lejos de un principio fundamental: Tolerancia (incluyendo a todo su campo semántico). A años luz… y con esto no digo yo que España se rompa, pero con el trabajo que les costó a nuestros padres reconstruir pedacito a pedacito me daría una rabia… En fin, perdón una vez más por la extensión de este pensamiento a secas, producto de la enorme decepción que me causa la denominada clase política que se asemeja cada día más a los casposos de los reality de ciertas cadenas de dudosa reputación y credibilidad.
    Y yo también espero que ciertos pensamientos separatistas y ciertos rescoldos también se extingan, como los dinosaurios... aunque siempre habrá alguien con la tentación de dar con su ADN...

    ResponderEliminar
  2. Quería decir "no estamos preparados y estamos muy lejos de un principio fundamental...", es que pienso más deprisa que escribo.

    ResponderEliminar
  3. Un comentario más largo que el post, olé. Trataré de responder.

    No digo que el no fumar, fumar, prohibir o prohibir sea o no de derechas: es de, "cierto pensamiento de", derechas, el asustar a la población con desórdenes públicos de tipo apocalíptico si resulta que un Gobierno cumple una ley (que ahora no se cumple, o se cumple mal, así que digo yo que si no redactan y aprueban leyes es pa cumplirlas).

    Ese llamar al miedo, sumado a esa extraña rebeldía legislativa (Espe es muy de ésto), lo asocio yo a eso que llamo "cierto pensamiento de dchas" que, elevado a la enésima potencia, se traduce en un golpe de Estado como el del 18 de julio de 1936 y toma ya jeroma.

    Sobre el fumar o no fumar, pues digo yo que el fumar en sitio públicos molesta y mucho a los no fumadores, y sobre a ex fumadores que sienten la tentación de recaer en ese vicio mortal. Libertad no es sinónimo de joderme la libertad a mí, estará Vd. conmigo. Porque yo he elegido tener los pulmones limpios y que la ropa no me huela a mierda humosa cada vez que me despindolo por la noche.

    Hágase primero la ley, y luego ya veremos si hacemos la trampa, que en eso aquí se nos da bien.

    Dice Buñuel en sus memorias ('Mi último suspiro'), que nunca bebió más que en la ley seca norteamericana de los años 30. Se prohibió el alcohol, pero se crearon unos clubes alternativos llamados 'speak easy' (hable bajito, creo qeu viene a decir), en los que se privaba en cantidades industriales.

    Quizá aquella ley, la seca, fuera excesiva, pero no me parece lo mismo la del tabaco; otra cosa es que les pique a los fumatas, cuando lo que tienen que hacer es dejar de fumar, o hacerlo en sus casas, o los miles de lugarcitos que se habilitarán si la ley re-endurecida llega por fin a ejecutarse.

    salud

    ResponderEliminar
  4. Ah, y sobre el crucifijo y el velo también quería puntualizarle algo. Para empezar, no creo que sean comparables las dos cosas. El crucifijo forma parte del colegio desde tiempos de maricastaña, cuando España era más papista que el Papa, pero no tiene sentido que se mantengan, cuando estamos en un país laico en el que vienen a estudiar, PRECISAMENTE, niños de diversas procedencias religiosas, como por ejemplo musulmanes.

    Si España es un Estado laico, no tiene sentido que un niño musulmán que venga a estudiar aqui tenga que contemplar todas las mañanas la figura de Cristo cruficado. Si se apunta, por ejemplo, al Everest, o cualquier colegio privado o concertado, pues ya es otra cosa.

    Sobre el tema del velo: pues me parece poco menos que una salvajada hacerselo quitar a un escolar, pues entiendo que forma parte de la intimidad y de la cosa individual de cada cual. Es como si a un niño español que fuera a estudiar a Marruecos le obligaran a quitarse la medallita que le regalaron por la primera comunión que lleva al cuello.

    ResponderEliminar
  5. Cachin diez, señor Laporte, qué contradicción... cierto pensamiento de derechas es asustar a la población con desórdenes públicos apocalípticos, y resulta que elevando ese pensamiento a la enésima potencia tenemos como resultado una guerra civil... Joer, espero que su apocalíptica teoría no se cumpla.
    Y con respecto al velo, me temo que no entenderé nunca esos agravios comparativos... si una imagen tallada en forma de cruz pasaba totalmente inadvertida durante años en mitad de una pared, ¿por qué hay que empeñarse en convertirla en una razón más de enfrentamiento?, ¿por qué identificarla como si fuese un signo nazi, cuando para muchos no significaba nada, y para otros, el que continúe en su lugar, calladita y sin pedirle pan a nadie, puede ser algo tan importante como el velo sobre la cabeza? Y si la cruz la tiene que colgar en la pared de su casa porque hiere la sensibilidad de unos, pues el velo que se lo ponga también en casa porque para muchos supone vejación y discriminación sexual, joer!!! Véase lo fácil que resulta ser intransigentes y jodernos los unos y los otros.
    Pues eso... que no, señor Laporte, que no, que antes de aprobar leyes a lo tonto mindolo hay que ser consecuentes con la realidad y sopesar. Pues no resulta un coñazo ir a cenar con alguien que se pasa la velada pendiente del puñetero cigarrillo, además, imagínese, ¿dejamos el solomillo de ternera a la pimienta y a nuestra pareja cenando solita (trite imagen) mientras nos salimos a la puerta del restaurante a matar el gusanillo de ese cigarrillo antes del postre, o entre los entrantes y el plato fuerte...? En fin, que antes de tener que vernos obligados a burlar leyes, mejor las leyes sean acordes al sentido común… mismamente.

    ResponderEliminar
  6. ElPatio, sobre su primer párrafo: le recuerdo que esa 'teoría' mía ya se cumplió, se llama Guerra Civil Española (jejej, parece sarcarsmo pero no lo es).

    A ver, que a nadie se le va prohibir radicalmente de fumar entre solomillito y tiramisú: dudo mucho de que no haya NINGÚUUN establecimiento hostelero en el que no se pueda fumar.

    Según un estudio de la AECC, una muestra de 50 participantes, fumadores y no fumadores, registró una media diaria de siete cigarrillos, "aunque no se los hubieran fumado".

    Y también está el caso, delicado caso, de los profesionales de hosteleria, que engullen diariamente enormes cantidades de humo ajeno sin ellos quererlo. ¿Tenemos que exponerlos al humazo de los demás por que nos apetezca fumar, o porque llevamos años fumando solo tres pitillitos y no estemos enganchados?

    Entiendo yo que el Ministerio de Sanidad sabrá más que nosotros a la hora de promulgar una ley, pero claro, nuestra capacidad para la pataleta no tiene límites. Ese es nuestro hecho diferencial, el que nos diferencia de otros paises europeos más avanzados.


    http://www.msc.es/ciudadanos/proteccionSalud/tabaco/guiaTabaco.htm

    ResponderEliminar
  7. Esto os pasa por leer periódicos. Jaja!! En vaya berenjenal os estáis metiendo.

    Me voy a fumar un crucifijo con mi velo puesto en la primera cafetería laica que pille.

    ResponderEliminar
  8. Zp fuma en la Moncloa, Fortuna (el tabaco también. Es hortera hasta en eso)... pero como es el presi, no le chista ni Dios.

    Y lo del velo, personalmente me enciende mucho ver cómo los jichos musulmanes que pululan por nuestro país van vestidos a la manera occidental y a ellas las llevan (sí, sí... las llevan) con esos sacos de patatas de pies a cabeza. Indignante, ¿dónde está el feminismo militante de este país, más preocupado por la mamarrachada de hablar con los dos géneros, vascos y vascas, que por cuidar que las libertades conseguidas no retrocedan? Cáscate un porrón de revoluciones sociales a lo largo de varios siglos para terminar tapada de pies a cabeza en aras de un respeto mutuo que ellos no van a mostrar jamás. Europa ha decidido suicidarse y en ello está, aunque a veces haya gente como en Francia que le eche un par de huevos y quiera vender un poco más caro el negro futuro que nos espera. Islam significa sumisión, la apostasía está penada con la muerte, al igual que ser infiel, creo que más claro no te lo pueden decir sobre cuales su objetivo en Europa; que luego se quiera ver una fraternidad, igualdad y libertad en ellos, no es su problema, si no el nuestro, que nos gusta ver espejismos porque creemos que todo el mundo es bondad y amor. Es como si todos los maltratadores que hay hoy en España, individuos despreciables pero sin vínculos los unos con los otros, sin sentimiento de grupo, se asociaran y abogasen por dejarles zumbar a las mujeres porque así lo han decidido o porque se lo ha revelado un ser superior... y les dejáramos.

    El creyente cristiano me produce risa, el creyente musulmán me produce miedo. El fanatismo de un cura me produce risa pero el fanatismo de un musulmán me produce miedo.¿Puedo sentir miedo o eso también es intolerable? Sólo espero que no me digan que es por desconocimiento, que aquí tengo el corán y la biblia, y en alguna etapa de mi existencia he convivido más con musulmanes que con cristianos. Mi miedo viene precisamente por ese conocimiento, que yo antes, cuando pensaba en abstracto, era de la políticamente correcta opinión de que todas las ideas, religiones, ideologías merecían el mismo respeto, pero ya no. Supongo que me habré echo de derechas o simplemente he dejado de ser un iluso.

    ResponderEliminar
  9. Contenedor, resulta que hay muchas mujeres musulmanas que les gusta llevar el velo. Y lo "jichos musulmanes"... en fins...

    ResponderEliminar
  10. "Vístete de novia, y no corras..." (Esta pobre creía a pies juntillas en eso que llaman Alianza de Civilizaciones, y dijo: "Hala, (Alá) que voy yo a demostrar que to er mundo es güeno", y claro está, se equivocó)(08/06/2008) XLSemanal, Arturo Pérez-Reverte.
    No consigo ni un sólo enlace al que se pueda acceder, pero ahí va por si hay suerte:
    http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=4447&id_firma=6350
    Es que el temita me revuelve las tripas... Sí, mi madre también lloró la muerte de Franco. El mundo que había conocido llegaba a su fin, temía otra guerra, pensaba que no existía otra manera de vivir ni de concebir el mundo, ni de concebirse a ella misma de manera diferente... Se equivocaba, ¿no cree?... "Hay mujeres musulmanas a las que les gusta llevar el velo"... pues claro, señor Laporte, pues claro. Si yo le contara ciertas cosas que nos han demandado mujeres musulmanas en puertas del matrimonio en consulta médica o de enfermería,y que les requería el futuro contrayente (y la familia) de acuerdo a exigencias del Corán, se espantaría... Indignante... vamos, yo me quedo perpleja, oiga... O sea, que si alguna vez decide emprender algo semejante que la malograda ilusa, vístase de novio, que como lo haga de novia lo va a pasar putas.

    ResponderEliminar
  11. Que haya dicho que haya mujeres musulmanas a las que les gusta llevar el velo no me convierte automáticamente en defensor del concepto que de la mujer tiene la cultura mahometana. Aclaro por siaca.

    ResponderEliminar
  12. Ahhhh, creía, es que hay ciertas cosas que TOLERANCIA CERO, rotundamente. Tolerantes, permisivos, flexibles, transigentes, etc, etc, en según qué cosas, porque la línea que separa ser tolerante o ser "cómplice" de injusticias como catedrales es delgadísima y cada vez más frágil.

    ResponderEliminar
  13. TOLERANCIA CERO con los fumadores!!! A la hoguera con ellos!!! (jajajaj)

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno (¿un golpe bajo?... Pues a la hoguera!!!, que llevo mes y medio sin fumar y no dejan de joder echándome el humo a la cara.
    En fin... que esto empezó porque los de derechas quieren seguir fumando.

    ResponderEliminar
  15. Querido NáuGrafo, con los argumentos que has destilado contra "cierto pensamiento de derechas" a uno le han entrado unas diabólicas y momentáneas ganas de proclamarse de la derecha más rancia. Sólo por joder, jeje.

    No fue cierto pensamiento de derechas el que "elevado a la enésima potencia" llevó a la revolución del 34 en la misma España, ni el que lleva a poner bombas como la de Hipercor, ni el que llevó a la Revolución Rusa, ni a la Revolución Francesa. Y así. La misma crítica de "cierta derecha" que tú criticas es la que tú haces en el blog. Esto es, una crítica visceral. Y bien de acuerdo que estoy en lo estúpido de la crítica del ABC que pones de ejemplo aquí.

    Por otra parte, no suele ser la derecha la que desprestigia las leyes. De hecho, el conservador suele ser un tipo cansino en su defensa del orden y la ley. Seamos coherentes en las críticas. ¿Ahora resulta que el conservador es un tipo revolucionario y de naturaleza agitprop?

    En cuanto a lo de la EpC... Uno sospecha que la modernidad ilustrada no quería realmente la libertad. Lo que quería era que la autoridad moral dejase de estar en manos de la Iglesia... para imponer ella la suya... por vía de la invención de un ente llamado Estado. Y eso es lo que apoyas al molestarte la "pataleta contra la asignatura". Tú piensas que "es la cosa más digna y saludable en términos morales que alguien se pueda echar a la cara". ¿Y si uno, simplemente, no quiere que la educación moral de los hijos que no tengo esté en manos de ese ente que está en manos de políticos, sea con el manual del señor Marina o con el del Padre Roquefort?

    No sé, yo creo que los comentarios que aquí has hecho nacen de ese curioso imaginario colectivo que cree en la superioridad moral de la izquierda (es curioso lo selectiva que es la memoria). Y es dar a la ideología política un carácter absoluto que no tiene...

    Así, a bote pronto.

    ResponderEliminar
  16. Agus, no veas la cantidad de liberales, de tipos que se alinean con la derecha, vease Espe, lo críticos por no decir rebeldes que se muestran con cualquier ley que provenga del Estado. Si fuera por ellos, la única ley sería la del mercado.

    En los últimos tiempos no paramos de ver cómo el conservador muta en revolucionario, en eso que con tanto desdén decían la derecha de Zapatero: pancartero. Aborto/ defensa de la familia, no negociación con Eta, no Epc..., etc.

    Y con lo de Epc y educación moral, insisto en que decir que no hay que ser xenófobos no me parece adoctrinar a nadie. Que haya un sesguillo buenista zapateril, pues a lo mejor, pero prefiero mil veces eso a nada. El otro día me tocó viajar con dos niños que iban con su "cuidadora", pijos de remate, y no me dio la sensación de que sus papis les educaran mucho en casa, ni en ciudadanía ni en modales básicos.

    Y no creo que mi breve crítica haya sido visceral: a menudo asisto a ese tipo de mensajes alarmistas que promueven sobre todo de la derecha. Echa un ojo cualquier día a cualquier portada de El Mundo o de La razón, Agus..

    Y bueno, así, subjetivamente, creo en la superioridad moral de la izquierda, tienes razón. abrzos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario