Odio a este Real Madrid

Lo he decidido. Bueno, los odios no se deciden, afloran. Quizá este odio mío sea una excepción, y haya algo de cosa racional en él, pero toda razón viene motivada por una pasión, por un cúmulo de subjetividades, así que lo puedo decir sin tapujos: "Odio al Real Madrid". No soy de odios, odio odiar. Pero me apetece odiar, será éste un odio platónico, un odio moral, un odio pacífico, un odio cerebral.

Al menos, a este nuevo Real Madrid de los Kakás y Ronaldos.

Lo constaté ayer, cuando vi a un tipejo por la calle Fuencarral, porque eso es lo que era, un tipejo, un tufarro, un cuarentón ataviado con el chándal oficial, Bwin, y varios avalorios colgando, cadenas, pulseras..., parecía una parodia de Oroz. Gafas de sol baratas y pinta de chungalí elevado al cubo. Me dio la medida de quién sigue al Madrid y por qué.

Me hizo pensar en qué kitsch desprende este Real Madrid (para entender el concepto de kitsch, leáse La insoportable levedad del ser), qué tipo de dirección estética, ética, moral, vital, política, representa. La misma que esos rusos chancleteros que lo mismo te sacan una recortada que una chequera con la que pagar cuatro putas de lujo en un hotelazo de Mallorca. Ese conjunto de motivaciones morales, estéticas, políticas, que el bueno de Roberto Saviano ha puesto al descubierto en Gomorra. La mafia no son unos tipos elegantes y con valores, con su particular visión del mundo: son chusma subhumana, violenta, con chanclas y sin camiseta, capaces de matar, extorsionar, torturar y lo que haga falta por comprarse una mansión con jacuzzi y un pantallón de plasma.

No olvidemos cómo un presidente de equipo de fútbol se permite establecer un presupuesto de 300 millones de euros en fichajes, para esta temporada (que no comprende las fichas de los jugadores). Pues gracias a los negocios inmobiliarios a los que se ha dedicado Pérez a lo largo de su trayectoria. Y negocio inmobiliario en España es sinónimo de especulación, sinónimo de excesos crematísticos hasta que el sistema pete, pero que a mí me pille a bolsillos llenos.

Esto es lo que significa para mí, hoy, el Real Madrid. Un equipo de corte imperialista, altivo, obsceno, cuyo nuevo estandarte, Cristiano Ronaldo, con esos aires metrosexuales que se sitúan en las antípodas de la elegancia, resume en su rostro toda la chulería ilimitada con la que hoy se actúa. ¡Si hasta a Paris Hilton le pareció un niñato! Este lunes será presentado como el gran héroe del siglo XXI. Atentos.

Me alegro, pues, de la Liga, Copa y Copa de Campeones del Barça y me alegraré, por todo lo anterior, si vuelve a repetir una gesta similar, con la camiseta de Unicef bien alta.

Comentarios

  1. Yo era del Barça, mucho, muchísimo... hasta las orejas, hasta la tarada costumbre de dibujar escudos en los libros del cole, pero desde que se convirtió en un mezquino equipo provinciano, o ni eso... de clan o de barrio o lo que es aún peor, de ideología, me hice afutbolístico a gran escala. Me importa un testículo quién gane las ligas, las copas o las champiñons liguis. Lo mío es luchar por no descender y sin razón alguna, sin más motivos que los sentimentales, que ya me jode, pero nadie es perfecto. El raciocinio desaparece por completo. Es el único signo de juliganismo que me reconozco, de fe de carbonero, de zumbado suicida palestino.

    Me vuelve majara el fútbol por la explosión de sentimientos que produce, esa montaña rusa de adrenalina y desesperación que te pone en órbita sin despegar los pies del suelo. El éxito y el fracaso concentrados en un recinto relativamente pequeño. Chocar manos con desconocidos, incluso abrazos. Alegría.... tristeza compartida hombro con hombro. Si consigues no relativizarlo, que es lo que con la edad más cuesta, y te dejas arrastrar por su vorágine, es uno de los placeres más grandes para sentir que estas vivo. Lo malo es que cada vez encuentro menos de esas riadas por las que descender. Uno de los últimos momentos fue hace un año. Me gustó mucho la eurocopa de naciones porque me parecieron los futbolistas colegas, amigos de distintas empresas que se juntan en verano para el viaje anual a la playa a tomar copas como si fueran pipas de girasol, y a pasarlo bien, sin corbatas ni zapatos de suela de cuero que te hagan resbalar como un borracho por la T4. Salvo Sergio Ramos, que mira al cielo como sólo miran los gilipollas, que en todo conjunto heterogéneo hay un puto garbanzo negro que te jode la armonía del cocido. Me hice Xavista a muerte, por su compromiso, saber estar, inteligencia...

    Ah... sí, el Madrid: no soporto ni a Raúl, ni a Guti, ni a Ramos, ni a Mijatovic, ni a Hierro ni a ciento un mediocre desgarramantas que por ahí han pasado, para lucir coche y rubia tonta. No me cae mal Florentino, ni del Bosque, ni el doctor en periodismo Pardeza, ni Casillas, ni...atención, voy a confesarme, y no sabéis lo que me cuesta por el asco que me ha dado siempre: Michel, que desde que dejó el fútbol, en las entrevistas que le he oído, me ha parecido un tío interesante, acido y cachondo. No sé... no me parece tan mal tipo como pensaba. Todo lo contrario que Valdano, que antes me caía mejor que ahora, porque lo veo más impostor y mediocre. Será mi edad. Me he dado cuenta que envuelve sus parlamentos en una rimbombancia empalagosa para que no se note tanto sus limitaciones, no por sapiencia, como creía antes.
    ¿Odio al Madrid? Creo que no, pero nunca sería aficionado de él. Eso seguro.

    ResponderEliminar
  2. Entiéndase mi 'odio al Madrid' como un recurso hiperbólico, pero vamos, estoy en gral de acuerdo. También yo me estoy haciendo afutbolístico, excepto por nuestra particular 'roja', la rojilla, que sigue sumergiéndome en esas emociones irracionales del fúrbol.

    El Barça. Laporta aporta no pocas cretineces: a la cuestión política me refiero. Y eso recalcitra, si es que este verbo existe.

    Del nuevo Madrid me quedo con MIguel Pardeza (creo que ya estuvo antes en similares funciones) que, como bien dices, es doctor no sé si en Periodismo o en Literatura, y sabe un gÜevo de la obra de César González-Ruano. De hecho, el prólogo a su 'Diario íntimo', es suyo.

    ResponderEliminar
  3. Pues ahora me has hecho dudar... creo que era periodismo, pero bueno, el caso es que la gente culta que también pulula por el fútbol me cae bien. Dicen que Sanchís es un crack en lo suyo y, últimamente, se rumorea que Guardiola, siempre con esa aureola de intelectual, no es para tanto. Pero fíate de lo que se cuenta por internet, por mucho de que, como me ha dicho mi novia el otro día, ella haya visto incluída en la bibliografía de una tesis doctoral a la wiki.

    ResponderEliminar
  4. Ni pa' ti ni pa' mi: Filología Hispánica.

    "El actual Director Deportivo del Real Madrid, Doctor en Filología Hispánica, se rebela contra los que creen que la práctica deportiva está reñida con la cultura...".

    http://209.85.229.132/search?q=cache:XtDJgs2ICPIJ:www.realmadrid.com/cs/Satellite/es/1202774804550/noticia/Noticia/Miguel_Pardeza_por_dentro.htm+miguel+pardeza+doctor+en&cd=1&hl=en&ct=clnk

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo. Créeme. Odias al Madrid por las mismas razones que yo empecé a odiar al Barça en la época de Cruyff entrenador.
    En realidad, si quieres una alternativa decente tendrías que remontarte al gran Logroñés.
    Ese sería el equipo ideal de la gente del PPC.
    ¿No te parece?

    ResponderEliminar
  6. Pero Pellegrini me gusta, ojo.

    Desde luego, el Logroñés podría ser el equipo de referencia del PPC. Recuerdo aquel año que sólo obtuvo siete puntos, una victoria y cuatro empates, si la memoria no me falla. Y creo que esa victoria fue una paliza, no sé si al Tenerife, en Las Gaunas, que debío de escocer y mucho.

    Pero vamos, con el Osasuna ya vamos servidos en pequeñismo deportivo, jeje.

    ResponderEliminar
  7. El Albacete -queso mecánico- de Floro, el depor de Arsenio Iglesias, el Cirigoza ganador de la Recopa de Victor Fernandez, el Alaves finalista de la UEFA, el Osasuna de Zabalza que quedó cuarto, el Eibar de Mendilibar en segunda que casi sube, el Pajaritazo al Barça del Numancia de Lotina... Cómo molan esos efímeros momentos de gloria del pobre.

    ResponderEliminar
  8. Por más que lo intento, no entiendo al aficionado merengue. Y he conocido a muchos que son verdaderos pasionales del asunto. Pero luego vas al estadio y aquello, como dijo Calderón, parece una función teatral. Alguna vez he pensado que es equipo-terapia: hecho para ganar siempre, y si no ganan uno puede despotricar a gusto y cortar cabezas hasta el no parar.

    Que ganan: estupendo. Que no ganan: vilipendio oral español y yo soy más entrenador que tú y sé más de futbol que naide.

    ResponderEliminar
  9. ¿Teatro el Bernabeu? Pues tú no has estado en el camp Nou... eso a veces parece un funeral.

    He visto unos cuantos partidos del equipo blanco en los bares de Madrid, y el aficionado es de un exigente que tira para atrás. Si el pase no es perfecto, se ponen de los nervios. Los humildes somos distintos, más incondicionales, supongo que porque la norma en nuestros equipos es que el pase sea siempre malo, y lo extraordinario, que se haga bien.

    Cómo recuerdo el Bar el Sadar (Príncipe de Vergara esquina Hermosilla) en Madrid, donde nos juntábamos a sufrir todos los osasunistas, y a escandalizar con las celebraciones de los goles a la viejas del barrio de Salamanca, en su ir y venir dominical. Me contaron que aquello ya no existe... una pena.

    ResponderEliminar
  10. Existe, pero ya no es lo mismo... Era lo más parecido a lo del Bar Facebook que escribí por aquí el otro día..

    Pero sí, el Madrid tiene mucho de equipo al qeu exigirle, y así uno como que se queda a gusto: "Coño, estas vedettes, hostia... a ver, ese pase, profundiza, abre, coño, abre, cambia, joder, si está solo....!".

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja!!! Centra joderrrrrrrrrr!!!! Entraléééééé hostia, que se va!!!!! jajajaja...

    Sí, puede ser aquel Sadar el bar facebook, yo iba solo y siempre me juntaba con alguien, casi como el bar Los Portales de Mortadelo, cuando no hacia falta llamar a nadie porque siempre había alguien con el que juntar cervezas cuando llegabas.

    ResponderEliminar
  12. Cierto, tener tanto y al final, no tener nada, snif....

    ResponderEliminar
  13. ¡Coño, cojones, písale, tío, que te ha robado la carteraaaaa, yo a este lo jubilaba, macho, así nos va, coño, es que así nos va...!! ¡Centra, hossshtia!!!! Joderrrrrrrrrrrrr!! ajjaja

    ResponderEliminar
  14. Jjajaja, oye, que todos tenemos derecho a odiar de cuando en cuando. Te recuerdo que vivimos en España, que es D.O.!

    ResponderEliminar
  15. Hablando de España, de odiar y de putefracciones... ¿has leído el diario de Arcadi Espada de hoy? Me ha recordado tu post de ayer!!!

    ResponderEliminar
  16. Joder, vaya delantera... la del Madrid, digo. Jajaja... Se presenta mañana el mangarrán de Cristiano Ronaldo (bautizado vete tú a saber por qué por Losantos como Democristiano Ronaldo) y ya hay apuestas en las casas idem de internet para ver si hay más gente en el Bernabú que cuando lo hizo Cacá -de la vacá- (también se cuenta que van a tirar no se qué grupo octavillas con el lema: el verdadero cristiano es Cacá)

    ResponderEliminar
  17. No lo he leido, Ángel, pero eso me recuerda al comentario de un periodista catalán que trabaja en Madrid, votante de ERC, que llamaba a Arcadi Espada, con toda paz, EXCRECENCIA.

    ResponderEliminar
  18. Excrecencias, Cakás, putrefacciones.... joder, qué estamos en verano, qué asco damos, coññño!!

    ResponderEliminar
  19. Buen olorico... ya sólo queda uno más en la lista para que todo quede englobado: Sanfermines.

    ResponderEliminar
  20. En cuanto al artículo (mas culo que nunca) de Arcadio Swoooorddd me parece estupendo, sobre todo por el sopapo indirecto a El País, ese periódicoglobal que se ha empeñado en ser referente moral del mundo mundial. Cómo le gusta a la izquierda ir de pazguata moralizadora sexual.
    De todos es sabido que las pijas follan mejor (digo pijas y no pijos porque de ellos no tengo noticias, no por nada en especial. Ni pido perdón por ser hetero ni me enorgullezco de ello. Es lo que hay). En algo tendría que envidiar a la derecha la izquierda... por fin.

    ResponderEliminar
  21. Hombre, Container.. que somos de Pamplona... No sé si mejor.... pero a veces es preferible cantidad a calidad... you know what I mean.. folk... ejem..

    ResponderEliminar
  22. Jajajajajaja!!!! No... si yo hablo de oídas. Lo que se dice, se cuenta, se rumorea... todo eso que va desde la coyunda hasta que un día te asustan con un: ¿Qué significo para tí?, tan de izquierdas. Pues no sé... ¿tengo que responder a esto ahora, con lo bien que lo pasamos y de par de mañana? Bendito presente, incompatible con las utopías, que siempre son futuras.

    ResponderEliminar
  23. "¿Qué significo para tí?".

    Sin tilde el 'ti', estimado señor Amarillo.

    Buenas tardes,
    Mario

    ResponderEliminar
  24. Con permiso de don Mario, que ha despertado así como de repenente, uso la misma frase, y te doy la vuelta al argumento. ¿Qué eso es de amante izquierdina??? Hombre, yo diría que no, y nos retrotraemos el sexo libre, a los sesenta, a los pelos en los sobacos... Hoy es el hombre, de izquierdas o dchas, el que acaba diciendo la frase que tanto ha irritado a don Mario.

    ResponderEliminar
  25. Dios qué susto... estaba probándome el pañuelo rojo y casi me lo aprieto hasta la asfixia al actualizar la página.

    Mil perdones y mil gracias señor Moliner, don Mario.

    ResponderEliminar
  26. El otro día, en la librería Ocho y Medio, esa tan buena sobre cine, vi un cartelón firmado por Almodóvar. Decía:

    Os dedico un abrazo axfisiante.

    Axfisiante.

    Me acordé de don Mario.

    ResponderEliminar
  27. Jajajajaja... Es verdad, vas a tener razón ¿Es el feminismo un machismo desplegado por las actuales mujeres? ¿Por qué las mujeres de nuestra edad, que nunca han sufrido el machismo pasado, nos hacen purgar por unos pecados que no hemos cometido? Acojonado me tienen...

    ResponderEliminar
  28. Por cierto:

    Coño, cojones, písale, tío, que te ha robado la carteraaaaa, yo a este lo jubilaba, macho, así nos va, coño, es que así nos va...!! ¡Centra, hossshtia!!!! Joderrrrrrrrrrrrr!! ajjaja

    ResponderEliminar
  29. No le mete un gol ni al arco iriiiiiiiiisssssssss!!!!!! Mataoooooo vete a segunda!!!! jajajajajaja...

    ResponderEliminar
  30. Sociología barata sobre el seguidor madridista.

    Si el nuevo Madrid nos ofrece sólo una pequeña parte de algo tan sublime, extático e inefable como lo que nos ofrecieron en sus buenos momentos un pelón llamado Zidane, un chulo pero profesional Figo y demás 'patulea', decid lo que os dé la gana. Nosotros nos dejaremos mecer por ese amago de felicidad.

    ResponderEliminar
  31. ¿Sociología barata? Agus, coññño.

    ResponderEliminar
  32. Habría que ver, si en vez de Zidano o Figo teniáis a los hermanos Flaño. Así es mu facil hacerse madridista...

    ResponderEliminar
  33. Dios, lo que ha dicho... A ver lo que tarda Cristiano Ronaldo en darse a la buena vida matritense. Lo vais a tener que ir a buscar a los bares para llevarlo al campo los domingos. Al tiempo...

    ResponderEliminar
  34. Náugrafo... los hermanos Flaño no, el hermano, que al otro ya le han dado puerta vía Numancia. Además, el que queda, para colmo se quiere ir al Bilbao, ese equipo de cantera... ajena.

    ResponderEliminar
  35. Y vamos, comparar a Cristiano Ronaldo con Zidane, no es como lo de Guti con Beckham, quiá, es como Leonardo Dantés con Frank Sinatra. En cuanto a clase y a categoría me refiero.

    el náuGrafo (firmo así que me va mal el pograma)

    ResponderEliminar
  36. Ya sabes, Container, lo del Athletic nacen donde quieren también... Navarra, La Rioja.. Tajonar, Anoeta..

    ResponderEliminar
  37. ¿Hay que contarle a Zidane el cabezazo final de la final de su final de carrera, en el mundial no final, sino último, en el cómputo total de clase y saber estar?

    ResponderEliminar
  38. Hay sacó la vena madridista que al final se apoderó de él... jeje.

    náuGrafo

    ResponderEliminar
  39. Dios...me olvidaba de Fernando Redondo. Otro "caballero" dentro del campo.

    No puedo, no puedo, no puedo, no puedo... me sale sarpullido

    ResponderEliminar
  40. *Ahí... (Parece que Mario no se ha enterado..)

    n.

    ResponderEliminar
  41. La melenita era de pesadilla.

    n.

    ResponderEliminar
  42. Adjunto post paralelo a modo de centro en mi blog.

    ResponderEliminar
  43. Pues a mí la verdad es que el Madrid, el Barça y demás, me la traen francamente al pairo: que ni fu, ni fa, vamos. Yo, el fútbol no lo he practicado nunca, y para espectáculo (en TV, no voy a ir a pagar dinero encima…) me parece un tanto soporífero: 90 minutos de correteos de acá para allá son muchos minutos. Pero de todo el post, me quedo con una palabra: obscenidad. No puedo evitar un intenso sentimiento de vergüenza, seguido de otro de ira intensa, con esa obscena exhibición de dilapidación y derroche absolutos de que estamos siendo testigos (forzados, si es que se quiere ver un telediario) estas semanas. Vaporizar esa cantidad de dinero en algo tan absolutamente improductivo para la humanidad como ver a un estúpido en calzoncillos demostrando una habilidad completamente inane, es algo que nos debería hacer pensar a todos en que algo no puede ir bien del todo en esta sociedad. La indignación y el hastío por semejante atropello a la razón me rebosan, ustedes disculpen…

    ResponderEliminar
  44. Qué bien utilizado inane, vive dios que sí

    ResponderEliminar

Publicar un comentario