Fechas y más Hemingway

Hoy hace 110 años nació Ernest Hemingway. No sé por qué Hemingway cae mal, supongo que porque hizo lo que se le puso en el cojoncillo duodenal toda su vida, y eso no es de fácil digestión. Quizá porque entraba un poco como elefante en cacharrería en una, pongamos, Pamplona mansurrona y eso a veces trastoca almas, calmas y órdenes varios.

Un tal Batista, vaya nombre, nos sopló en Finca Vigía el dato del nacimiento, jugoso dato para quienes somos de letras pero sentimos la nostalgia de la cifra. Me cae bien la gente que nace en verano; tienen pasión por la vida. No la dosifican, la consumen con vicio y avidez de bulímica acelerada. Es un defecto virtuoso y una virtud llena de defectos.

Hace cincuenta años vivió sus últimos Sanfermines en Pamplona y se largó con su troupe a Málaga, para celebrar su sesenta aniversario, tal día como hoy. Se fue con Valerie Danby-Smith, que luego se casaría con su hijo Greg, tipo curioso con extraña afición a vestirse de mujer, como cuenta Valerie en su recomendable biografía Correr con los toros.

En Málaga, en casa de unos amigos, celebraron que la vida es breve e intensa cuando se vive con intensidad. Dos años después, Valerie y la viuda Mary empaquetaban en la casa de La Habana los restos luctuosos del ya desaparecido escritor. Su última cifra fue un 2 de julio de 1961. Batista, el guía de Finca Vigía, nos dijo que se mató cuando vio que ya no podía hacer aquello que le gustaba: beber, cazar, pescar, follar, viajar, leer, escribir.

Comentarios

  1. Yo tengo manía por las voces, por los acentos o dejes, por el aflautamiento, la gravedad, la lentitud o velocidad extrema de las palabras escupidas. Manías o búsqueda de un matiz o una justificación o un reproche o un sin sentido, como el de Franco, que con esa voz de castrado fuera capaz de morir en la cama, tras cuarenta años de discursos de helio; o la de Lorca, que desde que visité su casa en Fuentevaqueros y comentó la guía que no se conserva ninguna grabación de su voz, pero que se sospecha que en cualquier archivo sonoro del otro lado del charco puede estar registrada, y olvidada, me persigue su fantasma de supongo eses con cadencias de ces. De Hemingway, voz de americano-americano, siempre me he preguntado en qué se comunicaría con los Pamploneros de hace más de medio siglo: ¿Inglés... español? Con los herméticos de Lecumberri ni me lo imagino, la verdad, salvo que hayan cambiado mucho en cincuenta años, que todo puede ser, que el nacionalismo traer, lo que se dice traer, en estos otros cincuenta años, sólo ha traído silencios y desconfianza hacia el otro, el vecino o el forastero más pintoresco. Aunque tendría motivos para ello, ¿por qué será que no me hago una idea de este tío hablando en español? Viendo las fotos de él por Pamplona parece que lo que realmente dominaba eran los gestos, excesivos gestos, claro, como de quien va borracho o no conoce el idioma o ambas cosas a la vez.

    Conforme pasan los años le voy comprendiendo, que digo yo que será una forma de que me vaya cayendo mejor de lo que lo hacía. Al menos, Fiesta me gusta mucho más que antes, que algo es algo.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Náugrafo:

    Tu poco apasionada defensa de Hemingway encierra la doble respuesta a la pregunta que planteas.

    1.-Efectivamente, con la distancia no se ve bien que Hemingway entrara en Pamplona como ahora lo hacemos nosotros en el África subsahariana o en los pueblos de los Andes, para escribir después relatos de tres al cuarto que diviertan a los amigos.

    2.-Además, no escribía bien. Nos tocó la china. "Fiesta" es un librillo de papel de fumar que se deshace en la mano. Tal vez atrajo al viajero ávido de cornadas en tórax ajeno y vino en gaznate propio, pero eso es todo. Como literatura, es 100 x 100 olvidón.


    Saludos.


    p.d. Me quedo con los "discursos de helio" del sr. Container.

    ResponderEliminar
  3. Náugarfio, qué tal el verano. Oye, ¿y esa entrevista herraldiana?

    Passy, no olvides que Hemingway era un mediocre novelista, sí, pero un maestro del relato. De los más grandes del género.

    ResponderEliminar
  4. Aquí la tienes, Serpin:

    http://info.elcorreodigital.com/territorios/articulo/literatura/1022413/solo-me-jubilara-la-biologia-.html

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante. Te felicito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario