El bar Facebook

En la ducha, se me ha ocurrido una idea super guachipilongui y singular. He pensado un poco en mis tareas que tendré que acometer, y me he acordado de algo que leí sobre Anthony Burgess (no confundir con Antonio Burgos) sobre que escribía cinco páginas al día y luego ya, caía la noche, se dejaba mecer al abrigo de los pubs. Hacía cuentas y no le daba mal la aritmética: 5 x 365 = más que 16.000 páginas literarias al año. A nada que le publicaran una cuarta parte de lo escrito, podría vivir de sus escritos.

He pensado en lo bien diseñados que están los pubs británicos, y en cómo los pubs que se exportado aquí no dejan de tener esa cosa de PortAventura hostelera. Los cafés españoles, el clásico Fornos, Teide, Gijón, Montaña, taltal, ya no existen, o se han convertido en meros lugares para tomar café, y no esa cosa que por lo visto fueron, me gustaría ver para creer, de encuentros humanos, tertulias y escritores escribiendo sus grandes obras.

He pensado que esta noche me gustaría no tener que llamar a nadie, ni ser llamado tampoco, y dejarme caer por tal o cual sitio, y encontrar gente más o menos afín, más o menos conocida. Hay una frase muy sabia del tío éste de Dr. en Alaska, el que quiere ser director de cine y tiene cara de medio indio: "Es muy agradable estar con gente". O algo así. En ese jodido pueblo de cuatro casas y frío helador, tienen un bar, no recuerdo el nombre, pero ahí está ese nucleo social para cuando uno quiere sociedad.

¿Cuántos bares hay en Madrid? ¿Cuántos son todos más de lo mismo? Gente que toma consumiciones.


La idea puede sonar hortera, pero creo que sería rentable en términos comercialiempresariales. Un bar bajo la marca Facebook. Sería hortera, porque seguramente lo llenarían de mugs, chai tea lattes, doble pini winies y pósters de bebés besándose. Pero quizá no. Lo indudable es que tendría un aspecto global, como lo que hablábamos de las franquicias el otro día. Con conexión wifi, of course.

Desde luego, suena plastico y forzado. Lo dejo como idea de negocio, por si alguien andaba buscando una justo hoy. Partiendo de esto, se podría proponer, vía red social, el bar, el pub, el café de la Montaña, el Cheers, el Pellizquito (repelente nombre del bar de Menudo es mi padre), bares, qué lugares, tan gratos para conversar. Porque lo de la red social, sí, muy bien, tal, te conoces las vacaciones de tus ex compañeros de Facultad, pero tampoco va más allá. La verdadera revolución social, toma ya, será cuando volvamos a las actidudes hosteleras de principios del siglo pasado, curiosa paradoja de la modernidad ésta.

---

Por cierto, sigue el catarro veraniego, que cobra forma de gripe A, o B, o C...

Comentarios

  1. Sería tan blanquiazul, frío y aséptico que más de uno entraría pidiendo jarabe par la tos y Juanolas.

    No más estarbacs. Más Catachús (o Catachuses).

    ResponderEliminar
  2. Jesús!!!

    Sí, la cosa sería recrear el Danubio o el Villis pero a escala gran ciudad, con la ayuda del tablón de anuncios descomunal que es FB.

    ResponderEliminar
  3. La modernidad, o posmodernidad, nos volvió tímidos, provincianos y solitarios.

    ResponderEliminar
  4. Pero por favor, sin esas pistolas que sirven cocacola y fanta en los pubs ingleses. Por favor, por favor... qué ascoooo!!

    ResponderEliminar
  5. Y luego que el amazonas se deforesta jajajaja... Sopitas de ajo y leche con miel.

    Tengo una duda con lo de la gripe panchita. Dicen que afecta más a los jóvenes (supongo que también jóvenas,que si no es como para llamar a la ministra Ahívadios para poner orden) que a los mayores. Perfecto... ¿y hasta cuándo es uno joven para estas cosas de la gripe caviar esta?

    Dios, qué poca concreción.

    ResponderEliminar
  6. La primera víctima española, y esto no es para bromas, tenía 20 años.

    http://www.20minutos.es/noticia/476511/0/gripe-a/fallecida/joven/

    ResponderEliminar
  7. Más bien marroquí que española, pero murió en el Marañón.

    ResponderEliminar
  8. "Es muy agradable estar con gente". El gusto de poder ir a un bar y que te conozcan y que puedas decir "lo de siempre"...

    ResponderEliminar
  9. O no decir nada. Los amigos son aquellos que soportan los silencios sin sentirlos como una ofensa.

    ResponderEliminar
  10. Sería un bar donde, en lugar de hablar, la gente llevaría sus álbumes de eventos varios y los demás le pondríamos una pegatina con un "me mola" debajo de algunas al azar. Por otro lado, vestiríamos camisetas con nuestro estado (¿de ánimo?)impreso en azul y blanco. De repente la idea me está pareciendo factible y todo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares