Au: Ezkaba (bis) o el Auschwitz foral

Y termino con lo del fuerte de San Cristóbal porque me quedé corto. Me alegré cuando me enteré de lo de las visitas guiadas, y me entristecí cuando me entero, me cuentan, leo, que consisten en el clásico recorrido didáctico-histórico-flú. Que si tantos contrafuertes, que si Alfonso XII, que si tantas toneladas, que si octogonal, que si depósitos de agua para 315 millones de litros. No criticaré la labor del Colectivo Cultural Íñigo Arista, que lo hará muy bien, pero sí la del Gobierno de Navarra por haber diseñado un tipo de visita tan... esquiva.

Porque la miga de este fuerte querido nuestro, la chicha histórica, la enjundia para el turista que quiere saber cosas y no ver fuertes militares, es la de la fuga del 22 de mayo de 1938. Una fuga, por cierto, que incluso pudo haber sido provocada, según me contó ayer mi bien enterado tío Ivlius. Que abrieron las puertas los propios carceleros, vaya, y que se aplicó a fuego la implacable "ley de fugas". Es decir, dispárese a todo lo que se menee.

Opino que pasados más de setenta años de todo aquello, y para quienes no tenemos familiares malenterrados en fosas comunes por la zona, ni estamos escocidos ya por asuntos guerracivilinos, es decir, el 98%, opino, digo, que habría que ser capaz de atender con cierto desapasionamiento ciertos asuntos. Más allá de nuestras filias y fobias, entiendo que el ciudadano común es madurito ya para que se hable de una masacre bélica ocurrida hace 71 años sin echarle las culpas de ello, pongamos, a la Barcina.

Hay un comentario en el foro de Diario de Navarra, donde cuentan cómo han ido las primeras visitas guiadas, que me parece muy acertado. Dice esto:

muy bien por su apertura pero que cuenten la verdad y lo muestren con el debido respeto por todos los que alli sufrieron de alguna forma es nuestro auswitch
foral
lo queramos o no. (Uno de la ribera)

Estoy de acuerdo con este señor de la Ribera, el fuerte de Ezkaba, Ezcaba, San Cristóbal, o como se quiera llamar, es nuestro particular museo de los horrores de la historia. Pero también del triunfo del espíritu humano, pongámonos solemnes, y de la solidaridad entre las gentes, como dice uno de los presos en el documental Ezkaba, de Iñaki Alforja. "La solidaridad era tremenda entre nosotros".

Porque si los promotores del proyecto de visitas al fuerte vieran ese documental, si es que no lo han hecho, descubrirían que en ese capítulo de la historia reciente se produce un hermanamiento entre diversas gentes de España que nos habla de una Navarra abierta al país. Una Navarra española, lo diré, y republicana también. Pero española, a fin de cuentas, como eran españoles de León, de Asturias, de Galicia o de Zaragoza los más de dos mil presos confinados en el fuerte.

Soy consciente del crisol de ideologías que se dan cita en una causa como la de Ezkaba, y cómo se fusionan banderas de muchos colores cada 22 de mayo en su cima, con las ausencias de las de UPN, por ejemplo. Puede ser lógico, hasta cierto punto, pero creo que el Gobierno de Miguel Sanz está poco cuco al no aprovechar esa causa desde un punto de vista más amplio de miras. Como está poco cuco también al no exprimir turísticamente una joya como esa, que provee un valor que va más allá del turismo de congresos o la pachanga sanferminera.

Comentarios

  1. Otro comentario, extraído del DDN:

    José Ortega Martínez, 41 años. PAMPLONAJosé Ortega Martínez, pamplonés de 41 años, recorrió el fuerte por primera vez. "Quería verlo por mí mismo tras leer varios libros. Da pena lo estropeado y abandonado que está y que no hayan hablado nada de los fusilados republicanos".

    *Como se dice en estos casos, las negritas son mías.

    ResponderEliminar
  2. San Dios... no me quiero ni imaginar que pasaría si apareciera una bandera de UPN. Alli (Juan Cruz) ya intentó jugar a la contra con ese partido cuando era presidente del gobierno. Se puso una gran chapela, se bajó a Burlada al Nafarroa Oinez y el resultado fue que casi lo linchan.

    Somos o son, que yo cada vez me aparto más de la sociedad de masas, unos primarios. El Nosotros y el Ellos es lo que más nos pone, con lo que fácilmente etiquetamos, con lo que creamos identidades porque no exige mucha reflexión, con lo que nos creemos mejores... que nadie piensa estar en el bando equivocado. Somos la madre que ve a su hijo de dieciséis llegar completamente enfarlopado a casa un sábado, y le absuelve porque seguro que ha sido engañado, pobrecico mi niño... y jamás se plantea que fue él quien la ha conseguido para toda la cuadrilla.

    Y claro que se merecen mil homenajes los asesinados en San Cristóbal, pero no me engaño, de lo que se trata es de brearle a la Barcina, por uno u otro camino, que siempre hay quien se encarga de encontrar una excusa ad hoc para hacerla responsable de los males del mundo y monopoliza cualquier cotarro (sin recordar que es alcaldesa no por la gracia de dios, sino porque así lo ha querido la mayoría), como si hubiera sido ella en persona la que empuñó cada una de las armas que fusilaron.
    Soy como el bicho de la caja de Skinner...estoy tan acostumbrado a ver cómo si tocas la tecla, siempre sale la misma milonga, que no espero que cambie a estas alturas de la película. Es por eso por lo que no voy a ninguna reunión ni homenaje ni historia organizada por quien sea. Cuando quiero rendir homenaje a algo o compungirme o recordar, aparezco sólo, sin fanfarrias, sin periodistas de los dos periódicos de Navarra (empeñados no en contar sino en diferenciarse) intimo y personal e intransferible... así no tengo dudas de lo que he venido a hacer allí.
    Los gritos de los muertos los escucho mejor cuando no hay nadie al lado que me de murga. Pero yo soy muy raro... ya lo sé, y supongo que por eso es, incluso, por lo que la Barcina no me cae especialmente mal.


    Por cierto Náugrafo, hay un proyecto muy chulo de recuperación del monte que incluye hasta teleférico, pero en esta tierra de coordinadoras, ya han empezado las voces críticas. Lo que tendría que tardar dos años, para cuando se pongan de acuerdo ya habrán pasado seis u ocho o dieciseis. Al tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Teleférico?? Ya veo la tira cómica de Oroz, pero bueno.... Puede tener su aquel... abrazos

    ResponderEliminar
  4. Teleférico en San Cristobla


    ¿Nadie ha subido al fuerte Rapitán que hay -parecido al de Pamplona- en Jaca... que tenía una gran colección de soldaditos de plomo en vitrinas chulísim ? No sé ni si está abierto aún... yo subí hace 18 años... (jooooooder, cómo pasa el tiempo)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares