6.6.09

At: Ezkaba

Ayer viernes me quedé en casa y organicé con esmero la ceremonia de ver un producto audiovisual que hace tiempo quería ver, y que compré en el 21 de la calle Merced, Pamplona, en la misma productora: Eguzki Bideoak. Recomiendo hacer lo mismo a todo aquel pamplonauta que lea esto. Estoy hablando de Ezkaba, el documental de Iñaki Alforja, sobre la fuga del penal de San Cristóbal, una de las escapadas más significativas de la Historia, pero que se saldó con un triste recuento: sólo tres alcanzaron la libertad, unos 200 fueron inmediatamente ejecutados y el resto, casi 600 fueron hechos presos otra vez.

Quizá sean varias las circunstancias que confluyeron en mí y no me atrevería a decir, con objetividad, que este es un documental que cualquier ciudadano de Pamplona debería ver. Pero lo digo, aunque me pase de subjetivo. No entiende uno cuando las lágrimas le salen solas escuchando los testimonios de esos viejecillos sin ninguna maldad en su alma, a los que tocó vivir el lado malo de la Historia.

Quizá no pude evitar ese lacrimeo al tratarse del monte San Cristóbal, monte Ezkaba, el monte que durante más horas he visto en mi vida, desde la casa de Sarasate, siempre presente, ahí, delante. No supe hasta muy tarde que aquel fuerte había dado cobijo a la represión de la peor calaña que se recuerde. De algo de eso hablé hace tiempo en un post, impreso por suerte en Postales del náufrago digital. Diré que sólo ese post ya justifica la publicación de ese librillo mío: granito de arena para la difusión de una verdad, ni incómoda ni no incómoda, que marca la pequeña historia de Pamplona.

¿Cómo mirar de nuevo aquel monte y no sentir la pena máxima por lo que allí se vivió, o mejor dicho, se murió? Difícil mirar hacia otro lado, cuando se trata de un monte. Quizá ese monte, el monte de mi ventana, ejemplifique como nadie la necesidad de recordar, de conocer, de admirar como hubo quien se negó a aceptar la ley del terror. Ni siquiera tenían causas pendientes, eran lo que se dice "presos gubernativos", pero a la mayoría se los cargaron, igualmente. Por si acaso. A mí no me sale olvidar aquello, querer olvidar aquello.

Y me alegro al encontrar por internet la noticia de que se están organizando visitas guiadas al Fuerte, con la mediación de la Institución Principe de Viana, del Gobierno foral, y el Ministerio de Defensa. En Ezkaba se concentra la renuncia a la opresión, al imperio de la fuerza, la estupidez más cruenta, la violencia asesina más chusca, la renuncia a las bajezas más pútridas de nuestro pasado más reciente. Y a mí no me sale olvidar aquello, ni se me pone en los cojones hacerlo.



Himno de la fuga, compuesto por Rogelio Diz (preso nº 1104), grabado por primera vez con motivo de la realización del documental.

10 comentarios :

  1. No he pedido hora para visitar el fuerte por no ir sólo (ver comentario de hace no sé cuantos días). Recuerdo que subí de muy pequeño en coche con mis padres hasta la puerta, cuando todavía hacían guardia los soldados en la garita. Me dejó medio trastornado la atmósfera de misterio, tanto, que años después subí a ese monte con la bicicleta unas cuantas veces, para adentrarme un poco por el recinto abandonado. Quiero volver a verlo pero no se si quedan citas, ¿te apuntas?

    ResponderEliminar
  2. Me apuntaría... pero no soy pamplonauta (?)

    ResponderEliminar
  3. Pamplonauta es el que navega por Pamplona, así que bien puedes serlo si te dejas anfitrionear. Tomaremos Negronis en el Txoko, si es preciso...

    ResponderEliminar
  4. Atención a lo que dijo el general Val -creo que era general-, que estas visitas hay que hacerlas haciendo abstracción política, y por ahí iban los tiros, ayer cuando salieron en la prensa local las primeras noticias sobre las visitas al fuerte, muchos comentarios sobre arquitectura, rehabilitación del espacio, etc, y muy poco, por no decir nada, sobre lo qué pasó ahí durante la guerra y después. Abstracción política, los cojones. Yo animo a todos los que vayan a la visita a que pregunten, sobre la fuga, sobre los fusilamientos, las sacas... Hay que ser un poco insumisos, con este general.

    Patxi Irurzun

    ResponderEliminar
  5. ¿Lo de ser un poco insumiso es como lo de estar un poco embarazada?

    Yo, en honor a mi tatarabuelo, bisabuelo y abuelo, voy a empezar a reclamar la devolución del trono del reino de España a la rama legítima carlista.

    ¿Elosegui sigue haciendo boinas rojas?

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Patxi. Mañana habrá un bis.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, Diario de Noticias me ha publicado este post en la edición de hoy, con mucho mimo y buena edición. Gracias

    ResponderEliminar
  8. Buen documental, como todos los de Eguzki Bideoak. Que hacen una buena labor de informar sobre esas cosas importantes que los demás, no informan.
    También me compré el DVD, a un módico precio popular. Con estos chicos da gusto!
    Salud!

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs