18.5.09

Af

Hoy visto Madrid con nitidez, que es algo raro, pues la nebulosa (el otro día descubrí que en Madrid hay una calle llamada Las Nebulosas) es parte integrante del paisaje capitalino (odio esta palabra), luzca el sol o llueva. Hacia las seis de la tarde, hora española, entre plazaspaña (así se llama por aquí a la plaza de España) y Gran Vía, me he fijado en los taxis, casi todos Sköda, los buses, las guiris y los edificios, y todo estaba perfectamente delimitado y quieto, material, tangible, aliterario, real, a-arrealístico, a-Antonio López, mucho más real que cualquier realismo pictórico, que no deja de ser otro ticket hacia la calle de la nebulosa.

En mismas coordenadas leí ayer a Vargas Llosa sobre la Tellado. Reconocía el peruano no haber leído a la asturiana, pero aún así le dedica una cuarta página, o como se llamen esas terceras abecedianas de El País. Empieza Vargas Llosa con una idea en mi opinión desafortunada, acerca del concepto de cultura, que alguna vez hemos discutido por aquí. Se lamenta de que se haya 'rebajado' tal palabra y que se hable de la cultura del fútbol, de la cultura del del gore, de la cultura del karaoke. Cuando, según él, cultura era, al menos antes, el cultivo de artes excelsos, elevados y sublimantes. La visión elitista de la cultura de toda la vida, vaya. Como que Eduardo Arroyo, al que entrevisté hace poco en su casa de El Viso, decía sobre que los ayuntamientos cedieran espacio a los grafiteros: "Una estupidez".

No entiendo, pues, que alabe Vargas Llosa a Corín Tellado, cuando para él sus novelitas no son dignas de entrar en su casa. Pero yo no quería meterme en estos enjambres conceptuales, por dios. Quería comentar algo que dijo sobre la hiperactiva escritora, sobre que su mente iba más rápido que sus dedos. Escribía dos novelas por semana, en horario de cinco de la mañana a las ocho de la tarde, unas diez horas al día frente a la máquina, taca-taca, en un cuarto sus ventanas. (Yo creo que tenía algo de monja frustada esta mujer.) Pero su impericia mecanográfica le provocaba ese desfase digito-mental, e imagino una gran frustración y ansiedad al querer expresar algo y no poder, como le pasa al tartatartatamudo.

Una de las pocas cosas que creo que he hecho bien en la vida es aprender mecanografía. Lo hice de manera autodidacta, con un programita que incluía un Mac que tuvimos, y que te señalaba el dedo que debía presionar cada tecla. Ahora, amigos, me jacto de escribir sin mirar el teclado, como Stevie Wonder. Y pienso en la cantidad de tiempo y esfuerzo neuronal que me he ahorrado, y en la cantidad de discapacitados digitales que hay por el mundo, la mayoría me atrevería a decir, que teclean con un dedo hiperactivo a velocidades de vértigo, con el cansancio mental que eso genera.

Aprendemos a andar de pequeños, y eso se considera una gesta en la corta biografía del chavalín. Se registra el logro en diversos formatos fijadores de recuerdos: super8, DvCam, SuperCineExin, 35mm, Leika, etc. Pero hoy en día no andamos tanto y en cambio nos pasamos medio día tecleando. Más aún las profesiones de tipo periodístico, así como los adictos al messenger, o las dos cosas a la vez.

Desde el Partido de las Pequeñas Cosas (PPC) propondremos una implementación de cursillos obligatorios en técnicas de mecanografía, para crear peatones digitales felices y eficaces.

---

Hay rachas de viento mortuorio, a veces ocurre así: Corín Tellado, Antonio Vega, Carlos Castilla del Pino, Mario Benedetti... Conviene mirar la vida, de vez en cuando, con nitidez, antes de que nos llegue la hora de pasar de largo...

Escritorio de Lezama Lima, en Centro Habana. (Foto borrosa: end ®. Mayo 09.)

6 comentarios :

  1. I just call, to say...
    Recuerdos desde Florencia, donde, no me lo explico, todavía no hay una sección del PPC.
    Por aquí la gente también se muere. Es la maldita primavera. ¿Qué propone el PPC al respecto?

    ResponderEliminar
  2. Bambino Duarte, qué alegría!! En Italia no valen PPC's, se necesita un Macro Partido de las Cosas Enormes como, para empezar, extirpar a ese Berlusconiduce de la vida política, moción de censura mediante.

    Berlusconi kanpora!!

    El PPC propone, simplemente, no morirse. (Un poco en la línea de seamos realistas, pidamos lo imposible, y taltal). abrazos!

    ResponderEliminar
  3. A ver si va a resultar ahora que el secreto del éxito está en saber mecanografía, cachin diez... discapacitada digital de mí. Siempre he admirado esa manera de escribir que parece mágica, esa orientación espacial tan precisa, cada dedito en su fila y en su tecla exacta.
    Y yo que fui de lo más precoz en el test de Denver... ahora comprendo porque no tengo tantas visitas en mi blog... ¡escribo con tres únicos dedos y esa puñetera dislexia ortográfica y mental que me produce!

    ResponderEliminar
  4. Y a mi que la calle de Madrid que más me gusta es la que se llama Puñonrostro...

    ResponderEliminar
  5. Vaya, había leído "Alf" y pensé que era una reseña de la mítica serie...

    ResponderEliminar
  6. No sé si enviarte un beso por los ánimos u odiarte. Me piden 280 por minuto. He aprendido cosas más difíciles (e inútiles) en mi vida, pero con esta la impaciencia me puede. ¿Consejos?
    P.S.: He escrito este post sin mirar al teclado. La redacción no fluye como debe. Desolada.

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs