Precalentamiento de motores cubanos

Comentarios

  1. Buen invento este de poner sólo audio y no el videoclip youtubero que sobra muchas veces, me lo apropiaré.

    Gran letra, aunque a mí me pasa con la música que prefiero más su parte básica y menos su mensaje elaborado, pudiendo haber libros que los hay.
    A mi cerebro le basta con el ritmo y se ve seducido, sea comercial, bisbalero, o jackjohnsoniano, por el son que acompañe a la letra.
    Tal vez los primeros años de El Último de la Fila, sí consiguieron como pocos aunar excelente música y letramen, pero vamos, todos sabemos que en el fondo, el lenguaje musical cumple una función bastante distinta a la del lenguaje, aunque a algunos fundamentalistas musicales les parezca que no.

    Da para mucho hablar de lo repetitivo y rítmico de la música...

    ResponderEliminar
  2. Sí, tienes razón, a veces la parte visual sobra, y no basta con el audio. Y, bueno, reconozco, con gran parte de vergüenza, que a mí de la música lo que más me gusta es la música. Escucho a Dylan, Cohen y hasta Reed y sus letras son evocaciones, pero vamos, no entiendo casi nunca el mensaje nuclear. ¿Quién lo hace? Esta de Silvio va dedicada a un militar heroico y tal, pero realmente me hace gracia la música. Meternos a analizar la letra daría además para delicados debates sobre belicismo sí, pero sólo con los míos, taltal, que nos robaría demasiado tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Además, esa canción, no sé por qué, me recuerda al inicio de la primavera. Pero creo que es porque la escuché muchas veces en marzo de 2000.

    ResponderEliminar
  4. "Sí, tienes razón, a veces la parte visual sobra, y noS basta con el audio"

    Corrección del comentario nº"2.

    ResponderEliminar
  5. La larga cuesta animal"

    eso me ha quedado, lo evoco días después de escucharlo. Gran imagen.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares