Fin

Hoy he puesto el fin a la novela. 22 de marzo, a las 19.24h, certificado de finalización, cinco meses y medio, 121.765 palabras. El 22 de marzo es un día especial, vi morirse a un tío, se llamaba Edu, y se tiró del puente de Segovia delante de mis narices. Descubrí entonces lo valioso de la vida, la vida que a aquel Edu, 18 años, se le acababa antes de empezar. Era un fin completo, un fin sin segundas partes. El fin que ponemos a la novelas es de otro tipo, es un final para el lector, pero un inicio para el escritor, un inicio de otras cosas, a saber cuáles, pero vida en suma.

Al mismo tiempo, el iraní Neko da la victoria a Osasuna en el minuto 92, y el equipo sale de la zona de descenso.

¿Se puede pedir más a un domingo, a la vida? Quizá sí, pero la cosa está en no hacerlo. De momento. Celebremos este 22 de marzo, yo al menos lo hago, con esa satisfacción que ya sentí alguna otra vez, y que tiene mucho de impagable, de pequeño triunfo que no nos cabe dentro y que queremos compartir. También de cierto acojone, sano acojone, porque se acaba un poco la coartada y hay que buscarse nuevas novelas, nuevas cosas.

Comentarios

  1. Cojones, lamento ser yo el primero en darte la enhorabuena por haber sacado al niño al descansillo y pegarle un tiro -eso o así dijo alguien sobre lo qué significaba acabar una novela. pero prefiero lo que dijo Oson guelles: lo malo de acabar un libro o un guiñon es que al terminarlo la máquina de escribir no se levanta y te aplaude-, pero aquí va mi aplauso, envidio a los que pasan de los 2.000 caracteres con espacios. Per envidio más a los que meten goles como Neko. Llevo dos horas y media desde que he subido de El Sadar y aún no respiro normal, joder, a mi edad.
    Andaremos por aquí el tiempo que haya. Antes compraré el primero y luego el segundo, si el primero lo merece, que seguro que sí. Lo dicho, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Perdón por las erratas, las prisas, el tembleque, ese gol, ese gol, qué grande.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabueno Náuf!! Vas a sacar la novela al público?? Al menos tus lectores tendremos derecho a leerla, no? Quiero una copia ya!!

    ResponderEliminar
  4. oh, no me gusta ese título, me da miedo,

    me asusta,

    no voy a leer esta entrada,

    ResponderEliminar
  5. Te felicito, Eduardo. Apetece leerte.
    Mira por dónde, yo también hoy he puesto fin a un relato que me traía de cabeza. Sé que no es comparable, pero últimamente las casualidades me estimulan.

    ResponderEliminar
  6. Qué gran momento ese de acabar una novela, o un cuento, algo, bueno, al menos cuando uno se queda satisfecho con ella. Creo que hay, literariamente hablando, pocos momentos mejores que ese.

    Patxi Irurzun

    ResponderEliminar
  7. Albricias, albricias!!! En-hora-buena. Tengo ganas de leerla, joder que sí. Muchas, muchas.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena, ahora empieza la penosa tarea de arrastrar tus mamas exhaustas por toda la cristiandad para encontrar una puerta editorial que se abra. Pero claro, después del plácido domingo, el tórrido lunes... Suerte!

    ResponderEliminar
  9. Felicidades ¿Cuándo podremos leerla tus fans around the world?

    ResponderEliminar
  10. Gracias, amigos, por vuestros cálidos y refrescantes alientos. Pero me temo que he hecho lo más fácil, escribir. Lo otro, publicar, ya es otro cantar, y no tengo a ninguna madre de John Kennedy O'Toole a mano.

    Voy a hacer como ciertos bloguers, que saludan personalizadamente:

    -Jorge Nagore: un honor tus primerísimas felicitaciones. Ilustras como nadie el golísimo de Neko. Ole. Y gracias (también por lo de comprar el libro, jejeje.).

    -Molusco: ya la leerás, aunque sea en microchip.

    -Muy asustao: no leas, que te asustarás más.

    -A.: me alegro por lo de ese relato. Ya me dirás si se puede leer o dónde.

    -Patxi Irurzun: es verdad, es un momento de subidoncillo y liberación. Hale, ya está. Decia Almudena Grandes que a ella le deprimía acabar sus novelas, que luego se quedaba vacía y sin nada que hacer. ¿Escribir novelas como terapia ocupacional? Cuidado.

    -Contenedor: jajajjaaj. ; )

    -Arnold: gracias! Ya tengo sacada una mama.

    -Rosa: zenkiu. ¡Buena pregunta!

    ResponderEliminar
  11. A mi lo de Neko me pilló en el aeropuerto de BCN y me dejó tan jodido que todavía no me he repuesto.
    Cuando me reponga valoraré el resto del post
    Sniffffff!!!!

    ResponderEliminar
  12. Coño! Una muy buena noticia! Felicidades!

    ResponderEliminar
  13. Felicidades! Me sumo a la cola de lectores deseosos de hacerse con ella.
    Qué nos deparará ese mundillo periodístico de Madrid, tiene un final triste ajeno? No tiene final? Ta chánn.
    Que te publiquen coño, aquí o acullá. No sé cómo se hace, o sí, o no quiero saberlo. Ánimo!

    ResponderEliminar
  14. bueno, vale, yo también la leeré un día, aunque me asuste,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares