25.2.09

O

Ayer puse O en vez de Ñ, debe de ser que tengo que repasar más el ABCdario, pero parece que nadie se dio cuenta. Me recordó a una vez, en un diario digital en el que trabajé, en que hicimos/hice una noticia de portada, con fotazo, sobre una inyección económica que el Gobierno habia aprobado como medida contra la crisis. Así titulé:

El Gobierno inyectará 10.000 euros para paliar la crisis
Claro, eran 10.000 millones de euros, porque con millón y medio de pelas poca crisis se puede paliar. Nos costó cosa de varios minutos descubrir el salchucho, a un compañero y a mí, y para cuando corregimos el asunto tuvieron que pasar otros largo cuatro o cinco minutos para que el titular fuera decente. Nos sobrevino un ataque de risa ante lo lamentable de esa información, diez mil euros, y el subdirector nos veía reír sin entender muy bien. Al final, el cacharro se actualizó y nadie pareció advertir la cagada, también di que era un domingazo por la tarde y el personal no estaba para muchos digitales.

A veces parece como si hubiera un gran despiste general. Con ciertas informaciones pasa, cuando se sueltan conceptos que no usamos a menudo. A mí siempre se me escapa el de prevaricación, sé qué viene a querer decir, pero su sentido último lo pierdo. No es otra cosa que ésto:

f. Der. Delito consistente en dictar a sabiendas una resolución injusta una autoridad, un juez o un funcionario.

Tampoco sé qué significa aforado, Tras la querella del PP, Garzón amenaza con imputar a aforados. Esto dice el diccionario: 1. adj. Dicho de una persona: Que goza de fuero. U. t. c. s.

Supongo que se refiere, pues, a esos senadores y diputados por los que sobrevuela la sombra de Garzón, y que gozan de cierta inmunidad por ser aforados. Es habitual en los medios incluir términos no del todo asumidos por la sociedad e ir soltándonos y dispersándolos por las informaciones al lema de "que lo explique otro". Suelen aparecer, de vez en cuando, este tipo de términos, y yo no puedo evitar no sentirme ofendido por mi ignorancia: retén, catenaria, recusar, diligencias, etc. Ya las he aprendido, pero bueno. El periodista, si quiere realmente informar, creo que no está de más que aclara ciertos términos no habituales de la taberna de Luisma.

Me noto poco suelto hoy para nauGrafear, no tanto para lo otro, la población de Barakaldo en palabras. Quizá hay días en que uno se levanta más ficción que no ficción. He pasado por el quiosco de libros de Santa Bárbara y dividían los libros en ficción y no ficción. Apenas he retenido ningún título, los he contemplando vagamente, como se contemplan los zapatos de la zapatería a la que entras para que tu novia se compre zapatos. Había uno de Aznar, con bigote tupido, La España en que yo creo. También otro de Javier Tomeo, Napoleón VII, al que siempre comparo o confundo con Justo Navarro. Me parecen los mismos. De cada uno de ellos he leído un título: F. de Navarro, y La noche del lobo de Tomeo. Libros discretos, que la humanidad no echará en falta. Me gustó leerlos, no obstante. El de Tomeo me lo compré en un Vip's, cuando en los Vip's aún había libros decentes, proceso éste que ha ido en declive hace tres o cuatro años.

Recuerdo contemplar con orgullo, en su día, los libros del Vip's. Ahí estaban los mejores títulos de Anagrama, Seix-Barral, Tusquets, Planeta (y sus filiales Destino y demás), Espasa, Alfaguara, Siruela... Grandes editoriales, gigantonas, sí, pero que ofrecían títulos y autores cojonudos. Ahora todo son templarios, griales, secretos de sábanas santas, quién se comió mi salario, lograr ser infeliz es fácil si sabes cómo, técnicas para volver a fumar, recetario de la señorita Pepis, cómo realizar tu propia peli porno casera, y así. Autores como Menéndez Salmón, Martínez de Pisón, Isaac Rosa, Muñoz Molina, Javier Marías siguen ahí, aún se les ve, pero parecen testigos de una época condenada a extinguirse.

Todo llegará y éste canto jeremiíco mío será una realidad, intuyo. De momento, es para sentirse feliz porque aún pervivan esas editoriales de fuste, y que hasta surjan otras menores, periféricas, que se cuelan con elegancia en las librerías. En Francia e Inglaterra ya ha pasado. Uno deambula por las librerías de los aeropuertos o de los equivalentes Vip's y sólo encuentra grosuras, novelas negras, históricas, terroríficas, biografías políticas, historias de autosuperación personal medio inventadas, guías para amasar fortuna sin que se entere tu vecino y así. Y en unas ediciones tristísimas, con reclamos de coloringos, que dan pena verlas. En Francia ahí sigue Gallimard, con esas pastas, creo que se dice así, color mantecado, decimonónicas pero modernamente sobrias, casi eternas.

Es fácil ser nostálgico y salir con aquello de cualquier tiempo pasado fue mejor, también es relativamente cómodo ponerse en plan agorero y cenizo, como leí el otro día a Javier Ortiz, en Público, sobre Obama y que al final no hará nada que nos sorprenda, y que Guantánamo sigue allí y las tropas en Irak, Afganistán, etc. Lo complicado es ser consciente de una realidad actual y señalar su bonanza. A mí se me pasó ya la oportunidad, porque ésta edad de oro editorial me temo que ya inició su lento camino de degradación.

25 comentarios :

  1. Es cierto que a Tomeo se le achaca siempre eso de hacer novelas como "croquetas", y no tienen parte de razón. Pero ha dado con una fórmula que funciona siempre, al menos con sus incondicionales, entre los que me cuento. Yo volvería a sus inicios. Novelas como "Amado monstruo" o "El cazador", entre otras, me parecen muy buenas, imaginativas. Es cierto que últimamente es más interesante lo que propone en su novela que el producto final.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. *y tiene parte de razón (quería decir)

    ResponderEliminar
  3. Contenedor amarillo25 de febrero de 2009, 22:22

    Intento colarme, sinceramente me cuelo siempre porque es una de las razones por las que viajo, en todas las librerías de los países a los que voy; y no por el contenido, que cuando está escrito en otra lengua le hago poco caso, sino por el contenedor. No hay país en el mundo que edite tan bien los libros como el nuestro, ni que inviten tanto a tenerlos, mucho más que a querer leerlos. Será por eso por lo que los libros por aquí se editan como churros, son caros y se leen poco; pero al menos se siguen publicando, que no es poco en estos tiempos de culta incultura.

    Recuerdo una librería en Dublín, muy pija, donde todo era maravilloso menos los libros, que desentonaban. Parecían tan jodidamente baratos, tan con ese papel flojo y casi marrón, y esas tapas de puntas casi ya redondeabas desde la salida de la imprenta, que en el único lugar que merecían estar es en el quiosco de una estación de tercera, junto a las novelas del oeste y las rosas semiporno de las niñas pías de colegio de pago.
    Sólo en un país he encontrado ediciones casi mejores, Italia. Tan es así, que una vez en Roma, en una librería pequeñita (Altroquando - Libri e Cinema) cerca de la piazza Navona es, que yo recuerde, la única vez que he comprado un libro en un idioma que no entiendo y que apenas comprendo.

    El título: Questa storia de Alessandro Baricco. La editorial, Fandango Libri. La portada es de unos verdes limones que te apetece meterle boca y exprimirlo.
    Tutti i diritti riservati, 2005


    (¿Diligencia es eso que iba tirado por caballos y que siempre era asaltada en las pelis de vaqueros?)

    ResponderEliminar
  4. anda, questa storia, lo tengo, yo lo compré también en roma,,, pero contenedor, el tuyo es más mono, seguro, porque el mío tiene la tapa blanda, es de la editorial barata italiana, esa feltrinelli, y valía 8 euros pero toda esa feltrinelli tenía el 25 % de descuento,,, la portada tiene un camino con cipreses,,,

    me gustó la contraportada, un tipo con un niño que quieren poner el mundo en orden,,,

    aún no lo he leído, cuando me descargue de todo el resto de mierda que tengo que leer, pues iré a por él,,, si no se me ha olvidado el italiano para entonces, claro,,,

    ya he vuelto a decir la palabra mierda, vaya, siempre me pasa,

    ResponderEliminar
  5. jajaja, fráunago, has dicho novelas terrofícas,,, jajaja,,,

    anónimo,

    ResponderEliminar
  6. Muy anónimo, me refería, claro, a las novelas que hablan de la tierra, el magma, las capas tectónicas, que todo el mundo sabe que se llaman novelas terróficas. Veo que hoy no has leído por encima. Vale, pero no me llames fráunago, o me enfado. Suena a mujer, coño, y yo soy muy hombre.

    ResponderEliminar
  7. lo que habré hecho será comentar por encima, pero no leer por encima,

    ResponderEliminar
  8. es una grave acusación esa, pero te la perdonaré,

    eso no suena a mujer, a mí me gusta llamarte así, pero no por nada de que suene a mujer,

    vaya,

    ResponderEliminar
  9. es que como tengo que leer esas mierdas que decía antes (otra vez, lo siento), y tampoco puedo leer alemán, pues llamándote así, me recordaba al alemán,,, nada más que eso,

    ResponderEliminar
  10. anda, me has contestao a la vez que yo,

    ResponderEliminar
  11. menos mal que tengo para leeros cuando llego a casa, si no, sería todo muy feo, una mierda (otra vez), sería todo una mierda,

    leeros hace que valga la pena volver a casa,

    y ya cuando me respondeis, siento que ya puedo dormir tranquilo,

    así de tonto soy,

    voy a ver si me dan de cenar, y luego voy a escribir una entrada que se llame "la cena"

    ResponderEliminar
  12. ah, otra cosa, la última, ¿a que no sabes de quien hemos hablado hoy en una clase?

    ResponderEliminar
  13. NO hace falta que me trates de VOS, pero gracias. Por el tratamiento y por éste último comentario. Así me gusta. Puedes cenar en paz.

    ResponderEliminar
  14. no, que no te trato de vos, me refiero a ti a violetera, y a don arnold, por ejemplo,

    ResponderEliminar
  15. no puedo cenar, todo lo que hay es privado,

    borra el otro comentario, ahora me da vergüenza,

    ResponderEliminar
  16. Lo dejo, no seas tonto. Me voy a ver la tele. Muchachada nui. Agur

    ResponderEliminar
  17. Contenedor amarillo26 de febrero de 2009, 0:16

    Por lo que he podido indagar, este libro se editó por Fandango Libri con cuatro portadas diferentes. La que yo tengo es la de la derecha.


    Las portadas

    ResponderEliminar
  18. qué bonito,

    yo también te enseño mi portada,

    ésta es,

    ResponderEliminar
  19. ordinario,


    nosotros no las hemos hecho,


    que yo sepa,

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

El náuGrafo

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs