29.1.09

Soy un gentil

Lo descubrí leyendo Los hechos, del judío no practicante, laico, Philip Roth. Gentil es todo lo que no es judío, aquel que profesa otra religión. A mí me suena no tanto a 'los otros', sino a los que están libres del aparato judiesco. El clásico occidental inmerso en el american way of life en EEUU y en el european way of life en Europa.

Todos somos algo por oposición. Sin que ni siquiera seamos conscientes, tenemos nuestras propias etiquetas, tags, que los otros nos ponen para dejar claro que no somos como ellos. Es como un nacionalismo etiquetador. Para los gitanos, payos. Para los abertzales, españoles. Para los fundamentalistas árabes, infieles. Para el Inem, población activa.

Y para los judíos, gentiles, que también puede significar pagano. De ahí lo de gentleman o gentilhombre, que es una manera de poner nombre a lo innombrable, es decir, a todos aquellos que nos movemos en una cultura más amplia y casi inabarcable sin el corsé cultural de las religiones o el nacionalismo practicante. Los no-gitanos, los no-abertzales, los no-islamistas radicales, los no-funcionarios del Instituto de Empleo.

Es una pena que la palabra gentil suene tan cursi y anticuada. Gentilhombre es peor aún. Gentleman suena bien. Roth quiso ser gentil en cuanto pudo, escapó del pacatismo judío a las primeras de cambio, pero en sus libros no para de hablar de su pasado circunciso. Porque la cultura gentil, como Internet, como Madrid que decía Gómez de la Serna, es tenerlo todo y no tener nada. Buenos días.

4 comentarios :

  1. Contenedor amarillo29 de enero de 2009, 12:37

    Gentil es una palabra bíblica, como lepra, quijada, crucifixión, parábola, arca (de Noé y de la Alianza), maná (que no el grupo de música tan jodidamente detestable), pródigo, honda, mirra, eunuco, apóstol... Palabras que me retrotraen a la infancia, como las huchas del domund.
    Me gustaban las historias terribles del antiguo testamento, y las eróticas del cantar de los cantares, y los extraños arranques de ira de Jesús en el nuevo testamento. Supongo que porque fue el primer acercamiento a la literatura seria, de mayores, sin caramelos de menta, ni zoos de Pitus, ni narices de Moritz de turno, tan infantiles para alguien que tenía prisa por dejar de ser crío y entender los libros que los adultos decían que no los leyera, porque me iba a aburrir.

    Me tengo que comprar una biblia.

    ResponderEliminar
  2. para los trabajadores somos chupones, para los ancianos irresponsables, para los ricos, basura,

    y para mis padres soy una mierda,

    ResponderEliminar
  3. Asustao... lo último, siempre ha sido así. No crea que es el primero.

    Puestos a ser reactivo, amado náugrafo, reivindique su masculinidad. Defínase como "un caballero". Es casi tan peligroso como ser gentil.

    ResponderEliminar
  4. Oye asustao, tú no eres una mierda, y lo digo sin maternalismos. Lo digo porque te dije que eras el más inteligente cuando te metamorfoseas...Y lo que escribiste el otro día sobre tus pelis de disney, estupendísimo.

    Además una cosa es portarse a veces como un " "
    lo que sea, que ahí estamos todos, y otra serlo....

    ResponderEliminar

Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs