19.1.09

Pedrojota, el pirata

Iba a titular Pedrojota, el cuco, pero me ha parecido que me quedaba corto. Su última actuación con la Soraya ha sido de piratería vil; ni John Silver el Largo actuaría con tal falta de ética. Hasta los piratas tienen un código (no sé cuál), mientras que neo William R. Hearts con tirantes tan sólo conoce el suyo. Está el Código Da Vinci, el Código Rojo y el Código Jota, que ha vuelto a emplearse en un nuevo capitulismo de periodismo trampa.

No me enteré del escándalo de lo de la Sáenz de Santamaría hasta ayer. El jueves fui a comprar El Mundo, por El Cultural, y me dijeron que ahora El Cultural cae los viernes. Así que opté por no colaborar con el amarillismo pedrojotil, pero me perdí una de esas portadas de las que generan controversia y de la buena. Soraya Sáenz de Santamaría en plan sessi, sobre el carro de las maletas de un hotel, en una foto que debió de hacerse con gran angular, porque el pie le mide tanto como la espalda, aunque está atraztiva. Me cuenta ahora Latinajo que la comidilla en la redacción donde trabaja es una respuesta desafortunada que tuvo en la entrevista: "Lo que me enamoró de mi marido fue su retranca". Se refería a su sentido del humor, y no a una supuesta dimensión hiperbólica del falo marital.

Porque, como todos ya sabréis, la sesión fotográfica se pactó para el Magazine, para el domingo. Para el suplemento dominical, conocido también como colorín por su manga ancha para temas frivolones, visuales y hasta tontilocos. Así lo confirmaron fuentes del PP, que saldría el domingo. Pero Pedrojota, el pirata, decidió que publicaría en primera página la foto, un día tan de labor como el jueves, rompiendo el pacto de caballerosidad y de ética periodística más básico. Muy español todo.

Porque la foto pues, mire usshhté, no sé yo si es oportuna, sexista, frívola, anticuada, femenina, liberadora o manierista, porque ésto da para torrentes de declaraciones mil. Sí este fuera un país maduro, no habría pasado nada y la gente habria dicho: "Ah, pues mira, qué graciosa". Pero Pedrojota sabe en qué terreno se mueve, en Caína, el país de la risotada, del desprecio a quien se arriesga, de la envidia atávica y de la zancadilla a quien abre un nuevo camino. Así que publicó en jueves la foto, en primera plana, originando todo un manantial de comentarios, de publicidad para su periódico y, sobre todo, de malestar y sensación de ridículo en el seno del PP que capitanea Rajoy, con intención de tocar hasta hundir.

Y hasta que no lo consiga, no parará. Los votantes del PP, futuros o potenciales, no deberían dejarse embaucar por estas prácticas pirateriles de este político frustrado de voz aflautada que tan poca gracia nos hace a algunos.

La foto de la discordia: aquí.
Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

Secciones

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs