Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

El Biarritz que no era Biarritz

Victor Hugo, leo en Los senderos del mar, de María Belmonte, llegó a un Biarritz que aún era Biarritz, un Biarritz que no hemos conocido y que, si ya nos gusta el Biarritz actual, no quiero ni imaginar cómo nos gustaría aquel Biarritz que, según Victor Hugo, corría el riesgo de dejar de ser Biarritz. Como nos pasa a muchos que vivimos en Lavapiés, que tememos que el Lavapiés que hemos conocido se convierta en otro Lavapiés. Pero, ¿ha habido algún Lavapiés no mutable? ¿Qué tiene que ver el Lavapiés del que salieron, calle del Olivar, los distintos gremios navajas de Albacete en mano para cargarse a cuanto francés les saliera al paso la mañana del 2 de mayo de 1808 con el Lavapiés actual? No podemos detener la metamorfosis de nuestros lugares. O quizá sí. Yo qué sé.

«Pronto Biarritz pondrá rampas a sus dunas, escaleras a sus precipicios, kioscos sus rocas, bancos en sus grutas y pantalones a sus bañistas. Entonces Biarritz no será Biarritz», dijo VH.

Esa cosa aseptificante de precintar …

Entradas más recientes

El tiempo puro

Agua de Seltz

Los hermanos Vivaldi

Zona de confort

El escritor

No leer

Ansiedad positiva

Semana

Túnez

Sueño