2.9.14

2S

A partir de 1950 se empezó a fastidiar todo, se queja Julio Caro Baroja en sus memorias ('Los Baroja'). Llegó el imperio del plástico, de la fabricación barata en serie, del turismo cutrongo, de la democratización de la fealdad. Veo una foto de Santa Clara, Cuba, a finales de 1950 y pienso en que quizá la verdadera revolución que quisieron llevar a cabo los hermanos Castro fue la de detener el tiempo. La de impedir que el futuro se impusiera, con su derroche de vulgaridad con chancletas. Escondían una utopía detrás de la utopía, y no sabría decir en cuál de las dos se triunfó o fracasó más.


Santa Clara, finales de los cincuenta. Vía #CubaArchivo




1.9.14

1S

Aquel verano de locutor radiofónico en prácticas y sentir un punto de soberbia que ahora me parece un rasgo interesante en la forja de la personalidad: Qué le debía yo al Real Madrid, o al señor Fernando Alonso, o a los pueblos en conflicto de Oriente Medio, para estar radiando sus últimas vicisitudes. Sentí alivio cuando no me renovaron el contrato y pude dedicarme a mis asuntos.
Instagram

Archivo del blog

Google+

Sígueme en FB

El náuGrafo

Sigue mis entradas por email

Naugrafianos

Colabora con este blog

HABANA 2009

HABANA 2009
YA A LA VENTA

el origen de todo esto, disponible aquí.

HAZTE ESCRITOR

Lista de blogs